‘MasterChef 10’ compensa su último programa y expulsa por sorpresa a dos aspirantes

El talent tuvo que despedir por partida doble en una noche llena de emociones

‘MasterChef 10’ compensa su último programa y expulsa por sorpresa a dos aspirantes

Samantha, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz en 'MasterChef 10'. / Twitter @MasterChef_es

Ya se venía avisando: aquella doble salvación de MasterChef 10 se iba a cobrar dos víctimas en posteriores programas. Y no ha tardado mucho, pues en la cuarta entrega del talent culinario se ha despedido a dos aspirantes que no lograban llegar al resultado exigido, algo que sí hicieron el programa pasado Yannick y Claudia.

Por ello, la primera prueba se volvía mucho más comprometida que de costumbre. Todo empezaba de la manera más bonita posible, con Pepe Rodríguez contando que este año estaban "espléndidos" sorprendiendo a todos los presentes con tres pins de la inmunidad; obviamente solo para los que presentasen la mejor elaboración.

Sin embargo, el que presentase la peor se enfrentaba a la peor consecuencia del programa: la expulsión directa. Todos lucharon por sus platos, aunque finalmente un plato resaltó por debajo de la calidad de los demás presentados. Eso sí, no todo fueron malas noticias:

Verónica, David y María Lo se convertían en las ganadoras de los tres pins de la inmunidad, aunque era Iván el que salía expulsado del programa en primer lugar. Su elaboración no consiguió llegar al gusto de los jueces -y de los pequeños comensales invitados, todos llegados de MasterChef Junior-; e incluso era algo que él se esperaba al admitir que no le había dado tiempo a hacer la salsa que acompañaba al plato.

La prueba de exteriores llevó a los aspirantes a la celebrar por todo lo alto el 50º aniversario de Médicos Sin Fronteras, con la presencia de todos los profesionales de esta ONG dispuestos a degustar un menú de los equipos rojo y azul. Y no estaban solos: les acompañaban los prestigiosos cocineros Jan Hendrik van der Westhuizen y Basem Alarwartany.

También recibieron la inesperada visita de Joan Manuel Serrat, que no pudo decirle que no a las aspirantes y se puso a cantar Mediterráneo con ellas. El resultado de la prueba, sin embargo, acabó siendo el del delantal negro para el equipo rojo; formado por María Lo, Teresa, Julia, Patricia, David y Jokin. Sin embargo, gracias a la valoración individual de los jueces, los chicos se quedaron fuera de la prueba de eliminación mientras que se añadieron Paula y Eva.

Una eliminación poco entendida

Aunque fue la prueba de exteriores en la que más se desafió las barreras lingüísticas -los dos cocineros invitados capitanearon cada equipo dando instrucciones en su lengua materna-, el último reto de la noche fue el que más supuso una dificultad a las aspirantes.

Tenían que hacer un plato tradicional británico, un Yorkshire Pudding, aparentemente sencillo. De hecho, Verónica y María Lo decidieron probar suerte cocinando al estar muy seguras de que podían bordar la prueba; pese a que luego casi son expulsadas.

Ni Julia, ni Eva ni Paula entendieron bien la prueba, ya que terminaron presentando algo muy diferente a lo que los jueces habían pedido. Sin pensárselo demasiado, el jurado acabó decidiendo que sería Paula la que se tenía que ir como segunda expulsada de la noche y cuarta eliminada de MasterChef 10.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad