La profética entrevista de Joaquín Luqui a Héroes del Silencio: “¿Qué os gustaría que se dijera de vosotros?”

Recuperamos algunos fragmentos de aquella entrevista premonitoria de hace 30 años

La profética entrevista de Joaquín Luqui a Héroes del Silencio: “¿Qué os gustaría que se dijera de vosotros?”

Héroes del Silencio, fotografiados en Munich en 1995. / Fryderyk Gabowicz/picture alliance via Getty Images

“Vamos a suponer que dentro de 25 años se habla de Héroes del Silencio, que seguís vivos, que sois leyenda, pero también actualidad. ¿Qué os gustaría que se dijera de vosotros?”. Hoy, esa suposición unida a la pregunta que Joaquín Luqui planteaba a Héroes del Silencio hace ¡30 años¡ en LOS40, cobra una especial relevancia. Porque hoy, el grupo es leyenda y también actualidad. Y porque sigue vivo. A lo largo de este mes de abril de 2021, los zaragozanos vuelven a ser actualidad por partida triple: a través de un libro (Héroes de leyenda), con un documental en Netflix (Héroes: Silencio y Rock & Roll) y con un nuevo álbum recopilatorio de 25 canciones.

Recuperamos algunos fragmentos de la entrevista que Joaquín Luqui realizó a Héroes del Silencio en 1991, y conocemos la respuesta de Bunbury a esa pregunta profética. Y todo esto cuando se conmemora el 33º aniversario del inicio de la primera gira del grupo. El 20 de Abril de 1988, Enrique Bunbury (voz), Juan Valdivia (guitarra), Joaquín Cardiel (bajo) y Pedro Andreu (batería) arrancaban en Tauste (Zaragoza) el tour El mar no cesa.

“Que nos recordaran como una gente que hacía buenas canciones”

Retrocedamos tres décadas. En 1991, Héroes del Silencio acababa de lanzar su segundo disco Senderos de traición (Diciembre de 1990) y sus tres primeros singles (Entre dos tierras, Maldito duende y Despertar) habían sido nº1 en Los 40 Principales. El álbum también se había convertido en su primer nº1 en España y había entrado en las listas de ventas de Alemania. Cuando aquel 18 de Junio de 1991, Enrique Bunbury y Joaquín Cardiel llegaron a los estudios de LOS40, el grupo estaba inmerso en una larga gira, el Tour Senda, con más de 150 conciertos por toda España.

Joaquín Luqui, con esa enorme capacidad de clarividencia que siempre le caracterizó, planteaba una pregunta premonitoria: El pasado, el presente y el futuro están aquí unidos en esta cita con Héroes del Silencio. Nos caen tan bien, son tan fenomenales, son tan importantes, tan principales... ¿Qué os gustaría que dijeran de vosotros?. Vamos a suponer que dentro de 25 años se habla de Héroes del Silencio, que seguís vivos, que sois leyenda pero también actualidad, ¿qué os gustaría que se dijera de vosotros? Bunbury: "Pues supongo que lo que más nos importaría sería que nos recordaran como una gente que hacía buenas canciones. Supongo que es lo que más nos importa. Por eso estamos dentro del mundo de la música". Luqui: “¿Que hacíais buenas canciones que ayudaban a vivir, que ayudaban a que la música estuviera más dentro de nuestra vida o sencillamente eso 'buenas canciones' con todo lo que significa eso? Bunbury: "Claro, es que ya cada uno tiene su recuerdo particular de una serie de canciones, un poco, es formar parte de la banda sonora de la película de cada personaje por ahí individual".

“Oye, por favor, ahora no quiero ser el cantante de Héroes del Silencio”

Pues sí. Héroes del Silencio son leyenda. Han trascendido por su música, por sus buenas canciones (como era el deseo de Bunbury) o por sus directos. No lo han hecho porque despertaran simpatía en el público o por su cercanía hacia sus fans o por su sentido del humor. Luqui se lo ‘reprochaba’ entonces: “La gente se acerca casi con temor porque piensa porque sois como un poco, no digo antipáticos, sino que vais a lo vuestro, a la música y que parece que no cuidáis tanto vuestra imagen”. Enrique Bunbury corroboraba lo complicado de su relación con el público y explicaba ese distanciamiento:

Es que es complicado la relación con el público. Ten en cuenta que nosotros no conocemos a nadie del público personalmente y ellos una relación con nosotros muchísimo más fuerte. Ellos son los que compran los discos, los que tienen posiblemente un poster en la habitación, los que conocen al grupo de verdad, Entonces es complicada esa relación que existe entre fan y grupo. Nosotros a veces estamos realmente cansados y nos gustaría cerrar la puerta del éxito y decir 'quiero ser famoso de 5 a 7 solo' y tener un poco de tiempo libre para mí y decir 'oye, por favor, ahora no quiero ser el cantante de Héroes del Silencio' quiero ser un tío que va por la calle a comprarse discos, normal y corriente. Entonces, es normal que haya momentos en los que digas 'oye, ya vale, déjame un momento para mí solo".

“Es muy fuerte lo que pasa ahí en un escenario”

Por encima de todo, lo más importante para Héroes del Silencio fueron siempre sus directos: “Es muy fuerte lo que pasa ahí en un escenario, entre el escenario y la gente. Es demasiada energía, creo yo que hay ahí. Pero en parte depende mucho del público y depende de ti. Hay conciertos que realmente no transmiten ningún tipo de energía, no me estoy refiriendo a conciertos nuestros, me refiero a conciertos de otros", decía Enrique Bunbury.

Esa energía que le ponían en los conciertos, esa conexión mágica con el público, estuvo presente ya desde su primera gira. Se llamó ‘El mar no cesa’ y arrancó el 20 de Abril de 1988 en Tauste (Zaragoza). En ese momento, el grupo no había lanzado todavía su primer LP, aunque sí había grabado un mini-LP llamado Héroe de leyenda (1987) que había multiplicado por seis las expectativas de su receloso sello discográfico. EMI les había puesto a prueba. Antes de publicar un álbum, había que comprobar si estos muchachos zaragozanos realmente funcionaban. Y vaya si funcionaron: vendió 30.000 copias, cifra inédita para un maxi debut.

Enrique Bunbury, en un concierto de Héroes en Berlín, en octubre de 1991. / Fryderyk Gabowicz/picture alliance via Getty Images

En esa primera gira de 150 conciertos por toda España, entre concierto y concierto, la banda encontró tiempo para grabar su álbum debut, El mar no cesa. Se publicó el 31 de octubre de 1988, seis meses después del arranque del tour, que concluiría en Ibiza el 21 de Enero de 1990.

Tocar mejor que hacer el amor con Miss Universo

A El mar no cesa (1988-1990) siguieron cinco giras más. Todas multitudinarias: Tour Senda (1991), Gira europea '92, El Camino del Exceso (1993-1994), Avalancha Tour (1995-1996) y 11 años después de su separación, Héroes del Silencio Tour 2007, su gira de despedida.

A riesgo de ‘resultar pesados’, el vocalista del grupo resaltaba ya en 1991: "Es que, aunque esté muy cansado, cuando te subes a un escenario, la cosa cambia. Nosotros lo hemos dicho ya tantas veces que parece que somos unos pesados, pero más importante es el directo. Nos gusta tanto estar encima de un escenario… siempre que salimos, salimos a darlo todo”.

Su compañero, Joaquín Cardiel, coincidía plenamente. E iba más allá… prefería tocar en un concierto que hacer el amor con Miss Universo. Así se lo contaba a Joaquín Luqui: "Yo estoy convencido de que por lo único que yo me levantaría de una cama si estuviera hecho una mierda sería para tocar (¿Para tocar en un concierto?). Sí. (¿Más que para hacer el amor con Miss Universo?). Sí, mucho más. (Así de rotundo. Así de rotundo).


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad