El jacuzzi de ‘La isla de las tentaciones’ sube la temperatura con Manuel, Fiama, Jesús y Stefany

Felices los 4, pero con pullitas de un lado a otro

Fiama y Manuel

Fiama y Manuel no pueden dejar de besarse. / Imagen de 'La isla de las tentaciones 3'

Parece que las únicas con algo que decir a los chicos no son solo las novias de Villa Montaña. En La isla de las tentaciones 3, los celos fluyen entre las chicas de Villa Playa y todo por Manuel, el Maluma de Cádiz que la tiene bien liada.

No tardó en fijarse en Stefany con la que estuvo roneando un tiempo, hasta que llegó Fiama que le robó todas las miradas. Pero, claro, a veces es difícil decidir y probó con las dos en la misma noche. En la que no debía pensar era en Lucía.

Lo hizo al día siguiente pero ya era tarde. Y mientras la relación de Manuel y Fiama parece empezar a tomar forma, la que queda descolgada es Stefany que ha decidido buscar otra alternativa. Ha encontrado una opción en Jesús. Y sí, ya ha habido besos entre ellos.

Imágenes inéditas

En El Debate pudimos ver imágenes inéditas del encuentro de los cuatro en el jacuzzi. Ocurrió después de que Jesús y Stefany se morrearan por primera vez en el sofá. Fiama alucinó y no dudó en expresar lo que sentía en voz alta.

"De verdad ayer me lías la de Dios con esa movida y ahora te lías con Jesús. Tú amiga Carla me dijo que estabas llorando arriba. Ayer te daban ataquitos de celos…”, decía Fiama mientras la otra soltera intentaba dejar claro que el sevillano también le había gustado desde el principio.

“Pero que está muy bien, tu fluye gordi. Es absurdo todo, es muy ridículo", añadía Fiama que aseguró que si no lo decía iba a explotar. Mientras, Jesús dejó bien claro que las bocas se callan con besos y siguió a lo suyo. “Está loca, pero yo no soy como ella, está loca”, aseguraba Stefany una vez se fue su rival. “¿Por qué me gustas tanto, tía?”, preguntaba Jesús.

Un jacuzzi lleno

Finalmente acabaron por ir los cuatro al jacuzzi y ahí Manuel y Fiama siguieron con su ataque a Stefany. “Me está viendo contigo y está envidiosa. No te lo he querido decir antes por no tener un problema, pero estaba de espaldas a ella y estaba haciendo como si le molestara que estuviese contigo. Tú estabas ahí en la esquina y me ha hecho algo con el pie", le contaba Manuel a su conquista.

"Lo que le molesta es que yo he conseguido en un día lo que ella no ha conseguido en una semana", respondía Fiama. Y toda esa conversación mientras se comían la boca sin parar. Y es que, lo que ya se conoce como ‘la noche de los besos’ dio mucho juego. No sólo entre las dos parejas tan intercambiables, también se sumaron Diego y Carla que, aunque a un ritmo más lento, también están comenzando algo. No hubo besos entre ellos en el jacuzzi, pero en la tumbona, la cosa cambió.

Está claro que la luz de la tentación se creó para no parar de sonar y está cumpliendo.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?