• LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • Tarjeta LOS40
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    El anuncio de Pepsi que casi mata a Michael Jackson: 35 años del fatal accidente

    Según algunas versiones, el Rey del Pop sufrió quemaduras en la cara, pérdida de pelo y cambios en la tez de la piel, e incluso lo convirtió en un adicto a algunos fármacos

    El anuncio de Pepsi que casi mata a Michael Jackson: 35 años del fatal accidente

    Michael Jackson pudo haber sacrificado su infancia por el estrellato, pero no sería hasta 1983 cuando se graduó en la música para convertirse en una sensación global. Thriller fue lanzado el 30 de noviembre de 1982, y en cuatro meses, Jackson ya estaba recolectando siete Grammys. Para 1983, Jackson había creado el álbum más vendido del mundo y el más vendido de todos los tiempos en los Estados Unidos.

    También demostró rápidamente que era gran un innovador del pop. El videoclip-película de 14 minutos de duración que acompañó el lanzamiento único de Thriller, concebida y coreografiada por el propio Jackson, revolucionó por completo lo que podría ser un vídeo musical. Mientras que la MTV atrajo críticas por mostrar un número desproporcionado de vídeos de artistas blancos, las repetidas presentaciones de Thriller ayudaron a remediar ese desequilibrio. Jackson estaba cambiando la música pop.

    Algunos visionarios se dieron cuenta de todo lo que Michael Jackson significaba antes que nadie, y uno de ellos, el más rápido, fue Jay Coleman, el magnate de la publicidad que acababa de fundar su propia empresa: Marketing and Communications International, en 1976. Coleman tenía claro que unir el talento de Jackson a una marca era una auténtica mina de oro, especialmente si negociaba un acuerdo multimillonario en el proceso.

    No era nuevo en esto. Tan sólo tres años antes, Coleman había llevado la gira Tatto de los Rolling Stones, un acuerdo que costó cuatro millones de dólares y dio 50 millones en ganancias sólo con la venta de entradas. Un récord que aún sigue intocable hoy en día.

    Coleman hizo un plan de marketing con Michael Jackson a la cabeza y se lo llevó a Coca-Cola. Pero el gigante de los refrescos no lo tenía claro, temían que unir a Jackson a su marca solo atraería a un tipo de público. "Lo consideraron seriamente pero no pudieron dar ese salto de fe", dijo Coleman a Billboard en 2009. "Vieron todo lo que harían con Michael como una campaña étnica más específica". Coca-Cola ofreció un millón de dólares a Jackson, y este lo rechazó. ¿El próximo objetivo? El rival más cercano de Coca-Cola: Pepsi.

    Michael Jackson, en una conferencia de prensa de Pepsi en 1983. / (Steve Allen/Liaison)

    El millonario acuerdo con Pepsi

    A principios de 1980, el “mundo” se dividía entre los que bebían Pepsi y los que bebían Coca-Cola. Por aquel entonces, Pepsi había llevado a cabo la exitosa campaña 'New Generation', con la que había conseguido desmarcarse de su rival apostando por un enfoque dirigido a los jóvenes, donde se erigía como la alternativa fresca y desinhibida de su máximo rival.

    Jackson firmó con Pepsi por cinco millones de dólares. Instantáneamente se convirtió en la campaña de marketing más cara de la historia. Según los estándares de hoy, la campaña parece bastante normal, pero el alcance fue inaudito en 1983: dos anuncios (uno en 1983, otro en 1984), una aparición pública en una conferencia de prensa y patrocinio de Jackson. El cantante, después de haber visto los guiones gráficos tenía sus propias estipulaciones: quería que su canción, Billie Jean, se usara en lugar del jingle de Pepsi y no quería que su cara fuera mostrada durante más de cuatro segundos. En cambio, Jackson se comprometía a mostrar sus manos, envueltas en guantes de diamante, sus pies bailando y su perfil. MTV ofreció mostrar el anuncio gratis si tenían una exclusiva.

    Después del lanzamiento del primer anuncio de Pepsi en Jackson en 1983, se comprobó que la campaña funcionó. Un año más tarde, Pepsi tuvo unas ventas estratosféricas y un enorme aumento de presencia en los mercados. El objetivo, según Coleman, "era hacer que Pepsi se viera joven y que la Coca se viera vieja", y al elegir a Michael Jackson, Pepsi lo había logrado.

    Michael Jackson Pepsi 'Convention'

    El accidente que creó la leyenda urbana

    En enero de 1984, llegaba el segundo anuncio. Esta vez, sacarían a Jackson de las calles y al escenario, junto con el resto de sus hermanos. En las primeras tomas todo iba según lo previsto. Como se muestra en el anuncio, Jackson aparece en un tramo de escalones en la parte posterior del escenario, y los fuegos artificiales brillan detrás de él mientras baila por los escalones. Sin embargo, en la sexta toma, Jackson todavía estaba en la parte superior de los escalones cuando se produjo la explosión. Las chispas aterrizaron en su cabello lleno de gomina y se prendió fuego. Pero por profesionalismo y, posiblemente, también por ignorancia, Jackson siguió bailando, hasta que llegó al pie de los escalones, mientras un montón manos acudían a su alrededor, tratando de apagar las llamas.

    Jackson sufrió severas quemaduras en el cuero cabelludo, la cara y el cuerpo. Lo vendaron y lo llevaron al hospital. Los informes varían con respecto a qué sucedió. Pepsi y los Jackson lograron silenciar el asunto. Al final, Jackson decidió no demandar: Pepsi le pagó un acuerdo de 1,5 millones, dinero que donó a un centro médico de California. "Michael se dio cuenta de que fue un accidente y no había mala voluntad de nadie, incluida Pepsi", dijo Coleman décadas después. "Pepsi y la familia hablaron y todos llegaron a la conclusión de que sería mejor no publicar las imágenes del accidente, porque cuando las ves, es aterrador".

    Michael Jackson es conducido al Brotman Memorial Hospital después dle accidente durante la filmación del anuncio de Pepsi. / Bettmann / Getty

    A partir de ese momento, Jackson se sometió a una serie de cirugías para arreglar sus quemaduras. Según los informes, el pelo de su cabeza nunca volvió a crecer, lo que le obligó a usar una peluca. El accidente ha sido señalado como el inicio de una serie de cirugías plásticas que vendrían a definir la vida y la imagen de Jackson, la medicación que tomó para aliviar el dolor se convirtió en una rutina para toda la vida.

    Lejos de romper la relación millonaria, Jackson y Pepsi firmaron más acuerdos: dos anuncios más, por 10 millones, a finales de los años ochenta y otro en 1993. Este fue el comienzo de la famosa asociación de marcas de Pepsi con grandes celebridades: Britney Spears, Mariah Carey, las Spice Girls y Kendall Jenner le siguieron.

    TE RECOMIENDO


    Comentarios

    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?