5 fragmentos de ‘Tenía tanto que darte’ que transmiten la autenticidad que habrá en el libro de Nena Daconte

El próximo 15 de septiembre saldrá a la luz su proyecto literario

Nena Daconte

Nena Daconte preparada para mostrarse. / Atilano Garcia/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

Amor. Música. Sueños. Ansiedad. Música. Estas cinco palabras podrían definir el que será el primer libro de Nena Daconte. Tenía tanto que darte es una revisión de lo que ha sido su vida hasta ahora desde lo profundo y sin dejarse nada en el tintero.

Nadie como ella para hablar de sí misma. “Me tiembla el pulso de la emoción al escribir estas líneas en las que os presento mi nuevo proyecto. Cuando escribí el libro, tan solo pensaba en compartir un poco de mi historia para que mis canciones, en ocasiones tan crípticas, no lo resultaran tanto. Ahora ya sé que nada volverá a ser igual”, confesaba en redes sociales cuando anunció este nuevo proyecto.

A partir del próximo 15 de septiembre podremos encontrarlo en las librerías, pero la cantante ya ha ido compartiendo fragmentos que nos permiten trazar un mapa de lo que vamos a poder encontrarnos. Mucha autenticidad, revelaciones y ganas de hablar sin filtros y desde la verdad más íntima.

Rayaduras

“Para poder acordarme de las conversaciones que había mantenido por teléfono, como tenía tantas lagunas y no recordaba en lo que había quedado y hacía siempre justo lo contrario, las apuntaba en papeles. Así la gente no pensaría que soy una veleta. Que a fulano le he dicho que tal. Que mengano me ha dicho que no tiene tiempo. Que a zutano le he dicho que no. De esta manera lo podía revisar al día siguiente, a la semana, al mes. Igual que hacía con las fotos de los instantes que se me había quedado almacenados en la cabeza de épocas pasadas, pero en papeles”.

Vulnerable

“También empecé a ser más consciente de mis subidas y bajadas. De esos periodos depresivos en los que me pasaba las horas durmiendo con la tensión por los suelos, seguidos de subidones eufóricos donde todo era posible, incluso viajar a la Luna. Consciente de mis vaivenes. De ir de un lado a otro del columpio. De quererte y odiarte de un día para otro, o casi en el mismo instante…Todo y nada. Estar y no estar…Poco fiable, vulnerable, sensible, demasiado sensible. Simpática inútil con miedo al fracaso y a la responsabilidad. Un desastre. Y dudas, toda llena de dudas”.

Terapeútico

“Yo sé que escribir es una de las mejores formas que hay de sacar hacia fuera todos esos anhelos. Hay que ponerles nombre y echarlos a volar, como si fueran pájaros. Así, volando por el cielo, ya no hacen daño. Imagínate un pájaro encerrado dentro de tu pecho, enjaulado entre tus costillas. Con el pico te acaba sangrando el corazón, porque lo que quiere es salir allí afuera y volar libre…”.

Desgana

“Estaba un poco apesadumbrada. No era depresión. No era tristeza. No era rabia. Era parecido a ese plácido abandono que tan bien conocía. No encontraba el cuaderno de las canciones y, lo peor de todo, ya no me importaba. Ya no patinaba, como cuando era pequeña con mi hermana; ya no me acordaba de bailar, ni sevillanas, ni salsa, ni nada; ya no montaba en bici, ni saltaba escalones, ni me caía al suelo por si se me rompía el corazón en mil pedazos. Nada”.

Escritora

“Volvió otra vez la primavera y yo volví a sacar del bolso un cuaderno. Pero no era el cuaderno de las canciones. Era este cuaderno que tienes entre las manos. Al principio estaba asustada, no te voy a engañar, pero esta vez me sentía más tranquila. Sonreía con los ojos llenos de polvo de estrellas…”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad