Zaz, sobre su nueva etapa: “Decidí que quería acabar con Zaz. Quería cuidarme a mí misma como Isa”

Hablamos con la artista francesa sobre su disco y la proyección de su concierto más especial en los cines

Zaz, sobre su nueva etapa: “Decidí que quería acabar con Zaz. Quería cuidarme a mí misma como Isa”

Zaz habla con LOS40 sobre su nueva etapa profesional / Yann Orhan

Zaz es una de esas artistas que han hecho historia en la escena de la música en Francia. Con 41 años, cuenta con una larga y envidiable trayectoria musical que ha inspirado a las nuevas generaciones a perseguir sus sueños.

Pero ahora presenta su sexto álbum de estudio, Isa, con el que demuestra que en la vida es importante parar y tomarse un respiro para conocernos a nosotros mismos. En LOS40 hemos podido charlar con nuestra protagonista acerca de esta nueva etapa profesional de instrospección y nuevos retos.

Pregunta (P): Zaz, llegas con tu disco Isa. Dices que cuando lo escribiste necesitabas estar tranquila, algo que no te ha pasado en los últimos diez años. ¿En qué podemos notar esto en tu música?

R: Bueno, tranquila, tranquila no estaba. Ha sido todo menos tranquilidad. Antes del confinamiento ya quería parar, porque Zaz ocupaba muchísimo sitio y no tenía vida personal. Quería parar para cuidarme y tener una vida personal. Tenía que enfrentarme a muchas cosas y era el momento adecuado. A mis 40 años me casé y descubrí un nuevo amor en mi vida y yo quería construir esta nueva relación. Tuve que parar y el confinamiento acentuó un poco esta decisión, entonces estaba atravesando un montón de cosas. Hubo un montón de cambios en mi vida. Tuve que aprender a dejarme llevar. Fue un cambio de creencias también. Fue un cambio total y completo de un montón de cosas en mi vida. Fue muy intenso. Fue un viaje. A través de mí misma descubrí nuevos caminos en mí en una especie de resiliencia. Descubrí que ya no podría actuar de la misma forma porque la energía era diferente. Entonces tuve que hacer un montón de cambios que han sido benéficos pero son incómodos porque cuando sales de tu zona de confort, es incómodo. Genera vulnerabilidad pero lo tienes que hacer si quieres cambiar.

P: ¿Hay alguna de las canciones que te resultase más difícil crear?

R: Fue difícil todo el proceso porque, claro, decidí parar porque estaba muy saturada de Zaz. Realmente quería que Zaz muriera, no por lo que la gente me devolviera sino por la presión que yo me ponía a mí misma. Yo quería ser un superhéroe y no funcionaba. Nunca estaba satisfecha. Entonces decidí que quería acabar con Zaz. Quería cuidarme a mí misma como Isa. Quería que Zaz dejara de existir porque en ese momento fue lo que pasó. Porque no había público, no había conciertos, Zaz ya no existía. Yo no sabía quién era yo como persona, quién era Isa sin Zaz. Ya no sabía cantar, estuve dos años sin cantar porque ya no había escenarios. Tuve que hacer un trabajo interior para recuperar mi voz y entonces fue todo el proceso, fue difícil. Hay canciones muy íntimas en todos los discos, pero en este especialmente porque corresponde con un momento muy especial y muy íntimo. Lo más difícil fue encontrar el tono justo, por ejemplo, en la canción Le chant des grives, que habla de la intensidad de la vida y de las pruebas que parecen insuperables que nos manda la vida pero al final encontramos recursos. Es un homenaje al ser humano que sigue avanzando, que encuentra recursos para avanzar. No pierde su corazón, no se vuelve amargado, no se cierra en sí mismo. Entonces es una canción que tiene mucho sentido y que es muy intensa. Yo tenía la exigencia de cantarla perfectamente pero esto es imposible.

Zaz ya no existía. Yo no sabía quién era yo como persona, quién era Isa sin Zaz.

P: En Imagine hablas de que quieres cambiar el mundo para las futuras generaciones. ¿Crees que la música puede tener un impacto para conseguirlo?

R: Cualquier forma de arte puede cambiar porque resuena en ti. El arte genera preguntas, genera reacciones, genera dudas. Te hace reflexionar, entonces si alguien expresa lo que tú sientes, pero no sabes expresarlo y tú reconoces tus sentimientos en lo que dice otro, pues eso te cura. Es una curación. Te ayuda, te sana. El mundo es la suma de todos los individuos y si cada individuo si le tocan el corazón, puedes tocar a toda la sociedad porque la sociedad es el reflejo del individuo. Cada persona tiene que decidir lo que quiere ser. Hacer un trabajo personal, cada uno tiene que curarse a uno mismo. Eso es un gesto político, casi. Hay que mencionar a la gente que está trabajando para construir una sociedad mejor, más realizada, un mundo mejor. La gente que ha elegido este camino no estamos solos. Los medios de comunicación no hablan de ellos, porque se enfocan en lo negativo y eso es un pena. Pero hay mucha gente que no se ve pero que está trabajando para esto y el mundo no es tan negro como parece. Para esa gente que está trabajando, decirles que estamos ahí y que no cedemos en nada, seguimos trabajando. Es un camino que requiere voluntad, energía, porque estamos un poco todos descentrados con este clima de miedo y tenemos que centrarnos en nuestro camino. Es una elección que estamos haciendo, una decisión auténtica y estamos muchos en este camino.

P: Tu música llega también al cine con Zaz, el nuevo concierto en las carrières de Lumières. ¿Cómo surge la idea?

R: Fue un proyecto completamente loco. Todo fue muy muy rápido, tuvimos que hacerlo muy rápido y fue una locura. Todo el mundo nos siguió. En mi discográfica no sabían la magnitud de lo que iba a representar. Fue una proyección además de mis cuadros en esta catedral de piedra, entonces para mí fue muy emotivo y raro a la vez. Porque la pintura es mi momento, es como... fue como abrir mi diario íntimo y enseñarlo. Y esos textos también que hablan de cosas muy íntimas. Era todo muy sensible y entonces yo estuve muy emocionada. Además, era mi primer concierto en tres años. Estuvo mi familia y hubo un trabajo de muchísima gente de mi equipo. Warner me apoyó también, la productora, mi sastre perdió mi vestido... Bueno, es que el vestido iba en un coche y al coche lo atracaron pero milagrosamente el vestido no se perdió. Entonces bueno, hubo un montón de peripecias así. Fue una locura. Este proyecto lo hemos propuesto a la gente y es como ofrecerle belleza a la gente, ofrecerles poesía. Estar en esa cantera con esa gente que trabajó tan duro para construir casas a la vez tan bonitas... Todos estos textos de las canciones hablan de lo humano, de la complejidad de los sentimientos, de las emociones, y eso es lo que hace la vida al final. Las experiencias y las pruebas, eso es lo que construye nuestra vida. Entonces fue muy emotivo para mí.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de ZAZ (@zaz_off)

P: Tu gira Organique Tour llega a España. ¿Qué va a ofrecernos Zaz en el escenario? ¿Habrá sorpresas?

R: Lo que es importante para mí es que voy a actuar en salas pequeñas, de dos o tres mil personas. Bueno, no son pequeñas pero antes actuaba en salas más grandes entonces ahora quiero salas más pequeñas, bonitas en las que pueda tener más proximidad con el público.

Cartel de la gira de Zaz por España / Warner Music

P: Por último, en tu extensa carrera. ¿Cuál ha sido el momento que más te ha marcado?

R: Han habido muchísimos momentos. En Rusia, en el festival SAMA'ROCK, era un festival de rock metal y entonces estuvo Linkin Park. Era una locura. Gente muy heavy, más heavys que el infierno que llevaban camisetas que ponía Isa y era una locura. Había 200.000 personas y era como... mucho. Y luego conciertos en Alemania con Patti Smith... En República Checa, en Latinoamérica. Muchos momentos... Japón también fue una lcoura. Muchas cosas locas. Estuve en el Líbano, en Serbia, en Suiza, en Bulgaria... Hay una aventura que tuve en Argentina, en Buenos Aires, en el Luna Park. Habían 10.000 personas y con mi ingeniero de luces se nos ocurrió atravesar el público. Había una reja que separaba el público de la gente pobre que no podía acceder al concierto y querían verlo a través de la reja. Quisimos acceder a esta zona a la que no debería de haber accedido. Bueno, no sé si separaba a los pobres de los ricos pero los separaba una verja. Quisimos pasar por ahí y no había seguridad suficiente y me preguntaba si iba a morir porque toda la gente estaba empujando, estaba completamente despeinada. Bueno, una locura, y realmente fue un susto muy grande porque no había seguridad suficiente.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad