Javier Fesser y sus ‘Historias Lamentables’: “Reírse es una cosa muy seria”

El director de 'Campeones', que arrasó en la taquilla española en 2018 y fue seleccionada para competir en los Óscar, nos habla de su nuevo proyecto para Amazon

Javier Fesser Historias Lamentables

El cineasta español Javier Fesser posa durante la 66 edición del Festival de San Sebastián, donde presentó su película 'Campeones', en septiembre de 2018 / AFP vía Getty Images / Ander Gillenea

Cuatro historias descabelladas que se acaban interconectando. Personajes excéntricos que son llevados al límite después de verse mezclados en situaciones disparatadas. Javier Fesser vuelve a la comedia después del éxito de Campeones (2018), la película más exitosa del año, y apuesta por un cine mucho más rocambolesco, heredero de la picaresca y el feísmo, donde cuatro historias, todas ellas autodenominadas "lamentables", llevan a un grupo de personajes a luchar contra viento y marea por sobrevivir a la desgracia.

Todo, por supuesto, adornado con las pinceladas del humor más desternillante y surrealista que se recuerda en la carrera de este cineasta, quien en 2018 arrasó en la taquilla española, triunfó en los Goya y estuvo a punto de acabar en los Óscar. Hablamos de Historias lamentables, la nueva película de Fesser para Amazon Studios. El cineasta cuenta a LOS40 de primera mano de dónde viene este mosaico de ideas disparatadas y personajes extremos:

¿Cuál ha sido la chispa de arranque de Historias lamentables?

La chispa de arranque es un guion del año 88, el primero que escribí en mi vida. Ya se titulaba Historias lamentables y era una colección de historias independientes pero interconectadas entre sí. Este guion quedó olvidado y cuando lo encontré en una mudanza me pasaron dos cosas: primero, que lo leí y pensé, 'qué guion tan malo, lógicamente no tenía ni idea de escribir una historia para cine' (risas). Pero, por otro lado, estaba lleno de una inocencia y de un humor surrealista que me encanta; unos ingredientes que con la experiencia se van perdiendo. Lo resumiría en no tener miedo a meter la pata y a equivocarte, porque con 22 años todo es posible. Las historias han sido escritas de nuevo por Claro García y por mí pero mantienen ese espíritu y esa filosofía e ingenuidad de las originales.

¿Se inspiraban estas Historias lamentables originales en anécdotas o hechos reales que conocieras de primera mano?

Provienen de la vida misma, de donde llegan todas las historias. Cuando estás atento a la vida pasan por delante de ti películas alucinantes. Hay una historia detrás de cada persona, de cada frase, cada objeto y situación. Pero creo que las historias nuevas que hemos escrito Claro García y yo beben todavía más de la realidad que aquellas otras. Aquí los personajes, aunque la películas los lleva al límite y se den situaciones muy realistas y extremas, no dejan de traspasar la línea de lo creíble ni aquella en la que empatizas con ellos, a veces de forma sangrante.

¿Cúal de estas cuatro historias es tu favorita? O a la que más mimo le has puesto porque te evoca algo especial, quizás la más pura de todas...

Me resulta muy difícil hacer esa elección porque no tengo una favorita, pero esto es así porque no las entiendo como historias separadas. Es como 13 Rue del Percebe, donde hay varias casas donde están ocurriendo cosas a la vez pero ninguna de por sí tiene el sentido total si no está acompañada del resto. En las diferentes secuencias de una película todos los personajes de las historias pertenecen a la misma tribu, al mismo tebeo, y se apoyan en las otras y tienen sentido dentro de su conjunto.

La película sigue esa máxima de “cuanto más sufren los personajes más disfruta el espectador”. Todos son muy peculiares, bastante excéntricos a su manera… ¿Están diseñados para caernos bien o para caernos un poquito mal desde el principio?

Están diseñados para caernos bien y por eso creo que al margen de hacernos reír la película también tiene su parte de ternura y emoción, que yo creo que es donde está la identificación. Cuando alguien lo pasa francamente mal y tú te estás riendo de eso, la experiencia es mucho más interesante cuando te pones en su piel. Te ríes, pero dices, 'menos mal que no me está ocurriendo a mí'. Y luego cuando la película se porta bien con los personajes es porque los quiere por mucho que la vida los putee. Entonces te sientes bien.

¿Podremos extraer alguna moraleja de estas historias lamentables? ¿Qué podemos aprender de estos personajes, en conjunto?

Los personajes son un espejo que nos refleja y hace un retrato de nosotros mismos bastante preciso. Estas historias lamentables nos pasan a todos, hay cosas de las que nos avergonzamos o nos cuesta mucho contar porque parece que no nos dejan en muy buen lugar; todo eso nos ocurre constantemente. La película nos viene a decir que sería mucho más sano no esconder estas cosas y compartirlas. Riéndonos de lo que le pasa al otro y dejando al otro que se ría de lo que te pasa a ti se aprende bastante y, sobre todo, se le quita tragedia a la vida.

Los nuevos hábitos de consumo pasan por el auge de las plataformas en streaming, especialmente ahora que estamos semi-encerrados por la pandemia. Historias lamentables se va a estrenar en plataformas. ¿Cómo vives este cambio de convertirte en el director que ha hecho la película más taquillera de 2018 y ahora se pasa al streaming?

Yo lo vivo muy ilusionado porque es un camino nuevo que no tenemos ni idea de a dónde nos va a llevar, pero estoy seguro que a un lugar que nos va a gustar mucho. Estamos explorando este nuevo lugar e invirtiendo el orden de las ventanas de estreno. Lo importante es que Amazon Prime Video nos da la oportunidad de poner a disposición de sus suscriptores Historias lamentables, y además seguimos trabajando para que dentro de seis meses la podamos colocar en las pantallas de cine. Estoy convencido de que ambas cosas no son solo complementarias sino elementos que se pueden potenciar mutuamente. Me parece que el camino que vamos a recorrer va a terminar con resultados muy buenos para todos. También he de añadir la emoción que nos provoca a todos que la película se vaya a estrenar simultáneamente en todo el mundo, algo completamente nuevo para nosotros. Yo lo que debo trabajar es que las historias sean atractivas para el público y hagan reír o llorar, sean interesantes, emocionen y encuentren un lugar para ser consumidas. Mi trabajo fundamental es la fabricación de historias.

¿Has sentido mayor libertad creativa o has tenido presiones desde arriba?

He sentido que hemos tenido a nuestro lado un socio que desde el primer momento ha creído en la película. La injerencia en la parte creativa ha sido cero. Si apostaron en un primer momento por Historias lamentables es porque el planteamiento les parecía correcto. En ese sentido no puedo estar más contento del esfuerzo que están haciendo para colocarla en el lugar que se merece.

¿Qué representa para ti la comedia? Me refiero… a nivel personal, ¿crees que es más fácil contar historias, mandar mensajes, extraer moralejas, a través del humor? ¿Qué hace que un cineasta se vuelque más en las risas que en el drama?

Todo se complementa y tiene que convivir. Creo a ciegas que el humor es una herramienta para unir y contar grandísimas verdades y entender grandísimas tragedias. Las películas que manejan el humor incluyen muchas tonalidades, como la vida misma, y reírnos es el objetivo final de todos nosotros. Creo que reírse es algo muy serio: reírse mucho, de verdad, y sentirse a gusto haciéndolo. Eso significa que estás bien contigo mismo y con los demás, que estás receptivo, generoso y que te encuentras bien. Cuando hablamos de la felicidad y de otras entelequias en realidad estamos hablando de reírnos. Personalmente, cuando hay un día en el que me río de algo, pero reírme de verdad, me acuesto satisfecho porque ese día ha merecido la pena.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?