Mala Rodríguez confiesa haber pasado por una relación tóxica: “Puede pasarle a cualquier mujer”

Pero salió de aquello con la ayuda de los suyos

Mala Rodríguez

Mala Rodríguez publica sus primeras memorias. / Foto de Codea Studio - Laia Benavides cedida por Temas de Hoy

Durante una gira en la que Mala Rodríguez estaba embarazada por segunda vez en dos años, se dio cuenta de que lo que estaba viviendo con su pareja no le gustaba. A la primera que llamó fue a su tía Nieves y en seguida decidió buscar una salida y rodearse de los suyos para superar el dolor. No fue nada fácil.

“Pero, aun con gente al lado, no es fácil salir de una cárcel, sobre todo psicológica: yo estaba totalmente presa, en un penal con muchísima pena. Mi bienestar y mi persona me daban igual, llegué incluso a pensar que follar sin querer era lo normal”, escribe en Cómo ser Mala, el libro en el que recoge sus memorias de una manera honesta, sin tapujos, ni tabúes.

Su primer libro está cargado de verdad, la suya, la de una vida exprimida al máximo y disfrutada con sus cosas buenas y sus cosas malas. El camino de un aprendizaje contando con mucho sentido del humor y desde la calma en la que se encuentra ahora.

Una relación para olvidar

Y entre esas vivencias está la de una relación tóxica a la que muchos les cuesta entender por ese carácter fuerte que proyecta y que hace impensable que cayera en las redes de alguien así. Pero nadie está libre, ella lo reconoce.

“Lo recuerdo como una situación que te vas metiendo, te vas metiendo, te vas metiendo y al final estás tan dentro que no sabes ni cómo salir. Es un asunto que afecta a todas. Puede pasarle a cualquier mujer, da igual el nivel social, cultural o económico. Y es real. Te vas metiendo y no sabes cómo salir de ahí, es duro y en lo último que piensas es en el qué dirán”, comenta sobre aquella etapa de su vida.

Ella encontró la salida, algo que no todas pueden decir. “Sí, pero tuve mucha ayuda de buenos amigos”, asegura. Un tema que hemos vivido últimamente a través del testimonio de Rocío Carrasco. Si le preguntas qué sentía al escucharla su respuesta es ambigua, “buaaa, no sé, la verdad”.

“Yo hace años, actué en un concierto en el Auditorio de México y había muchas grandes artistas y lo que nos unía eran voces por la no violencia y todas teníamos una historia que contar y eso me dejó escalofriada. ¿Cómo es posible que todas hayamos vivido una situación violenta?”, recuerda.

Ella siempre ha proyectado una imagen de tía dura que puede con todo. Pero ella reivindica el descanso de la guerrera, el permitirnos estar mal porque somos humanos, ella incluida.

“Sí señora, cuando dicen ‘tú siempre has estado entera o por lo menos siempre se te ha visto entera’. Eso me parece tóxico porque deberíamos darnos el derecho de estar hechas una piltrafilla”, reconoce.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad