Crónica Red Bull Autos Locos: unos coches de choque, el accidente de ‘Anda Ya’ y el triunfo de... ¿¡Rosalía!?

Así vivimos uno de los eventos del año cargado de sorpresas, risas y muchos, muchos golpes

LOS40 Red Bull Autos Locos

Era un domingo en la tarde y fuimos a los coches de choque. Cientos de madrileños y madrileñas se despertaron el 2 de octubre con esa cantina en la cabeza, aunque no porque sean fans de Los Desgraciaus, sino porque había llegado el día más esperado por los fans de la velocidad... Y los golpes.

Red Bull Autos Locos celebraba por fin su evento por excelencia, y por fin, llegó. Pese a que el primer coche bajaba pasada la una de la tarde, la gente no paró de acudir al Parque del Oeste para agolparse a lo largo de los 700 metros de pista. Por supuesto, valió la pena.

Nuestros Cristina Boscá y Karin Herrero empezaron su labor como presentadores contando cómo iba a ser el día: desde los 52 bólidos que se tirarían cuesta abajo a introducir al jurado, llegando incluso a mencionar qué tenían que hacer para ganar e insinuar alguna sorpresa para el final. Mientras tanto, los coches se preparaban para su gran momento.

Tras esto, el primer coche salió. El equipo preparó su bólido y se tiró sin demasiada demora, sirviendo de guía a todos los demás: una performance, una salida correcta y una llegada a meta casi sin fisuras -bueno, terminaron despeñándose antes de llegar-; que sirvió de pistoletazo de salida para los demás. Aunque no todo iba a ser tan sencillo.

Un non-stop de risas y accidentes

Aunque Red Bull se aseguró de que los coches cumplían ciertas normas que protegiesen a sus conductores, no evitó que muchos se desmontaran en plena marcha. Con nada más que la fuerza de la gravedad -y cuatro ruedas, claro- para hacer el recorrido, muchos no pudieron soportar las rampas y obstáculos que había por el camino.

Hubo un taco gigante que fue desarmándose durante el trayecto, una mini-carretilla que perdió la mitad del vehículo en un bache e incluso un bólido que se partió y llevó a su conductor a la carretera de un salto. Sin duda, momentos que el público celebró y lamentó a partes iguales.

Aunque anécdotas aparte, todos se ciñeron a las normas: elevaron la creatividad al máximo, además de darlo todo en en sus bailes. Hubo combates Batman vs el Joker, coreografías imposibles e incluso alguna performance abstracta sobre una cosechadora. Pero, aun así nadie pudo eclipsar... A ella.

Rosalía, protagonista y ganadora absoluta

De una túnica, salió la mujer del momento: Rosalía. Aunque no la verdadera, claro -que está en Estados Unidos con su Motomami Tour-. Con un ceñido outfit rojo y recreando su meme de Bizcochito, la copia de la artista dispuso su coreografía justo antes de montarse en su bólido. Obviamente, la empezó mascando chicle y mirando a los lados.

Capitaneando el equipo, los Crazy Goat entendieron a la perfección de qué iban los Red Bull Autos Locos: hicieron una coreografía coordinada después de darle el toque cómico con su conductor disfrazado de la intérprete de Despechá, y no contentos con eso, revelaron un coche aerodinámico y muy manejable con la forma de un lagarto.

Si con ese conjunto ya tenían asegurada una buena puntuación, la garantizaron cuando su coche desprendió su carcasa y se convirtió en un unicornio, transformándose al más puro estilo Saoko. Por si fuera poco, llegaron a la meta casi sin fisuras, con un aplauso generalizado, una de las mejores marcas de tiempo y con un sobresaliente por parte del jurado, algo que horas después les aseguró su primer lugar en el podio.

Un final por todo lo alto (y bajo) con Anda Ya

Aunque era un secreto a voces, los presentadores iban a terminar compitiendo igualmente. LOS40 y Anda Ya tenían su propio coche, una taza con una cuchara gigante que prometía competir ferozmente pese a ser la última. Con nervios notables, Cristina Boscá y Karin Herrero se montaron en su bólido después de una coreografía con uno de nuestros últimos números 1, la session #52 de Bizarrap.

Tras ello, se dejaron los nervios en la salida y tiraron cuesta abajo hacia la meta. Sin embargo, hubo susto entre medias: ambos volcaron en la primera rampa, afortunadamente sanos y salvos. Volvieron a subirse al coche y terminaron su recorrido, justo a tiempo para ver quiénes ganaban el gran premio.

Finalmente, Red Bull despidió su día más loco con una batalla de baile que terminó por coronar una jornada de aplausos, gritos y diversión... Y de empezar la cuenta atrás para la edición del año que viene.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad