Hace 10 años R.E.M. decía “hasta nunca” ante la duda de “¿hacia dónde deberíamos ir?”

El 21 de Septiembre de 2011, R.E.M. anunciaba su separación definitiva después de 31 años

REM

Peter Buck, Michael Stipe y Michael Mills, clásicos miembros de R.E.M., en París, Francia, el 8 de marzo de 1999 / Frédéric REGLAIN/Gamma-Rapho via Getty Images

Fue una decisión inequívoca y rotunda: no había marcha atrás. El 21 de Septiembre de 2011, R.E.M. anunciaba su separación definitiva después de 31 años. Aunque nadie lo sabía, ya en la gira de 2008, Michael, Peter y Mike habían llegado a la conclusión de que "probablemente lo mejor que podíamos hacer era parar". Pero ¿por qué?. "Porque ha llegado el momento", decía entonces el bajista del grupo. Cuando se cumple una década del fin de una de las mejores bandas de rock de la historia, nos adentramos en los motivos que llevaron al trío de Athens (Georgia) a despedirse para siempre.

'Y a partir de ahora ¿hacia dónde deberíamos ir?'

En marzo de 2008, REM lanzaba Accelerate, un disco bien recibido y con buenas críticas. El grupo emprendió el correspondiente tour mundial que les llevó a Europa, Norteamérica y América Latina. Pasó por España, con paradas en Bilbao el 5 de Julio y en Castellón de Ampurias al día siguiente. El debate sobre el futuro de la banda comenzó entonces. Según contaba Michael Stipe en Salón.com, a partir de ese momento R.E.M. entró en fase de liquidación: "La discusión había empezado en nuestro último tour de 2008. Nos preguntamos 'Y a partir de ahora ¿hacia dónde deberíamos ir?'. Ahí es cuando empezamos a hablar sobre la opción de no continuar grabando o actuando. Tendría que decir que vivíamos un momento álgido. Eso era importante para nosotros... queríamos sentir que estábamos en lo más alto, y la gira nos hizo sentir así".

Mike Mills confirma que: "Discutimos varias opciones en la gira de 2008, y pienso que cada uno de nosotros, individualmente, llegamos a la conclusión de que probablemente lo mejor que podíamos hacer era parar. Y una vez que lo tuvimos claro, coincidimos en que esa era la dirección en la que teníamos que ir".

Por su parte, el guitarrista Peter Buck explicaba en Rolling Stone, que fue en la ciudad noruega de Bergen donde empezaron las tensiones. "Estábamos en Bergen, Noruega. Realmente, me gusta Bergen. Yo quería ver la ciudad. Tenía cuatro horas libres. Y en lugar de eso, tuve una reunión con la banda de tres horas. Estaba cabreado. Debatíamos sobre agregar más conciertos al tour. Era un montón de dinero, pero yo no quería hacerlos". Y continúa: "Les miré y les dije 'Si esta es nuestra última gira, no quiero terminarla con dos shows medio llenos en un estado en el que no podrían pagarme ni por poner un pie dentro. Y ellos dijeron 'OK'".

'Esto es un poco triste'

El 18 de Noviembre de 2008, la gira mundial de Accelerate concluía en Ciudad de México. Cuando esa noche salieron al escenario del Auditorio Nacional, ya sabían que sería su último concierto. Y la última canción que tocaron antes de abandonar las tablas fue Man on the Moon.

Peter Buck rememoraba aquel momento "Dije 'esto es un poco triste'. Y Michael dijo 'Sí, un poco. Probablemente nunca volveremos a tocar esas canciones de nuevo'. Y repliqué 'Podrías estar en lo cierto'".

R.E.M. - Man On The Moon (Official Music Video)

'¿Qué te parece para siempre?'

No obstante, la decisión final llegaría tres años después, cuando se reunieron para grabar el que sería el último álbum de R.E.M., Collapse into now. El guitarrista de la banda recordaba en Billboard: "Nos reunimos y Michael dijo 'Chicos, creo que lo entenderéis. Necesito estar lejos de todo esto por mucho tiempo. Y yo dije '¿Qué te parece para siempre?'. Michael miró a Mike, y Mike dijo 'Eso me suena muy bien'. Y así es cómo lo decidimos". Buck también apuntaba a que no querían convertirse en una banda rock en declive que se limitara a tocar viejos éxitos: No queríamos mantenernos haciendo canciones de hace 20 años".

Así pues, aunque ni los fans ni las personas de su confianza lo sabían, cuando Buck, Stipe y Mills entraron al estudio a grabar su decimoquinto álbum, eran plenamente consientes de que el fin de R.E.M. estaba muy cerca. "La primera canción que escribí (para el último álbum) fue All the best", aseguraba Stipe. "Si te fijas en la letra, básicamente dice 'Tuvimos nuestro momento, fue magnífico. Gracias a todo el mundo. Y esperamos que otros tomen el relevo y sigan adelante"

"Era algo que queríamos hacer"

En Marzo de 2011, R.E.M. publicó Collapse into now. Justo seis meses después, el 21 de Septiembre, la banda anunciaba su ruptura en un comunicado oficial publicado en su web oficial: "Como amigos de toda la vida y cómplices, hemos decidido disolvernos como banda. Nos marchamos con un enorme sentido de gratitud, de firmeza y de asombro por todo lo que hemos conseguido".

Michael Stipe, cantante de R.E.M. / Rune Hellestad/CORBIS/Corbis via Getty Images

Los problemas de ego, de abuso de sustancias, de luchas internas o de falta de creatividad no fueron responsables de la desaparición de R.E.M. Al contrario de lo que ocurre con tantas bandas de rock. Mills ha insistido siempre en que la banda terminaba su relación profesional en muy buenos términos: "Sentimos que somos una especie de pioneros. No hay discordia, no hay discusiones, no hay disputas de abogados. Hemos tomado esta decisión juntos, de forma amistosa, y pensando en lo mejor para cada uno. Había llegado el momento".

Stipe corrobora lo dicho por Mills, y en The Daily Beast enfatizaba: "Guárdate el drama para tu madre. En la ruptura de R.E.M. ocurrió algo que nunca antes se había dado en la historia de la música pop. Nos separamos como amigos, sin ninguna presión externa y sin ningún abogado de por medio. Simplemente el momento había llegado". Y en Rolling Stone, el vocalista sintetizaba: "Simplemente sabíamos que era algo que queríamos hacer, y que pararíamos cuando no quisiéramos seguir más tiempo".

"También Bob Dylan tiene un par de discos que no son buenos"

El objetivo de R.E.M. era claro: marcharse mientras estaban arriba y no esperar a 'pinchar'. Y como decía el guitarrista Peter Buck en Rolling Stone: "Me siento realmente orgulloso de haber terminado en 2011 con los mismos ideales que tenía cuando empecé en 1980. Me siento realmente orgulloso del trabajo hecho. Solo hay un par de discos que no son buenos. Pero también Bob Dylan tiene un par de discos que no son buenos".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad