Emma García se posiciona en el desencuentro entre Carmen Borrego y Terelu Campos

Borrego se enfrenta a las palabras de su hermana y su sobrina, dolidas con su exclusiva

La familia Campos

La familia Campos, un culebrón constante. / Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images

La vida de las Campos se ha convertido en un auténtico culebrón que tiene sus picos de estrés cuando alguna de ellas decide conceder alguna exclusiva. Y en esta ocasión, lo ha hecho Carmen Borrego que ha asegurado que en los platós no se siente del todo cómoda con su hermana y su sobrina.

Viva la vida ha tratado el tema este fin de semana y todas las implicadas han podido expresarse, aunque no parece que hayan llegado a ningún acuerdo en su manera de pensar. Terelu Campos no ha dudado en contestar las palabras de su hermana.

Yo no me siento libre de decir lo que quiera, lo que digo se tergiversa. Eso ha hecho que me haya ido descafeinando en los platós, por miedo. Me gustaría volver a ser yo, pero hay algo que me para. Todo lo que hago va contra mi familia. ¿Quién soy yo para despertar a todos contra mi hermana, de mi sobrina o de mi madre? Debe ser que caigo mal, a Terelu no le ha caído lo que me ha caído a mí, parece que la única que no puede dar una entrevista soy yo. Es como que: ¿Quién soy yo para hacer una portada? Soy lo mismo que las demás”, se expresaba Borrego en una revista.

La ahora colaboradora ha reconocido no sentirse apoyada por su familia en los platós: “Públicamente me he sentido sola, pero a lo mejor también las he dejado solas a ellas. Siempre he defendido a mi hermana y a mi madre. Si me ha parecido que han hecho mal alguna cosa, lo he dicho. A veces hay que dar un paso adelante porque es tu hermana. No le tengo que pedir que me defienda, tiene que salir de ella. Me siento más incómoda cuando Terelu está en un plató que cuando estoy sola”.

Terelu fue la primera en comentar estas palabras. “Yo cuando veo la entrevista, me molesto y voy a hablar con ella. Le manifiesto mi dolor fundamentalmente por no entender que diga que yo no la defiendo. Muchas veces el silencio es la mejor de las defensas y siento mucho que no lo haya entendido así. Si no me entiende que yo la estoy defendiendo, pues lo siento, porque yo sé que la estoy defendiendo y en el fondo yo sé que ella sabe, en el fondo, que yo nunca dejaría que la tocaran, nunca. Y creo que si hay alguien que ha demostrado eso en un plató es esta imbécil que está aquí”, señalaba dejando claro que la única que ha abandonado un programa ha sido ella.

El turno de la sobrina

Al día siguiente era su hija, Alejandra Rubio, la que se enfrentaba a su tía. “Es una tarde para intentar aclarar muchas cosas. Las cosas cuando se dicen, siempre se dicen por algo, pero no todo lo que se dice tiene que ser malo. Yo creo que es buen momento para que la gente me escuche. Creo que esta tarde tengo que matizar algunas cosas que creo que no se han entendido. Vengo super dispuesta a eso y, sobre todo, muy tranquila”, comenzaba diciendo Borrego ante su encuentro con su sobrina.

"Me han sorprendido las palabras de mi tía, no me esperaba que fuera a mencionarme en ningún momento, me ha sentado mal y ella lo sabe, pero tampoco se hace un drama de esto”, empezaba diciendo Alejandra. “Ella sabe que no me ha gustado porque llamé a mi madre enfadada y mi madre le dijo seguramente que no me sentó bien y por eso ella me escribió”, explicaba cuando su tía le echó en cara que le había escrito esos días y no le había mostrado su descontento en privado.

“No todo se dice para hacer daño, cuando se habla de sentimientos, son muy subjetivos, cada uno se siente, en un momento dado, de una manera u otra”, intentaba explicar Borrego sobre sus palabras.

No me lo esperaba y me parece algo innecesario sabiendo cómo soy”, añadía Alejandra. Y es que para ella no fue fácil leer las palabras de su tía: “Con mi sobrina Alejandra también hay veces que me he sentido dolida. Alejandra no es superior a mí profesionalmente. Hay veces que está diciendo cosas delante de mí, me mira y le digo: ‘Adelante, si estás sentada ahí, es para eso’”.

No es lo único que dijo de ella: “Cuando me siento dolida por mi sobrina Alejandra me sienta mal, pero, ¿voy a ir contra una niña de 20 años? Decir lo que opinas no es faltar al respeto. ¿Qué me lo podría haber dicho en privado? Sí”.

"Puedo entender que se haya sentido mal por cómo me comporto a veces, pero las cosas se hablan en privado, no públicamente”, respondía su sobrina, “y que diga que es mejor que yo profesionalmente es evidente, no ha descubierto nada nuevo".

Emma García explota

Así empezaba un enfrentamiento que puso a Carmen sobre las cuerdas que vivió momentos muy tensos cuando tuvo que enfrentarse a las preguntas del resto de colaboradores. Emma García también acabó posicionándose y le echó en cara lo injusta que había sido con su hermana.

Finalmente, y después de ver cómo reaccionaba Borrego a lo largo del programa, Emma terminó siendo muy clara: “Qué mal llevas cuando no estamos de acuerdo contigo. No te hagas la víctima, llega un momento que es que me toca las narices".

Tiene pinta de que la cosa  no termina aquí.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?