Rihanna se avergüenza de uno de sus vestidos más espectaculares de la Gala MET

La cantante asegura que se sintió "como una payasa" en la ceremonia del año 2015

Rihanna

Rihanna se arrepiente de uno de sus vestidos de la Gala MET. / Getty Images / Mike Coppola/Getty Images

Rihanna es una de las más admiradas divas de nuestro tiempo y no solo por su música, cuyo nuevo y esperadísimo disco parece que no decepcionará pese a la pérdida de paciencia que está generando entre sus fans. Pero, más allá de sus canciones, RiRi es todo un ícono de la moda, terreno en el que cada vez destaca más y más con su propia firma de lencería y su marca de cosméticos.

La de Barbados siempre ha sido una de las artistas más deseadas y todo un referente de estilo, capaz de dejar sin palabras al mundo entero con sus looks. Pero si hay una fecha en la que Rihanna ha brillado con luz propia con sus outfits año tras año ha sido en la MET Gala, donde la hemos visto hasta caracterizada como el mismísimo Papa en versión femenina. Sin embargo, la cantante no opina lo mismo sobre todos sus vestidos.

Hay que remontarse a la edición del año 2015 de esta excéntrica gala para descubrir el vestido que más ha avergonzado a Rihanna a lo largo de todas sus apariciones públicas. Tanto, que ella misma ha admitido que se sintió "como una payasa" llevándolo, aunque fue catalogado como uno de los más acertados de la noche y, aún a día de hoy, uno de sus modelitos más memorables. Pero, por si la memoria te falla, te recordamos el icónico vestido amarillo diseñado por Guo Pei que la artista lució para un evento que tenía por temática China a través del cristal.

Rihanna en la MET Gala 2015. / Getty Images / Mike Coppola/Getty Images

Pues bien, cinco años más tarde y en una entrevista para Access Hollywood, Rihanna ha desvelado que se sintió totalmente insegura y que estaba segura de que todos se reirían de ella porque "era demasiado". Ante la mirada atónita de su entrevistador, la cantante contaba: "Recuerdo que me aterraba salir del coche". Algo que jamás nos hubiéramos podido llegar a imaginar.

Bien es cierto que en su momento el vestido no solo pasó a la historia por ser uno de los más espectaculares de la MET Gala, sino también por la enorme cantidad de memes que protagonizó y que convirtieron el vestido de Rihanna en una tortilla de patatas o en una pizza, entre otros. Aunque tampoco faltaron las comparaciones con la protagonista de La Bella y La Bestia.

Una anécdota cuanto menos curiosa que deja en evidencia que nadie está libre de sentir inseguridades alguna vez en la vida. ¡Aunque seas la mismísima Rihanna!


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?