Eurovisión no ha acabado: ahora son sus exrepresentantes quienes arremeten contra él

Una vez zanjada la polémica por la reciente victoria de Ucrania, el festival se enfrenta a las críticas de Anabel Conde, Soraya... mientras sigue sobrevolando la 'tormenta Barei'

Barei

Cuando la organización internacional de Eurovisión daba por zanjada la polémica por la victoria de Ucrania, que hizo que medio millón de televidentes pidieran que se revisaran los votos de la gala, algunas voces se han vuelto a alzar contra el festival, esta vez en España.

La última en lanzar sus pullas contra TVE y su gestión del certamen ha sido Anabel Conde, la representante española de la edición de 1995.

La malagueña, que quedó segunda con el tema Vuelve conmigo, escribió un tuit mientras se emitía la gala de Levántate All Stars, dedicada a Eurovisión. La artista indicó que el espacio tenía mejor sonido que las galas de preselección que hace TVE para escoger al candidato eurovisivo.

También sugirió que TVE no quería que los candidatos españoles ganen Eurovisión y que la organización se empezó a preocupar cuando vio que su nombre subía en las apuestas.

Este lunes, la artista ampliaba sus declaraciones en una entrevista concedida a ESCtrevistas, donde aseguraba que se sintió "una marioneta" en manos de la organización. "Ni la compañía discográfica, ni TVE querían conseguir una entrada para mis padres", ha añadido.

Otra que asegura haberse quedado con lo bueno de Eurovisión pero que ha cargado ocasionalmente contra aspectos del certamen es Soraya Arnelas, representante española de la edición de 2009. "Me digné, sencillamente, a aceptar órdenes", ha declarado a la web eurovisión-spain.com, donde ha indicado que hubiera elegido otro vestido y otra coreografía de haber podido tomar decisiones.

La tormenta Barei, también en el aire

Tampoco la última candidata española, Barei, ha estado libre de polémica. Hace poco se filtraron las imágenes previas que TVE mandó con su actuación a Estocolmo y que pudieron ser fundamentales para la decisión del jurado. Al parecer, la puesta en escena y los coros poco tenían que ver con lo que fue al final la actuación de la española, algo que ha sido duramente criticado.

Además, Barei ha subrayado algunos fallos de la gestión española respecto al festival: "La sensación que tengo es que en otros países no se ponen tantas trabas de primeras. Aquí se parte del 'no' y se tiene que convencer", explicaba hace unos días en el programa radiofónico Pasión Eurovisión.

“Si hubiéramos tenido el contacto directo con los suecos desde antes, todo hubiera sido más fácil. Sé que otros artistas que han tenido contacto directísimo. ¿Por qué nosotros no?", añadía, antes de indicar que desearía que los futuros candiatos no sintieran la "misma impotencia" que ella.

¿Por qué España no tuvo el contacto con los suecos que tuvieron otros países?

En cuanto a la parte afectada, solo ha trascendido que el presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, ha mostrado su contrariedad por que la representante de España hubiera acudido a Eurovisión con una canción cantada en inglés, según ha recogido Bluper.

Eurovisión es algo en lo que TVE no se quiere gastar un duro

Más duro fue en el pasado el candidato de 2004 Ramón del Castillo, "Eurovisión es algo en lo que TVE no se quiere gastar un duro ya que para ellos es algo sin importancia y saben que no se va a ganar", indicó tras su paso por el certamen.  

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?