los40-logo-prisa-web
los40-menu-burger
los40-icon-lupa
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • Tarjeta LOS40
  • los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    Estas son algunas de las mejores historias de los Grammy

    Anécdotas, cotilleos y curiosidades de la gala más importante de la música

    Estas son algunas de las mejores historias de los Grammy

    Adele posa feliz con sus cinco Grammys en 2012, el año de su exitoso Rolling In The Deep. / © Kevork Djansezian/Getty Images

    Pajaritas anudadas, faldas de raja de esas que vuelven con fuerza. Flashes cegadores que incrementan el brillo de las lentejuelas. Manojos de nervios escondidos tras fotogénicas sonrisas. Una alfombra roja sobre la que pisa lo más granado de la música internacional. Millones de ojos clavados sobre la pasarela, hordas de fans que vomitan gritos de alta intensidad promovidos por el amor incondicional a sus estrellas más veneradas. El mundo decide frenar en seco este sábado para acoger la sexagésimo primera edición de los premios Grammy. Una edición que contará con las actuaciones estelares de Camila Cabello, Miley Cyrus, Dolly Parton con Katy Perry, Cardi B, Post Malone con los Red Hot Chili Peppers, Janelle Monáe y muchos más. Glamour del bueno y chute de eclecticismo directamente en vena.

    Los Oscar de la música, como no podía ser de otro modo, concentran infinidad de momentos para el recuerdo. Algunos agridulces, otros jocosos, aquellos de más allá llenos de sentimiento y estos de aquí pequeños gestos que demuestran que el génesis de las grandes historias son los pequeños detalles. Acompáñennos en esta fascinante ruta plagada de ¿sabías qué? con un toque de WTF y sus gotas de no me lo puedo ni de creer.

    La primera edición de estos galardones tuvo lugar en mayo del 59, con una gala celebrada simultáneamente en Los Ángeles y Nueva York. Y la considerada mejor canción fue una tonadilla eterna que tiene poco de angloparlante. Nel Blu Dipinto Di Blu, de Domenico Modugno. Aunque a la posteridad ha trascendido con otro nombre:

    ¿Y qué me decís del icónico trofeo que se entrega a los triunfadores de la noche? Pues que recibe ese nombre -Grammy- porque simula un gramófono. Esta era fácil. Pero quizá no sepas que mide 23 centímetros y pesa dos kilos y medio. Y lo que entregan en la gala es una réplica, que el de verdad tiene que ser grabado con el nombre del ganador. Información de servicio que te vendrá de perlas cuando estés a punto de recibir uno de manos de, qué sé yo, el/la artista protagonista de tus vigilias. Que soñar es gratis.

    Es tiempo de valquirias y titanes. De mirar a la cima de la montaña y pegarle un repasito a los más laureados en la historia de la música. Hagan sus apuestas, damas y caballeros, no va más.

    El número uno de la lista probablemente te sorprenda. Se trata de Georg Solti, un compositor de música clásica que tiene en su haber la impresionante cifra de 31 estatuillas. Toda una eminencia que lógicamente es el más laureado también en el campo de la clásica.

    En la segunda posición nos topamos con un empate técnico. Por un lado Quincy Jones, productor de productores, que llevó al éxito a muchísimos artistas de la talla de Michael Jackson o Frank Sinatra. Y con el mismo número de estatuillas, 27, la primera mujer de la lista. Violinista y cantante de un género tan desconocido en España como venerado en los States: el bluegrass. Ella es Alison Krauss.

    Pierre Boulez (26), Stevie Wonder (25), John Williams (24) o Beyoncé (22) completan los puestos más altos de la lista. En cuanto a grupos, el más laureado no son The Beatles, que “sólo” ganaron ocho entorchados. Una pista, son irlandeses y el cantante suele llevar gafas estrambóticas. Y se han llevado la friolera de 22 Grammys. Casi ná.

    No se me olviden de los Grammys Latinos. La escisión de los Grammy en su vertiente más caliente tuvo lugar en el año 2000. En aquella gala se repartieron la fama tres pesos pesados de la escena de más allá del charco, con tres galardones cada uno: Maná, Santana y cierto galán hijo de Luisito Rey. Conocerete fue mi suerete, amarete es un placer.

    Antes de que existieran estos Grammys Latinos también hubo latinos premiados, solo faltaba. La encargada de abrir la veda no fue otra que la fabulosa Rita Moreno, cantante y actriz en películas como West Side Story, que se llevó premio en 1973.

    ¿Nunca te has preguntado quién es la persona de mayor edad que ha recibido este galardón? Se trata de un bluesman de los de antaño. Su nombre es Pinetop Perkins y consiguió el premio a los 97 años de edad. Y subió de este modo al escenario a recibirlo.

    El más joven, por cierto, fue (de nuevo llega el galán) Luis Miguel, que lo consiguió por un dueto a la tierna edad de quince años. Angelito.

    Vamos con los -para mi gusto- grandes héroes de toda entrega de galardones. Aquellos que los pierden. O los que la lían. Muy a la cabeza se sitúa Brian Mcknight. Y pido desde aquí una ovación cerrada para este gran genio incomprendido que ha estado nominado la friolera de 16 veces y no ha ganado jamás. Otros son directamente más desagradecidos, como Sinead O´Connor, que rechazó el Grammy a mejor álbum alternativo en 1991 por considerar que se trataba de un reconocimiento “demasiado comercial”. Es parecido a marcarse un Marlon Brando, cuando en los Oscar envió en protesta a una india nativa norteamericana a rechazar la que hubiera sido su segunda estatuilla. Pero no es la única que ha denostado los Grammy. Eddie Vedder dijo al ganarlo “No sé qué significa ganar esto. De hecho no creo que signifique nada”. James Keenan, cantante de Tool, rechazó la invitación argumentando que esos premios “no son otra cosa que una gigante máquina promocional para la industria”.

    Unos que sí estaban locos por recibir el Grammy eran Milli Vanilli. Los alemanes lo recibieron de muy buen grado. Pero después se descubrió el pastel de sus playbacks y los reyes del lyp-sync se quedaron compuestos y sin trofeo. Los únicos en la historia a quienes se le ha retirado un Grammy. Historia viva.

    Uno que nunca dirías que lo ha ganado es Barack Obama, y no una, sino en dos ocasiones. Al mejor álbum hablado por narración en audiolibro en ambas. Dos de dos para el expresidente.

    Y para finalizar, dos joyitas. Aquel maravilloso speech plagado de honestidad de Adele al ganar el álbum del año por delante de Beyoncé, argumentando que era ella quien debía haberlo ganado y echando leña al tan presente debate racial en los Grammy.

    Y por último un dato muy relevante. Ella es la única que ha sido nominada durante tres veces consecutivas a álbum del año. Y eso son palabras mayores. Bravo, Gaga:

    TE RECOMIENDO


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?