“Arturo (Valls) a mí no me caía bien”: Confesiones en su funeral

Chimo Bayo puso la música

“Arturo (Valls) a mí no me caía bien”: Confesiones en su funeral

Movistar +

No sé si en alguna ocasión te has planteado qué música te gustaría que pusieran en tu funeral. Delaporte, Locoplaya y Chimo Bayo fueron los encargados de amenizar la despedida de Arturo Valls y parece que lograron montar una gran fiesta con mucho sabor valenciano.

Porque la muerte a veces merece una celebración. Sobre todo si el que se va se queda en el limbo con la oportunidad de observar lo que sucede. Es la posibilidad que ofrece El cielo puede esperar, el programa del canal #0 de Movistar + que ha tenido nueva ceremonia tras la de Leiva y Ana Belén.

Ya os habíamos dado algunos detalles de lo que iba a suceder pero ahora hemos podido verlo. Para empezar, hay que decir que esperemos que después de lo sucedido a Arturo no se le hayan quitado las ganas de contar sus chistes malos.

Autocombustión para un hombre al que le cuesta mantener la boca cerrada. Aunque en esta ocasión, eran otros los que tenían que hablar. Gran Wyoming, Gonzo, Antonio Pagudo, Marta Belenguer o Carlos Areces estuvieron de cuerpo presente y otros como Emilio Aragón, Karlos Arguiñano, Susana Griso o Juanra Bonet mandaron un vídeo para recordarle.

Hemos querido destacar algunos de los momentos más especiales, y desternillantes, que en estos casos, viene bien echarse unas risas.

#Un hombre realmente guapo by El Gran Wyoming

Después de asistir al funeral de Ana Belén, el cómico tuvo que despedir, también, a Arturo Valls. Aprovechó para hacer una confesión que no suele escucharse en este tipo de ceremonias: “Arturo a mí no me caía bien”.

Contó que le llamaron para hacer Caiga quien caiga, el programa que hasta entonces hacía él. El primer día que se conocieron Wyoming tenía un compromiso en un evento en el que había quedado con una modelo y el nuevo decidió acompañarle. Cuando le presentó a la mujer con la que había quedado, escuchó de su boca: “‘Hacía mucho tiempo que no me presentaba a un hombre realmente guapo’. Le odié desde el primer segundo. No me dio una oportunidad al cariño”.

#El de las audiencias by Joaquín Reyes

Otro que no quiso perder la oportunidad de decir algo en el funeral fue Joaquín Reyes: “Se ha muerto por una tontería cuando él hizo cosas muy chungas: puenting, rafting, la serie Gominolas…”.

El humorista recordó los tiempos que compartieron en Camera Café, “una serie en la que nos veían tres millones y pico de personas. Cuando acabó, él se quedó con los tres millones y yo con el pico”.

#Las mentiras de la nieve by Juan Ibáñez

La hormiga Trancas era uno de los buenos amigos de los que podía presumir Arturo Valls. “Cuando me dijeron que Arturo había muerto pensé en sus fans, en los que siguen vivos porque Arturo triunfaba mucho en la tercera edad. De hecho, se han decretado tres días de luto en Galería del coleccionista”, empezó diciendo.

Luego, pasó a un terreno más personal. “En mi caso, lo que más me unía a Arturo era la montaña. Hacíamos muchos viajes en Navidad. Pasábamos la Nochevieja, hacíamos snowboard. Habréis visto en Instagram cómo hacía trucos y saltos…no era él. Ahora que está muerto lo puedo decir, no creo que le moleste. Nos obligaba a parar a todos, se cambiaba la ropa con nuestro monitor, le obligaba a hacer trucos, lo grababa con el móvil y lo ponía en Instagram para sacar más seguidores que era, realmente, lo que le importaba”, contó.

Y recordó aquella foto de una de sus excursiones en la que decidieron enseñar el culo. “Ahí había Photoshop, seguro. Se le vía un culito de bebé y Arturo era más bien de culo frondosillo”, aseguró. Algo que negó el fallecido.

#Las paellas de Arturo by Carlos Areces

Como buen valenciano, Arturo solía reunir a los amigos entorno a una paella pero ahora hemos descubierto que tenía sus manías. Carlos Areces coincidió con él en una serie. “Los productores insistieron en darle a Arturo el mismo protagonismo que a mí y claro, la serie en un mes se fue a la mierda”, explicó el actor.

Pero aun así se convirtieron en amigos y compartían esas paellas. “Los fines de semana me iba a su casa, a sus paellas”, relató Areces, “y allí vivíamos momentos de tensión. Yo sé que para los valencianos, echarle limón a la paella es un crimen, pero a mí me gusta, le da frescor, le da sabor, y yo tenía que hacerlo a escondidas”.

#Su papel de actor

Durante la ceremonia fueron varios los que aludieron a su papel de actor y de productor. Antonio Pagudo fue uno de ellos: “A Arturo no le importaba el dinero, de hecho, producía películas en las que él aparecía”.

#El apoyo de sus padres

La familia suele ocupar las primeras sillas en estas ceremonias. Pero los padres de Arturo no pudieron estar. “Su madre y yo estamos destrozados, nos ha pillado todo esto de sorpresa y no vamos a poder ir porque teníamos reserva desde hace dos o tres meses y ya sabéis cómo son los restaurantes de los pijos”, explicaba su padre con una dudable afectación.

La próxima semana, tenemos cita con otro nuevo funeral.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?