Rihanna, del no rotundo a la Super Bowl por racismo a ser la estrella de 2023: ¿Qué ha pasado?

Tras años de negativas, la artista se convertirá en la protagonista del show del descanso

Rihanna

Rihanna, en una imagen de archivo de 2019 / Steven Ferdman/Getty Images

El próximo 12 de febrero de 2023 Rihanna pondrá fin a uno de los mayores anhelos de la NFL de la última década y media. Durante todo ese tiempo la mayor liga deportiva de Estados Unidos ha intentado contar con la solista como la estrella del espectáculo del descanso del mayor evento en audiencias: la Super Bowl.

Sin embargo la organización siempre ha tenido un pequeño problema de nada: que la de Barbados siempre se ha negado en rotundo por cuestiones raciales. Pero, ¿qué ha pasado para que haya cambiado de su no rotundo durante muchos años a ser la estrella del 2023? Para entender su decisión tenemos que remontarnos casi 8 años atrás.

Rihanna y el no a la Super Bowl: "No puedo ser una vendida"

En 2016 el jugador Colin Kaepernick permaneció arrodillado durante la interpretación del himno estadounidense. Un gesto en protesta por la violencia ejercida y la brutalidad policial contra la población negra de Estados Unidos. Este hecho no tardó en ser reproducido por otros jugadores, principalmente afroamericanos, hasta que la NFL prohibió realizar ese gesto. La lucha por los derechos civiles le costó a Kaepernick las críticas del gobierto estadounidense de Donald Trump hasta el punto de que dejó de jugar al fútbol porque ningún equipo quería contratarle. El quarterback denunció a la NFL por conspiración para impedir que vuelva a jugar

Dos años de reivindicaciones y luchas hasta que la liga de fútbol americana empezó a organizar la Super Bowl 2019. Durante todo el 2018 se repetía una y otra vez un mismo nombre: Rihanna. Todo parecía encaminado para ver a Riri en Atlanta pero se toparon contra la conciencia social de la artista que años después soltaría la bomba en declaraciones a Vogue: "No podía atreverme a hacer eso. ¿Para qué? ¿Quién gana con eso? No mi gente. Simplemente no podía ser una vendida. Hay cosas con las que no estoy de acuerdo para nada en esa organización, y no iba a acudir y servirles de ninguna manera".

La Super Bowl es uno de los mayores espectáculos deportivos del planeta. Con una audiencia millonaria es, además, uno de los shows televisivos más vistos año tras año. Y el descanso con los anuncios y la actuación musical son referencia en el entretenimiento. Cualquier artista mataría por estar allí. Cualquiera menos Rihanna. Aquel año les costó encontrar un artista que se prestara a protagonizar el descanso.

¿Por qué Rihanna ha cambiado de opinión?

El gesto contra el racismo de Eminem en la Super Bowl 2022 / Kevin C. Cox/Getty Images

El caso Kaepernick no se ha solucionado y la polémica y el debate sobre el racismo institucional en Estados Unidos es algo que no se va a eliminar a corto plazo sin un cambio radical en las políticas del gobierno americano. Pero ahí es donde empieza a cambiar la opinión de Rihanna. El cambio de gobierno de Joe Biden echando a Donald Trump de la Casa Blanca ha servido para eliminar esa agresividad contra las minorías y los inmigrantes que se vivió en el mandato del polémico presidente.

Los pasos en el gobierno estadounidense también han sido seguidos por la NFL. Resulta llamativo que las dos últimas ediciones la organización haya apostado por la diversidad musical y sobre todo racial. Jennifer Lopez y Shakira en 2020 dieron voz a la población latina y The Weeekend (2021) y Dr. Dre, Snoop Dogg, 50 Cent, Mary J. Blige, Kendrick Lamar y Eminem (2022) a la afroamericana.

En esta última edición pudimos ver incluso el aplaudido gesto de Eminem contra el racismo. Un momento que captaron las cámaras y que pudo ser la razón definitiva del cambio de opinión de Rihanna. El rapero de Detroit con la rodilla clavada en el suelo imitando el gesto de Colin Kaepernick y recibiendo el beneplácito de la NFL que aseguró que los jugadores o los entrenadores podrían realizarlo y no serían sancionados: "Vimos todos los elementos del show durante múltiples ensayos esta semana y sabíamos que iba a hacer eso. Este no era un motivo de preocupación. Un jugador o entrenador podría haberse arrodillado y no habría habido problema" dijo la NFL.

De hecho, la foto promocional de Rihanna sujetando el balón de la NFL es un mensaje bastante claro de lo que esta última década ha sido el gran anhelo de la organización de la Super Bowl. El juego ahora está en manos de Riri y casi con total seguridad en 2023 va a protagonizar un espectáculo del descanso que va a estar lleno de referencias raciales. Nada mejor que luchar contra el racismo combatiéndolo delante de millones de personas en todo el mundo. La mejor manera de hacer llegar tu mensaje al mundo.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad