Britney Spears relata los peores momentos de su vida en un vídeo de 22 minutos

La cantante habla de los problemas con su familia, un trabajo sin descanso y la era Glory

Britney Spears relata los peores momentos de su vida en un vídeo de 22 minutos

Britney Spears relata los peores momentos de su vida / Phillip Faraone/FilmMagic

Britney Spears ha sido protagonista en muchas ocasiones por los problemas legales de la demanda que interpuso contra su padre. La diva del pop buscaba, desde 2008, que dejara de tener su tutela por todo lo que le había hecho vivir. Ha sido a través de un vídeo de YouTube donde la artista ha compartido con todos sus seguidores los peores momentos de su vida personal y su carrera hasta el día de hoy. Ella misma defiende que no lo ha contado en ninguna entrevista porque no quería ganar dinero con ello y que solo busca que la gente comprenda lo sucedido.

“Si eres un rarito introvertido como yo que se siente solo la mayor parte del tiempo… no estás solo”. El objetivo de la cantante es que las personas que se sienten como ella no piensen que nadie les va a ayudar. Britney no ha compartido esto antes por el miedo al juicio que tenía abierto, a las opiniones y a los rumores que podían crearse por sus palabras.

“Era puro abuso”

La cantante ha iniciado su relato poniendo a los lectores en contexto: “La tutela en realidad comenzó hace 15 o 16 años. Tenía 25 años, era muy joven”, explica. A partir de estas palabras comienza una historia desgarradora donde la diva pone todos los acontecimientos sobre la mesa. “Yo, honestamente, era como un robot”. De esta forma se sentía cuando comenzó su carrera musical. Con su trabajo, tanto su padre como su madre, se aprovechaban del éxito, la fama y, sobre todo, del dinero.

Desvela que la tenían sentada en el estudio desde las ocho a las seis de la mañana sin apenas descansos mientras ellos se iban a su casa de la playa a disfrutar. Algo que le cambió por completo de parecer fue cuando se inventaron que tenía problemas con las drogas y el alcohol. Su familia llamó a una ambulancia cuando había casi 200 paparazis en la puerta de su casa y se la llevaron en una camilla a un centro de rehabilitación: “Todo fue básicamente preparado. No había drogas en mi cuerpo ni alcohol ni nada. Era puro abuso y ni siquiera he compartido la mitad de lo que recuerdo”.

Lo que más le afectó es que sus padres, su hermano y sus amigos sabían lo que sucedía y ninguno dijo nada, simplemente se limitaron a disfrutar con lo que ella ganaba: “Yo nunca podía salir o ir a ningún sitio”.

“Mis actuaciones eran horribles”

Britney ha resaltado mucho el poder que su padre tenía sobre ella, ya que la insultaban llamándole gorda o diciendo que tenía que ir más al gimnasio. Ella nunca dijo que no. Es más, estaba de acuerdo con él porque “tenía miedo, estaba asustada y temerosa”.

De esta forma, como ella no decía nada se aprovecharon cuando dejó el centro. Nada más salir grabó en el programa How I Met Your Mother, lanzó cuatros discos e hizo cuatro giras y media, todo ello en casi cinco años sin disfrutar de su trabajo ni de sus ingresos: “Quería ser capaz de jugar, ser capaz de divertirme, pero nada de esto tenía sentido para mí”.

El show que lo cambió todo fue en Las Vegas. Como ella misma explica, la obligaban a ponerse pelucas, ropa incómoda y bailar coreografías que no quería hasta que un día se negó a hacer un paso de baile. Desvela que cuando lo hizo todo se quedó en calma y no sucedió nada. Los productores salieron a hablar, pero no la regañaron.

Fue al día siguiente cuando le explicaron que tenía que volver a ingresar en el centro de rehabilitación, algo que Britney no quería. Lo único que recuerda es lo que le dijo su padre: "No tienes que ir, pero si no vas, iremos a la corte, habrá un gran juicio y vas a perder. Tengo mucha más gente de mi lado que tú. Ni siquiera tienes un abogado, así que ni siquiera pienses en ello”.

“Un amigo maravilloso me consiguió un abogado”

Finalmente fue gracias a un amigo con el que consiguió el abogado que siempre había esperado. Explica que está muy agradecida a este chico que le ayudó a salir de los abusos a los que le estaban sometiendo, ya que “vigilaban hasta lo que comía”. Para terminar, Britney cuenta que con la persona que más está enfadada es con su madre, ya que veía lo que pasaba, la llamaban de la prensa y ella no decía nada, simplemente se escondía.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad