‘Malo’: Banda sonora de la violencia de género que nació de la rabia y del “encabronamiento” de Bebe

Fue el primer nº1 de Bebe en LOS40

‘Malo’: Banda sonora de la violencia de género que nació de la rabia y del “encabronamiento” de Bebe

Bebe en el festival 'Veranos de la Villa' en 2010 / Juan Naharro Gimenez (Getty Images)

En 2004, 72 mujeres fueron víctimas mortales de violencia de género en España (según datos del Ministerio de Igualdad). Ninguna ellas, había denunciado. Ese año negro tuvo como banda sonora un himno de Bebe, un estribillo omnipresente que incitaba a que se escuchara a todo volumen: “Malo, malo, malo eres/ No se daña a quien se quiere, no/ Tonto, tonto, tonto eres/ No te pienses mejor que las mujeres”. La propia artista contaba que, para componerlo, le bastó con “abrir los periódicos o escuchar el telediario”. Malo fue el primer nº1 de Bebe en LOS40. Mantuvo su liderazgo durante dos semanas no consecutivas, entre el 5 y el 25 de junio de 2004.

Malo es la canción con la que conocimos a Bebe, la que lanzó a la artista al estrellato. Formaba parte de su ópera prima, Pafuera telarañas (10/05/2004), junto a otras como Ella, Con mis manos o Siempre me quedará. Todas ellas producidas por Carlos Jean, cuyo trabajo calificó la propia Nieves Rebolledo de “mágico” o “precioso”. El músico gallego también participó en los coros junto al Sr. Rebolledo, que no era otro que el padre de la cantante, músico aficionado que se subía a cantar en los conciertos de su hija cuando venía Madrid.

“Encabroná, sí, bastante encabroná”

Aunque Malo se publicó en 2004, fue concebida en 2002, un año en el que la violencia machista era noticia un día sí y otro también, como sigue ocurriendo a día de hoy. “Yo estaba aterrada”, recuerda Bebe. En su entrevista promocional de Pafuera telarañas para M80 Radio, Bebe explicaba: "Malo salió hace dos años, en mi casa, me acuerdo perfectamente, en el campo. Encabroná, sí, bastante encabroná, porque fue además a raíz de una noticia. Salió todo, lo que es la música, todo estaba así. Lo tocaba con una guitarra solamente".

Hasta 2003 no empezaron a contabilizarse oficialmente las víctimas de violencia de género y doméstica en España. Desde entonces, son ya 1.098 las mujeres asesinadas. Pero la artista recuerda especialmente que en 2002 escuchaba “en el telediario” hasta tres casos de violencia de género “en el mismo día”.

“Ahora voy a ser yo la dueña de mi vida”

“Había una cosa que a mí me preocupaba al ponerme a currar... que era que se perdiera la letra. Sobre todo, en canciones como esta. Y eso lo hemos cuidado”, revelaba Bebe en la entrevista de mayo de 2004 para 'Lo + 40'. Su principal objetivo era que la gente entendiera el mensaje, que sirviera para algo, “que remueva algo, que la gente reaccione, que no pase desapercibido”.

La letra no se perdió, el mensaje quedó claro y removió; transmitió rabia, pero también luz al final del túnel: “Voy a volverme como el fuego/ Voy a quemar tu puño de acero/ Y del morao de mis mejillas/ Saldrá el valor pa cobrarme las heridas”. Así se lo contaba a Miguel Coll en LOS40: “No tienes más que abrir los periódicos, escuchar el telediario (ayer fue la última) y... joder, yo es que me pongo de muy mala leche con estos temas, entonces... eso es rabia, lo que hay ahí es rabia... prefiero que la gente no la cante como una canción de fiesta, sino una canción con rabia, pero procurando no dramatizar más el tema de lo que es. Por eso siempre pienso en 'mis mujeres', como yo digo, son mujeres que salen de las cenizas y dicen 'aquí estoy yo y me has hecho daño durante un tiempo, pero no voy a dejar, no, ahora voy a ser yo la dueña de mi vida. Que tenemos que serlo".

“Al ponerla fuerte acabas oyendo la letra”

Malo no es una canción autobiográfica: “yo no he sufrido malos tratos, pero lo veo, lo tengo ahí, y reflejo mi rabia”. Una rabia más que patente en ese estribillo que sale de las entrañas, de la ira (“Malo, malo, malo eres”) que incita a subir el volumen y a desgañitarse:

"Hombre, a mí me mola que haya gente que la ponga fuerte porque al final, al ponerla fuerte acabas oyendo la letra. Y eso, te acaba dando. Por lo menos, yo creo que la peña escucha la letra y la quiere poner fuerte porque le pesa la mala leche, el 'malo, malo, malo'".

“Más canciones tendría que haber”

La historia se repite año tras año. Y aquel terror que sentía Bebe escuchando los casos de mujeres asesinadas víctimas de la violencia machista, aquel 'encabronamiento' que le llevó a componer Malo, se sigue reproduciendo casi 20 años después.

Sin embargo, cuando salió Malo, o Ella, hubo gente que etiquetó a Bebe de oportunista. Se cuestionó si no había ya demasiadas canciones que trataban el tema. La artista respondía: "nunca hay bastantes canciones escritas al respecto. Más tendría que haber y más la gente echarse a la calle con esto".

“Ha triunfado reivindicando los derechos de la mujer”

La enorme repercusión de Malo descolocó a Bebe, no se lo esperaba “en absoluto”: "Es guay, porque cuanta más gente la escuche y le llegue después, mejor. Pero a la vez es un poco abrumador... te descoloca un poco”. El caso es que la extremeña se convirtió en un fenómeno musical con tan solo un disco. En pocos meses, pasó de ser una desconocida cantautora a una artista de repercusión internacional.

El contundente éxito de Malo, hizo que se convirtiera en el debut de Bebe en el nº 1 de Los 40 Principales durante dos semanas (05/06/2004 y 19/06/2004). El siguiente single, Ella, también ascendió a lo más alto de la lista el 23 de octubre.

Cosechó un aluvión de reconocimientos y premios. El primero fue un Ondas 2004 en la categoría de Artista Revelación. Según el jurado, "ha triunfado reivindicando los derechos de la mujer a través de un estilo y sonido muy personales". También recogió un Grammy Latino (Artista Revelación) y cuatro Premios de la Música 2005. Con más de un millón de copias vendidas en todo el mundo, Bebe realizó una interminable gira de conciertos en España, Europa y América.

Pero todo esto desbordó a la artista y tardó cinco años en regresar con nuevo material: “Se me exigió mucho a nivel personal, y la prensa me usó como carne de cañón… no esperaba tanto ni deseaba tanto, la verdad. Paré para poder reflexionar un poco sobre todo lo que estaba pasando".

MÁS SOBRE:
imagen_icono_desplegar imagen_icono_desplegar

icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad