Bad Gyal confiesa en ‘Maestros de la costura’ que ha pasado por su época pija

Y se convierte en modelo para lucir un diseño hecho para ella por Alejandro Palomo

Bad Gyal

Bad Gyal visita 'Meestros de la costura 4'. / Foto cedida por RTVE

La cuarta entrega de Maestros de la costura 4 nos ha dado una de cal y otra de arena. Ancor ha sido expulsado contra todo pronóstico y para enfado de muchos tuiteros. Pero, si el trap ha acabado con su paso por el programa, nos ha dejado, por otro lado, la visita de una grande del género: Bad Gyal.

“Creo que ahora mismo, una auténtica revolución en el mundo musical y en el mundo de las redes sociales y de la moda. Ella es cantante, artista, DJ, productora y con una proyección internacional, de verdad, que quita el hipo”, decía Raquel Sánchez Silva para presentarla.

“Qué alegría verte en persona y comprobar que esa fuerza que se ve en redes sociales está aquí y no es de mentira”, añadía la presentadora antes de que Alejandro Palomo le preguntara por la importancia de la moda en su música.

El estilo de Bad Gyal

“Yo creo que es super importante, al menos para mí, disfruto demasiado preocupándome por mi imagen y me flipa, me flipa evolucionar, probar cosas nuevas y no tener miedo. Yo he pasado por de todo, por hippie, por más pija, tal cual, sé que hay mucha gente que no se lo espera, pero ahora mismo, la forma que me siento más cómoda es, sin miedo”, explicaba la cantante.

Estamos acostumbradas a ver a Bad Gyal en su pose artista, pero, los diseñadores quisieron saber si eso coincide con su estilo para el día a día. “Si yo me voy a tomar algo con mi pareja, con mis colegas yo me monto, porque yo soy así y me encanta salir montada, es como yo me siento bien. Pero sí es verdad que yo soy una persona super natural en mi día a día. Yo salgo por Barcelona, por mi barrio, y salgo con un chándal que me he pillado por el wallapop, unas gafas, un moño, unos aros, unas Jordan y salgo. Al final es eso, sin miedo y pensar que me adapto a cualquier situación y si un día no voy montadísima y tengo la cara hecha un Cristo, llevo mis aros que brillan, llevo mis uñas y llevo mis Jordan y voy marcando. El miedo a probar es un enemigo”, confesaba.

Los tres concursantes que se enfrentaban en la prueba de expulsión andaban un poco perdidos con el género. “Es una especie de chonismo deluxe”, aseguraba Javier. La cara de Ancor, por otro lado, era un poema. Yelimar aseguraba que tenía que haber escuchado a su hermano adolescente para estar más puesta en el tema.

Alejandro Palomo se pone manos a la obra

El que sí estaba totalmente integrado era Alejandro Palomo que se sumó a la prueba y realizó su propio dos piezas para Bad Gyal. “Los urbanos nos matamos por llevar algo de él”, aseguraba la cantante.

“Yo no es que diseñe directamente para el mundo del trap pero sí es verdad que he terminado vistiendo a C. Tangana, La Zowi, Rosalía, Nathy Peluso, Bad Gyal, a todas ellas que realmente hacen trap, pero sin yo pensar que estaba haciendo algo de moda trapera. Al revés ellos vienen y adaptan mi estilo a su estilo”, explicaba el diseñador.

Una vez acabada la prueba Palomo le pidió a Bad Gyal que se probara su creación. “¿Cómo no me lo voy a probar?... si dice mi nombre, me está llamando”, expresaba ella. Y una vez puesto no dudó en reafirmarse: “Yo ya decía que tenía mi nombre y me lo pongo y aún me llama más”.

Después de probárselo y antes de irse, la cantante no dudó en hacer un poco de twerking como despedida.

Sin duda, una visita que a algunos les costará olvidar.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?