• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Mans Zelmerlöw, un sueco en Barcelona

    El ganador de Eurovisión 2015 tiene una historia arraigada en la ciudad condal

    Quien la sigue la consigue. Ese debe ser uno de los lemas de vida de Mans Zelmerlöw, el sueco de 28 años que ganó la última edición de Eurovisión. Y lo hizo con una canción pegadiza (que algunos tacharon de plagio del Lovers on the sun de Guetta), un físico espectacular y una puesta en escena, cuanto menos, original. Fue favorito desde el principio y los pronósticos se cumplieron. Heroes se alzó con la sexta victoria sueca.

    No era su primer intento. Se presentó en dos ocasiones más (2007 y 2009) al Melodifestivalen, el certamen en el que se elige al representante sueco para Eurovisión. No hubo suerte pero fue elegido como presentador para la edición de 2010. Pero se quiso quitar la espina y en 2015 lo volvió a intentar con una doble propuesta, como compositor y como cantante. En esta ocasión, sí fue elegido.

    En España no le conocíamos pero en su país la situación era completamente diferente. Desde que en 2005 pasó por el talent show Idols, se convirtió en un rostro habitual de la televisión sueca. Un año después ganó el reality Bailando con estrellas.

    Su proyección cada vez más pública le permitió entrar en el elenco de musicales de gran producción como Grease y Footlose. Siguió presente en la televisión entre 2011 y 2013 presentando los conciertos veraniegos que se televisan cada año.

    Vecino del Raval

    Pero, al margen de la pequeña pantalla, lo suyo es la música. Tiene tres discos publicados, el último de ellos, de 2013, Barcelona Sessions. Y es que Zelmerlöw tiene su propia historia con la ciudad condal que surgió como por azar.

    En agosto de 2011 iba a coger un avión rumbo a Nueva York para ver un torneo de tenis pero el huracán Irene hizo que el vuelo se cancelase. Improvisó un plan alternativo y se fue a Barcelona para ver jugar al Barsa. Eso nos deja claro que no tiene problemas de dinero y que le gustan los deportes.

    Su amor con Barcelona fue un flechazo y desde entonces vive a caballo entre Suecia y España. De hecho, en 2012 rompió con su novia, Marie Serneholt, ex integrante del grupo sueco A*Teens. Cogió las maletas, se compró un piso en el Raval y compuso su tercer álbum. Cuando llegó a su casa con los músicos para empezar la grabación, se encontró que le habían robado, pero eso no mermó su amor por la ciudad.

    Så.

    Una foto publicada por Måns Zelmerlöw (@manszelmerlow) el

    Al margen de su talento musical, no podemos negar que también llama la atención por su físico. En 2007 la revista gay QX le nombró el hombre más deseado de Suecia. En 2014, presentó su GayGala en la que impactó con su parodia del Wrecking Ball de Miley Cyrus.

    Polémicas declaraciones

    Pero no todo han sido piropos desde el colectivo homosexual. De hecho, en una de sus apariciones televisivas en las que cenaba con otras personas se le ocurrió decir que “no es natural que un hombre quiera dormir con otro”. Las críticas se multiplicaron y acabó pidiendo disculpas. Y claro, con ese cuerpo, se le perdona casi todo.

    Cercano a la Casa Real sueca

    Tiene una buena relación con la familia real sueca. Ya actuó para el cumpleaños de la heredera, la princesa Victoria, y podría volver a hacerlo este año. Además, la princesa Magdalena le contrató para la despedida de soltera de una amiga. Está claro que no tiene sangre azul pero que puede sentirse como un príncipe en su país. Ahora le toca cruzar fronteras y, en unos días, le veremos en España, ya no como un vecino anónimo del Raval, sino como el ganador de Eurovisión que llega dispuesto a conquistar nuestro país con su música. Ya tiene preparado nuevo trabajo, Perfectly damaged.

    Navegar por su cuenta de Instagram nos deja claras algunas cosas, sobre todo, que le gusta vivir la vida y compartirla con sus amigos. Es un apasionado del tenis en concreto y los deportes en general, adora a su perro, le gusta viajar y conocer nuevos lugares, disfruta del mar y la pesca y el buen comer. ¿Se puede pedir algo más?

    Love it. #croatia #navigare

    Una foto publicada por Måns Zelmerlöw (@manszelmerlow) el

    TE RECOMIENDO


    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?