Lola tras la hoguera de confrontación en ‘La isla de las tentaciones’: “Se está ganando su propia serie turca”

Incompresible reacción tras anunciar que le iba a demostrar a Diego lo mucho que le quiere

Diego y Lola

Diego y Lola, una pareja rota. / Imagen cedida por Mediaset

En el último programa de La isla de las tentaciones pudimos ver la hoguera de confrontación de Diego y Lola. La había pedido él tras ver a su chica arrepentida tras su coqueteo máximo con Simone. Pero qué lejos queda el italiano. Lola acudió a la hoguera para decirle a su chico que había hecho cosas peores.

Las vieron juntos. El juego bajo las sábanas de la leonesa con Carlos dejó helado a un Diego que no daba crédito a lo que estaba viendo. Ella no paraba de llorar y decir que no sabía por qué había hecho todas esas cosas. No dejaba de repetir lo mucho que quería a Diego y que quería recuperar su relación.

Finalmente, ambos optaron por volver a sus villas y ver qué es lo que pasaba. "Prefiero continuar en la Villa para demostrarle que le quiero y que sigo enamorada de él", explicaba Lola sobre su decisión. Pero claro, hay demostraciones un poco difíciles de entender.

De vuelta a las villas

Su primera reacción tras volver a Villa Montaña fue acercarse mucho más a Carlos y la cosa se desmadró el día de su cumpleaños. Hubo fiesta y llegó el primer beso entre ellos. “Esencia leonesa”, aseguraba ella tras el morreo.

Pero ahí no quedó la cosa. Está claro que de perdidos al río y el movimiento de sábanas en la cama que compartieron Lola y Carlos nos dejaron intuir que sus juegos habían subido de intensidad. “He celebrado mi cumpleaños por todo lo alto”, llegó a decir.

Y claro, faltó tiempo para que le pusieran las imágenes de Diego en la siguiente hoguera. "Por un lado quiero arreglar las cosas con ella y ser yo el que la perdone. Pero también tengo en mente todas las imágenes que he visto. No me hace gracia que haya estado con Simone y ahora con Carlos. Por otro lado, estoy con un debate interno. Me gustaría estar bien con ella, pero tengo otras cosas en mente que me dicen que no", decía antes de ver nada.

Incredulidad ante las imágenes

Luego le tocó ver el tonteo de su chica de nuevo con Carlos. “La verdad no entiendo nada. No sé qué tipo de producto le echan a esa piscina porque parece que cada vez que entra alguien se le va la cabeza”, decía Diego, “no me esperaba para nada verla así".

La decepción de Diego era más que evidente. "No me explico que haga eso pero que puede hacer lo que quiera. Yo no me imaginaba ver esto, pero estoy muy agradecido de verlo. Al final llego a La isla de las tentaciones, veo que la persona con la que estaba no vale un duro para mí y aparte me llevo el cambio personal que consigo yo aquí de mí mismo", aseguraba.

Todavía le quedaba por ver el encuentro sexual de su chica. “Ella no me preocupa porque no se lo merece. Ha llegado a un punto extremo al que no voy a llegar yo aquí. Yo por mucho que esté bien con Carla no voy a hacer eso porque es una falta de respeto. Me parece increíble", terminaba diciendo dando por rota su relación. Parece que aquí ya no hay vuelta atrás ni más perdón que valga.

Lo cierto es que ni en la villa de los chicos ni en la de las chicas entienden el comportamiento de Lola. Tampoco en redes donde ya aseguran que su historia bien podría ser el guion de una de esas series turcas tipo Mujer o Hija que tanto están triunfando en nuestro país y que están cargadas de drama.

Ahora nos queda ver si Diego no se deshice y marca límites en su relación con Carla o no.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?