Pequeños gestos para ahorrar agua en tu día a día

Existen toda una serie de prácticas muy sencillas para no derrochar un bien finito como el agua. ¡Te damos algunas claves!

Pequeños gestos para ahorrar agua en tu día a día

Pequeños gestos para ahorrar agua en tu día a día / Getty Images

Paula lo ha adquirido como una costumbre: cada vez que se ducha, coloca un recipiente que recoge el agua hasta que sale caliente. Con ella, sumada a la que recoge Carlos, su compañero de piso, le da más que de sobra para regar las plantas de su casa. Se calcula que cada minuto que pasa, una ducha estándar gasta unos 20 litros. En el tiempo que esperamos a que salga caliente se llegan a gastar hasta ocho litros.

“La idea se me ocurrió al ver en Internet un invento que hacía esa misma función. Era una bolsa de plástico que se transformaba en regadera. Lo nuestro es un poco más de andar por casa, porque usamos un cubo normal y corriente, pero para el caso hace la misma función”, cuenta.

La lluvia, muy valiosa

David y Marta viven en un pequeño pueblo de la llamada España vaciada, en Castilla-La Mancha. Un lugar donde, en verano, el agua es un bien preciado. “Estamos en una zona muy seca, y cada año que pasa más por culpa del cambio climático. La ola de calor de este junio ha hecho estragos: antes de que llegase el verano ya estaba todo seco”, lamentan.

Como muchos otros vecinos, David y Marta optaron por otra solución efectiva: colocar bidones para recoger el agua de lluvia. “Instalamos un sistema de canalones: cada vez que llueve, todo el agua del tejado se reconduce a los bidones”, explican. Ese agua se utiliza para regar un pequeño huerto en el que tienen pimientos, cebollas, calabacines, coliflor y otras verduras.

Son sólo un par de ejemplos prácticos para ahorrar agua. Pero hay muchos más. ¡Toma nota!

  • No utilices el water como papelera, salvo cuando sea estrictamente necesario. Cada vez que tiras de la cadena se gastan entre 8 y 10 litros, dependiendo de la cisterna. Colocar una papelera en el baño puede ser una buena idea.
  • Dúchate en lugar de bañarte, y prioriza las duchas cortas frente a los interminables ratos debajo del agua. Recuerda que 10 minutos equivalen a 200 litros. Es más que suficiente.
  • ¡Cierra el grifo! Mientras te lavas los dientes. Mientras te afeitas. Mientras te enjabonas o lavas los platos. Siempre que no necesites usar el agua, no la desperdicies: mantén el grifo cerrado.
  • Sácale el máximo partido a los electrodomésticos. Nada de poner la lavadora o el lavavajillas cuando sólo están a medio llenar: aprovecha su capacidad al máximo.
  • Riega de noche. Durante el día, el 30% del agua se evapora, especialmente durante los meses de verano. Por ello, para que tus plantas aprovechen el riego al máximo, lo mejor es regar una vez cae la noche.
  • Come menos carne. Se calcula que para que un filete de ternera de 200 gramos llegue al plato son necesarios 3.100 litros de agua. Un kilo de patatas sólo necesita 287 litros. Y uno de lechuga, apenas 237.
  • Consume moda de manera consciente. La industria de la moda es una de las que más agua emplea. Para fabricar una camiseta de algodón se necesitan 2.500 litros de agua, que ascienden a los 8.000 litros en el caso de unos pantalones y hasta 17.000 en el caso de un kilo de cuero bovino.

icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad