Paul McCartney vuelve a ser el “granjero que toca la guitarra” en ‘McCartney III’

El músico británico vuelve a ese sonido pastoral y rústico de su debut en solitario, el que se cumplen ya 50 años

Paul McCartney vuelve a ser el “granjero que toca la guitarra” en ‘McCartney III’

Sir Paul McCartney, durante un concierto en 2017. / KAMIL KRZACZYNSKI/AFP via Getty Images

Si algo bueno ha traído la cuarentena que todo el planeta hemos vivido durante meses es el estallido de creatividad que muchos artistas han experimentado durante la misma. Nada parecía indicar que podríamos escuchar un nuevo disco en solitario de Paul McCartney, pero ya está disponible la última parte de la trilogía que comenzó hace ya medio siglo.

McCartney III continúa con su tradición de discos solistas caseros, y continúa con esa tendencia iniciada por su debut acústico de 1970 y esa otra rareza del synth-pop de 1980, McCartney II. De nuevo nos encontramos con la imagen más experimentadora del exbeatle, el que disfruta como en la época más ecléctica de los Beatles, en la que pudimos disfrutar de las joyas más raras del cuarteto de Liverpool. El músico ha estado encerrado, como todos nosotros, y ha aprovechado la cuarentena en la granja de su hija, con sus nietos, tocando la guitarra acústica bajo el sol del verano inglés, para sacar adelante este último álbum. En él, uno de los más cálidos que la cuarentena nos ha dejado, Paul McCartney se rinde al folklore.

Escrito, interpretado y producido por el mismo, MacCartney cierra con este álbum una trilogía que comenzó en 1970. En aquella época, uno de sus compañeros en la banda Wings, lo llamó “simplemente un granjero que toca la guitarra”, y es justo ese es el carácter con el que le escuchamos ahora. Nunca había sonado tan rústico como en sus primeros tiempos en solitario, cuando cantaba sobre el campo en Mary's Got a Little Lamb o Junior’s Farm. El músico sabe que su punto fuerte es el acústico cuando está solo, y lo hace igual con una sugerente guitarra flok en Long Tailed Winter Bird o con una balada rockera como Women and Wives.

Exhibe Paul un gran toque minimalista en todo el disco. Incluye un amor pastoral y no se olvida, para terminar, de la dura vida de la granja cuando llega el frío en When Winter Comes. Un retrato de la cotidianidad más sencilla de la vida del granjero, pero también de lo doméstico de la tercera edad, con un canto más que personal al paso del tiempo y la tranquilidad en la que el exbeatle se encuentra inmersa.

Paul McCartney vuelve a ser ese “granjero que toca la guitarra” en ‘McCartney III’

McCartney no ha dejado de escribir canciones en los últimos años. La cuarentena solo ha sido un momento extra para terminar bocetos, fragmentos y letras ya concebidas previamente. Han pasado dos años desde que publicó Egypt Station, uno de sus mejores discos en solitario, y uno de los que han pasado a la historia como uno de sus clásicos. De hecho, consiguió llegar al número 1 en ventas desde Tug of War en 1982, dejando un récord como el tiempo más largo entre estos dos hits.

No hemos perdido el rastro del exbeatle en los últimos meses. Ha participado en las ediciones virtuales de algunos festivales y se ha mantenido muy activo en sus redes sociales. Además, lanzó una reedición muy especial de Flaming Pie por su aniversario. En una entrevista concedida este verano a GQ, McCartney confirmó que estaba trabajando durante la cuarentena, pero no sabíamos que desembocaría en un disco. "He sido capaz de escribir y meterme en la música, empezando y terminando canciones. Me ha dado tiempo de terminar algunas canciones que no había encontrado tiempo de terminar", dijo el legendario músico, sin dar más detalles.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad