"Siempre quieres más, y más": una ninfómana que se confiesa en 'First Dates'

Judith acudió a buscar el amor sabiendo que para ella, la ninfomanía es un problema

Judith en 'First Dates'. / Cuatro

Judith, una auxiliar de enfermería de 25 años de Girona, fue a First Dates a buscar el amor y se ganó a la audiencia con una sinceridad abrumadora. A ella le encanta el sexo hasta unos niveles muy superiores a lo habitual y lo sabe. Para esta joven las relaciones sexuales son una parte importantísima de la vida y esto decidió dejarlo claro desde el primer momento.

"A mí me encanta fo****. De todas las maneras y en todas las posturas. Sí, sí, a mí la gente me dice que soy muy ninfómana y eso es verdad", dijo Judith a las cámaras del programa de Cuatro nada más entrar por la puerta del restaurante regentado por Carlos Sobera, y aunque al principio su tono era aparentemente jocoso, la catalana quiso apuntar que este tipo de adicción al sexo también le conlleva problemas.

"Es un problema eh. Al ser ninfómana no tendrías ningún tope nunca... Siempre quieres más y más y más. Nunca estás saciada. Es como si una persona come y come y reventaría y no acaba de estar llena... Pues a mí me pasa lo mismo", explicó.

Pero además del sexo explícito, a Judith también le gustan los bailes sensuales, un arte en el que se declaró "infalible". "El perreo es como un paracetamol, te lo tomas y se te quita el dolor de cabeza", llegó a asegurar en su charla con el presentador del formato antes de que llegase su cita.

Judith buscaba a "una buena persona"

Más allá de las relaciones físicas, Carlos Sobera quiso saber qué es lo que busca en los hombres y Judith lo tuvo claro: "Sobre todo que sean buenas personas, y que sean verdaderos, honestos y que trabajen", declaró la auxiliar de enfermería. Además, quiso añadir que para que un chico sea su pareja ideal debe también ser a la vez un romántico y un amante de la fiesta.

La definición parecía ajustarse bien a Gustavo, el cabo de la Marina de 32 años con el que First Dates decidió citarla y por eso, cuando le vio entrar pareció caer rendida ante él. "El jersey que lleva el chico que ha venido me encanta porque se ciñe todo y le hace un cuerpazo... Vamos, que pondría ahí nata, chocolate y lo que hiciera falta", confesó la joven.

A mí el acento gallego me encanta... Me pone toda burra

Pero Judith no se quedó ahí. La primera impresión que se llevó de Gustavo acabó de redondearse cuando le escuchó hablar con acento de Galicia. "A mí el acento gallego me encanta... Me pone toda burra", declaró a las cámaras de First Dates.

El sexo estuvo muy presente en la cita

Gustavo y Judith pasaron al comedor para disfrutar de su cena y de paso perrear un poco, y allí trataron varios temas aunque sin duda, el que más tiempo les ocupó fue el sexo. El gallego estuvo de acuerdo con ella sobre la necesidad de mantener relaciones íntimas "diariamente" "Hay que conocer a la persona, hay que tener mucho cariño, pero hay que fo**** porque si no ni se alivian los dolores ni el dolor de cabeza ni nada", bromeó la catalana.

Ambos parecían estar disfrutando de la velada y Gustavo también llegó a confesar que le gustaban mucho los besos en el cuello. Sin embargo, cuando llegó el momento de la decisión final el gallego se plantó dejando boquiabierta a su cita. El físico de la auxiliar de enfermería y la distancia le echaban para atrás y por eso, prefería no volver a verla en calidad de cita.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad