Así ha sido nuestra experiencia tras volver al cine: ¿Son seguras las salas?

Luces y sombras de los protocolos de seguridad: geles hidroalcohólicos, mascarillas y distanciamiento

Vuelta cines experiencia coronavirus

Interior de un cine en Cracovia, Polonia, el 19 de junio de 2020 / ED vía Getty Images / Omar Marques

Los periodistas de cine hemos sido los primeros en estrenar las salas, testando en nuestra propia piel cuán seguro es meterse en una sala oscura rodeado de personas para disfrutar de una película. Echábamos de menos el ansiado crujir de las palomitas, los fotogramas sobre el proyector y la experiencia colectiva. Pero seamos sinceros: el miedo está, y el cuidado debe ser extremo para evitar posibles contagios. ¿Es seguro ir al cine?

Las mascarillas se han convertido en el pan nuestro de cada día. A ellas les acompañan los geles hidroalcohólicos. Nada más pasar por la entrada de los Cines Paz de Fuencarral nos recibió un botecito desinfectante con el que debemos lavarnos las manos. Ojo si no lo encuentras cuando vayas al cine, porque es fundamental. La Federación de Cines de España (FECE) lo incluye entre los requisitos indispensables para garantizar la seguridad de los espectadores (puedes leer el resto de pautas aquí).

El siguiente paso es encontrar tu sitio en la sala. Los críticos lo tenemos fácil, porque vamos cogiendo lugar según llegamos. Pero los espectadores tendrán que someterse a la organización de los cines, que decidirá dónde colocar a cada uno de sus clientes desde la compra de tickets online. Recordad que las salas están a la mitad de su aforo, por lo que parte de las butacas estarán desocupadas. Cumple las normas y no rompas la organización, vayas o no acompañado o en grupo.

Algunos cines, como los Renoir, dejan un espacio entre butaca y butaca, vayas o no con tu pareja. Cinesa, por ejemplo, da la opción a través de su compra online de sentarte con tu acompañante o solo, y deja dos butacas entre medias como separación obligatoria. Lo hacen todo a través de algoritmos web, así que podrás seleccionar tu butaca tranquilamente mientras compras la entrada online.

A nosotros nos recomendaron dejar un espacio de dos e incluso tres butacas entre crítico y crítico. Hubo debate sobre si debía llevarse la mascarilla o no en la sala. Primero nos dijeron que sí, pero después lo dejaron a nuestra elección porque los cines no obligarán a sus clientes a llevarla puesta a partir del viernes.

Creo que esto es un error. Los cines casi siempre tienen la climatización puesta, y por mucho que el movimiento del aire sea muy pequeño, hay riesgo de que las partículas de alguien infectado sean transportadas de un lado a otro de la sala. Varios estudios han probado que personas que estaban a 5 metros de un sujeto infectado en un espacio cerrado se han contagiado, y la explicación más lógica es por las corrientes de aire internas que transportan las partículas de un lado a otro. No es lo habitual, pero sí existe esa mínima posibilidad. Es muy recomendable llevar la mascarilla siempre. Y que no te la quites para hablar. Justo al revés. Parece obvio pero la gente lo olvida.

Yo me la dejé puesta durante todo el visionado. Es tedioso y molesto, pero la temperatura de los cines suele estar equilibrada y el calor no es problema. En el momento en el que dejas de pensar en ella, desaparece. Creo que es más sensato llevarla, porque te ahorras posibles sustos. También recomiendo llevar un botecito de gel hidroalcohólico contigo y dejarlo en el hueco para la bebida del reposabrazos. Si sientes la necesidad de rascarte y tienes miedo de haber tocado algo que no debías, puedes desinfectarte rápidamente y quedarte tranquilo o tranquila frotando un poco la mascarilla desde fuera. Después de tocarla te vuelves a lavar las manos con el gel hidroalcohólico y listo.

Ten cuidado también con los baños. Si puedes evitar usarlos, mejor. La vuelta a la "nueva normalidad" implica libertad de movimientos, y eso incluye los servicios. Salvo que sea de estricta necesidad utilizarlos, evítalos. Son un foco de gérmenes por mucho que estén desinfectados. Hay poco espacio, a veces se saturan y no se puede garantizar la ausencia de coronavirus.

Sobre la eterna pregunta de algunos usuarios: las palomitas. ¿Se podrán comprar o no? Sí, se pueden comer palomitas. Al fin y al cabo gran parte de los ingresos de los cines viene de la comida y bebida que venden a los clientes. Si eres de los que se va a quitar la mascarilla y zampar en la sala, cuida en extremo la limpieza de la manos, usa el gel hidroalcohólico (si lo puedes llevar contigo, mejor) y si te acuerdas ponte la mascarilla cuando dejes de comer. Es tedioso, pero puede protegerte.

Por tanto... ¿Es seguro ir a los cines? Depende de ti... y de los demás. Creo que cumpliendo todos los protocolos de seguridad (mascarilla, desinfectantes, separación) puedes ir al cine a ver una película sin riesgo de contagio. Recuerda que cumplir todas las normativas de seguridad es fundamental para poder sacar adelante la industria y evitar los contagios de otras personas. Tengamos cabeza, seamos sensatos y arrimemos el hombro entre todos para engrasar el engranaje de la industria y cuidar de los demás.

Y recuerda: si vas al cine acuérdate de poner el hashtag #YoVoyAlCine.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?