Amy Winehouse y su moño ‘colmena’: “Cuanto más insegura me siento, mucho más grande tiene que ser”

El icónico peinado nació de una broma. Por pura diversión. Jamás hubiera imaginado que se convertiría en una de sus señas de identidad

Amy Winehouse y su moño ‘colmena’: “Cuanto más insegura me siento, mucho más grande tiene que ser”

Amy Winehouse, con su particular moño gigante durante una actuación en directo. / Chris Christoforou/Redferns

No fue premeditado ni consciente. El icónico moño 'colmena' de Amy Winehouse nació de una broma. Por pura diversión. Jamás hubiera imaginado que se convertiría en una de sus señas de identidad. Fue una de las artistas más importantes del siglo XXI. Su música, sus actuaciones, su talento, su impresionante voz, ya son historia. Como lo es su particular estilo. Y de manera especialmente significativa su peinado ‘beehive’, que fue creciendo en longitud dependiendo del ‘tamaño’ de su inseguridad. Pero que nunca descuidó, por muy malos que fueran los tiempos: “Mi pelo está siempre a punto”.

“Había nacido demasiado tarde”

La imagen que rápidamente nos viene a la mente cuando pensamos en Amy Winehouse es la que multitud de medios recogieron en sus últimos cuatro años de vida. Surgió después del lanzamiento del ya histórico Back to black (2006), el último de la diva del soul. Porque fue entonces cuando estrenó una nueva imagen. Cambió sus vaqueros y camisetas por un ‘look’ que recordaba el de los años 50 y 60 en el que predominaban los vestidos cortos y ceñidos con grandes cinturones. Ella misma reconocía en ocasiones que ‘había nacido demasiado tarde’ y que esos vestidos que se ponía, aunque modernos y actuales, definitivamente nos retrotraían a otra época. Sus puestas en escena (en las que se convertía en "un hombre negro en el cuerpo de una chica”, según sus propias palabras) eran reminiscencia de la música vintage.

Ella misma reconocía en ocasiones que ‘había nacido demasiado tarde’ y que esos vestidos que se ponía, aunque modernos y actuales, definitivamente nos retrotraían a otra época

Completaba su indumentaria con altos tacones y con una gruesa línea negra al estilo ‘ojos de gato’. Pero fue el famosísimo el moño ‘beehive’ o colmena el que se convirtió en uno de los más reconocibles elementos estilísticos del mundo de la música.

“Era un vacile, obviamente”

¿Cuándo y por qué empezó Amy a lucir su famosa ‘colmena’?. Es cierto que su melena era muy voluminosa y larga y, cuando en Octubre de 2006, lanzó Back to black, todavía no había adoptado lo que se convertiría en ‘look’ más emblemático. Ya en el vídeo de Rehab, aparecía por primera vez el moño. Aunque solo en algunas escenas cortas en las que se veía a la cantante sentada en la consulta de un psiquiatra.

Realmente fue en el clip de Back to black, de Abril de 2007, cuando el moño ‘beehive’ se manifestó en todo su esplendor. Su peluquero y estilista, Alex Foden, contó en una entrevista para Sunday People que durante el rodaje del vídeo, y solo por divertirse un poco y como broma: “Le cardé mucho el pelo y le puse un mechón postizo extra dentro. Le dije ‘Ahí lo tienes, vamos a salir para que vean el acabado final’, era un vacile, obviamente, y cuando salimos de la caravana todo el mundo dijo ‘¡Oh, Dios mío!. Ese es tu estilo personal’”.

Amy Winehouse, con su gran moño en Lollapalooza 2007, en Chicago. / Jason Squires/WireImage

Perdió el móvil dentro de su ‘colmena’

A Amy Winehouse le gustó tanto ese ‘look’ que ya no volvió a separarse de él. Rápidamente se convirtió en su estilo distintivo. “Nunca pensé que fuera algo tan grande, así que le dije ‘Vamos a convertirte en una caricatura’. Cogí dos grandes trozos de pelo sintético, que es ligero, puse redecillas alrededor, y lo cosí todo junto. Lo llamábamos bolas de pelo”, reveló Foden.

El profesional, que ya conocía a Amy desde hacía cinco años, también reveló que el pelo de Winehouse era un “agujero negro”. Se fue haciendo tan enorme, que incluso una vez perdió su teléfono móvil dentro durante tres días: “Una vez no pudo encontrar su móvil durante tres días… se rascó la cabeza y estaba dentro de su moño colmena”.

“Cuanto más insegura me siento, mucho más grande tiene que ser”

John Harris en su libro ‘Hail! Hail! Rock'n'roll’ reproducía las palabras de Amy Winehouse cuando era cuestionada sobre cómo había concebido tan cuidadosamente ese look tan icónico. Inicialmente, a principios de 2007, la artista decía “no ha sido conscientemente”. Meses después, clarificaba: “Soy muy insegura con mi imagen. Quiero decir, me dedico a la música, no soy modelo. Cuanto más insegura me siento, mucho más grande tiene que ser mi pelo. Le digo a mi peluquero... ¡hazlo más grande! ¡más grande! ¡más grande!".

Así, la alta colmena cardada de la cantante no hizo más que crecer. Según la obra de Harris: “En julio de 2008, cuando Winehouse era el principal objetivo de los tabloides y había alcanzado lo más alto de la cúspide, su moño, aparentemente, tenía dos pies de altura (medio metro)”. Según Harris, hay una última cita de Amy que merece la pena repetir, una respuesta a un periodista que le preguntaba si, quizá con esa vida tan dura que llevaba, su 'colmena' tendría buenos días o malos días: "Nunca", respondió ella. "Mi pelo está siempre a punto, incluso si el resto de mí es algo inútil u ordinario".

Ronnie Spector: “¡Soy yo!”

Su influencia como icono en la moda es incuestionable. No obstante, Amy Winehouse no fue pionera del peinado colmena. El llamado ‘beehive’ es un peinado que ya varias décadas antes habían popularizado, por ejemplo, The Ronettes. La recientemente fallecida Ronnie Spector, una de las componentes del grupo de los 60, se quedó tan asombrada con una fotografía de Amy en el New York Post, que pensó: “No la conozco, no sé quién es, y cuando vi esa imagen pensé '¡Soy yo!. Pero descubrí que no, ¡era Amy!. No llevaba puestas las gafas”.

Y hay multitud de ejemplos, desde Brigitte Bardot hasta Marge Simpson, pasando por las cantantes del grupo americano B-52’s. Y es que el estilo ‘colmena’ también se llama B-52's porque recuerda el morro de ese tipo de avión bombardero, el Boeing B-52 Stratofortress.

El caso es que el look de Amy inspiró a generaciones posteriores, incluido al diseñador alemán Karl Lagerfeld, conocido por su trabajo para la firma francesa Chanel o para la italiana Fendi. Él mismo confesaba que algunos de sus modelos de Chanel llevaban peinados ‘colmena’ en sus desfiles, al más puro estilo Winehouse: “Es un icono de estilo. No es solo una musa. Es un genio”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad