La historia de acoso que inspiró a Blondie para componer ‘One way or another’

Es una de las canciones más legendarias de la banda de Debbie Harry, pero su historia es más es más oscura de lo que parece

La historia de acoso que inspiró a Blondie para componer ‘One way or another’

Blondie, en 1977: Chris Stein, Jimmy Destri, Debbie Harry, Gary Valentine y Clem Burke. / Suzan Carson/Michael Ochs Archives/Getty Images

Es una de las canciones más conocidas e importantes en la trayectoria de Blondie. Hemos escuchado One way or another en muchísimas ocasiones, en fiestas, en reuniones, en nuestras playlists, en la radio... Sin embargo, hay que reconocer algo: si nos paramos a pensar en la letra de la canción, no es fácil descubrir qué quiere decir.

Si nos retrotraemos a 1978, la banda de Debbie Harry, Chris Stein, Clem Burke ya era una de las más influyentes del panorama musical de la época. Desde su nacimiento, cuatro años antes, se convirtieron rápidamente en una de las piezas imprescindibles para entender la corriente new wave y el punk, que nació en Estados Unidos y ayudaron a extenderlo por el resto del mundo. Ya habían publicado dos discos, Blondie (1976) y Plastic Letters (1977), pero estallaron definitivamente un año después con el lanzamiento del gran álbum de su carrera, al menos hasta entonces, Parallel Lines.

Es en este álbum en el que encontramos algunos de los éxitos más importantes de su trayectoria, y les abrió la puerta a tocar en el legendario Studio 54. Aquí apareció por primera vez Heart of Glass o One way or another, ese tema del que vamos a intentar descubrir su significado. A pesar de ser una de las canciones con más ritmo de la banda, de esas que nos hacen pensar inevitablemente en una pista de baile, la verdadera historia en la que está basada es más oscura de lo que parece.

La historia de acoso que inspiró a Blondie para componer ‘One way or another’

Fue la propia Debbie Harry la que contó la verdadera inspiración de One Way or Another en una entrevista para la revista Entertainment Weekly. Ella misma contó que se basó en una experiencia personal, y aunque la letra suena divertida, tiene un mensaje oculto. La canción habla de un acosador, un hombre que la seguía y que la marcó durante toda una época. "En realidad me acosó un loco, así que surgió de un acontecimiento personal no muy agradable. Intenté inyectarle un poco de ligereza para que fuera más desenfadada. Era un mecanismo de supervivencia", dijo la artista. De hecho, solo hay que leer la letra para darnos cuenta de algunas frases que apuntarían directamente al tema: "Paso conduciendo al lado de tu casa, y si están todas las luces bajas, miraré a ver quién anda por ahí".

Después de obtener el título y la idea del tema durante un ensayo, lanzaron la canción como el último sencillo de Parallel Lines, y consiguió entrar en las listas de popularidad desde el primer momento. Desde entonces, ha entrado además a formar parte de la cultura popular a través de las décadas, y la hemos escuchado en muchas y muy variadas películas como El bar Coyote o series como Veronica Mars.

Ya han pasado más de cuatro décadas, pero siempre conviene pensar ir más allá de la frescura de la canción de Blondie y sumergirnos en el significado de sus letras. Sobre todo, teniendo en cuenta la capacidad de Debbie Harry para transformar en una canción que pasó a la historia una vivencia tan desagradable como la que sufrió en su propia piel.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?