los40-menu-burger
los40-icon-lupa
  • LISTA DE LOS40
  • PROGRAMAS + -
  • LOS40 Classic
  • LOS40 Dance
  • VÍDEOS
  • GIRAS
  • CINE / TV
  • BigBang
  • Life Style
  • INTERNET
  • JUEGOS
  • CÓMICS
  • FOTOGALERÍAS
  • LOS40 MUSIC AWARDS
  • Tarjeta LOS40
  • los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes los40-siguenos-redes
  • © PRISA RADIO -
    GRAN VÍA, 32. 28013 MADRID [España]
  • MAPA WEB AVISO LEGAL POLÍTICA DE PRIVACIDAD POLÍTICA DE COOKIES

    ‘High Expectations’, el autorretrato musical de Mabel con el que debuta en la industria de la música

    Amor, empoderamiento y feminidad en un disco pensado y hecho para triunfar en las listas de éxitos

    ‘High Expectations’, el autorretrato musical de Mabel con el que debuta en la industria de la música

    Foto promocional

    Han pasado tres años desde que Mabel publicase Know Me Better, su primer single y carta de presentación musical que, a pesar de acabar en el infinito e inabarcable archivo de SoundCloud, fue capaz de sobrevivir al torrente de temas que se vierten a la plataforma y trascender a un panorama más selecto a la par que competitivo gracias, en parte, a los puntos que te confiere ser hija de dos figuras de referencia como lo son sus progenitores: la cantante sueca Neneh Cherry y el productor musical de Massive Attack Cameron McVey.

    Así, una joven Mabel Alabama Pearl McVey se introducía en la profesión sabiendo que las expectativas puestas sobre ella serían inevitablemente altas. De la misma forma en la que tener unos padres artistas no es total garantía de heredar su talento, sí lo es de poder contar con una guía y ejemplo a seguir. Además, a su estreno con tan solo 19 años, la artista ya contaba con un considerable background musical fruto de una estancia en Estocolmo dedicada a estudiar piano y producción.

    Duración. 1hr. 1min.

    Nº Tracks: 20

    Producido por: JD Reid, Joel Compass, Steve Mac, Fraser T. Smith, Jordan Riley, Dre Skull, Oak, Snakehips, Tre-Jean Marie, MXXWLL, 169, Josh Crocker, MNEK, Jay Weathers, Alistair O'Donnell, Jax Jones,Mark Ralph, Charlie Handsome, Twice as Nice, Al Shux.

    Discográfica: Polydor Records, Universal Music Group

    Ahora (o más bien el pasado 2 de agosto), la cantante mitad-malagueña mitad-sueca y actualmente londinense llama a las puertas de una industria musical en la que ya ha conseguido colar varios hits con un disco que lleva por título High Expectations ("Altas Expectativas"), dos palabras que, según ella, "lo dicen todo. Se refieren a las expectativas que tengo puestas sobre mí misma, las expectativas que los demás tienen sobre mi persona y viceversa, sobre todo en el terreno de las relaciones sentimentales. El tópico general del proyecto es las consecuencias negativas y positivas que conlleva el 'crear expectativas'".

    Pero dentro de esa temática caben una gran cantidad de experiencias que tienen que ver con el amor (Mad Love), los desengaños, los momentos de bajón (OK(Anxiety Anthem)), la fuerza femenina (I Belong To Me) o el empoderamiento (Don't Call Me Up) y que son, al fin y al cabo, distintas facetas de la historia que ha querido contar la cantante, quien deja claro que, a pesar de abordar un amplio abanico de sentimientos y emociones, el disco tiene la intención de dejarnos con una sensación positiva: "El álbum habla sobre el amor propio y la confianza en uno mismo, lo he hecho para todas personas que alguna vez hayan creído que no son suficiente, porque sé lo que es sentirse así. Espero que escuchar este álbum os haga sentir tan bien con vosotros mismos como me ha hecho sentir a mí el escribirlo".

    Antes de que High Expectations viese la luz, las especulaciones en torno a Mabel iban desde quienes esperaban que fuese la futura promesa del R&B (ahora que Jorja Smith va alejándose a pasos agigantados de la catalogación de "artista emergente") a quienes la veían como una de las nuevas voces del urban. Si algo quedaba claro con adelantos como Don't Call Me Up, Mad Love o Bad Behaviour, era que la influencia del pop estaría intencionadamente presente en su primer álbum.

    Y es que en todo ese camino recorrido que hay antes de este LP (donde, no nos olvidemos, hay hitos tan remarcables como actuar de telonera de Harry Styles en España), se observa un claro viraje hacia el género más mainstream del momento. Aunque en Ivy To Roses (su mix-tape lanzada en 2017) la artista reconocía la influencia de diosas del R&B como Lauren Hill o Aaliyah, ya dejaba notar esa curiosidad por las melodías pop, que tanto ella como sus productores han sabido combinar a la perfección con los ritmos característicos de la música urbana.

    Su debut musical es una mezcla efectiva de estos estilos: R&B, pop y urban en dosis perfectas para resultar en un proyecto musical que es claramente identificable con el de otras artistas actuales como Anne-Marie, Dua Lipa, Rita Ora e incluso Ariana Grande.

    High Expectation cumple tanto con la formación de músico profesional de la artista en cuanto a su longitud (un total de 20 tracks para un álbum debut dice mucho en la era de los EP's) y producción redonda, como con la ambición de llegar al público más amplio y multitudinario. Y es que todas las canciones que lo componen están pensadas para ser hits, lo que significa tanto cierta homogeneidad entre los tracks como el hecho de que todos ellos son carne de cañón para las listas de éxitos.

    Y si no, que se lo digan a Don't Call Me Up, el single recuperado de esa mixtape de hace dos años que ya ha logrado convertirse en el primer tema del álbum de Mabel que ha alcanzado el número 1 de la Lista 40.

    Mabel se introduce en la industria con una propuesta inteligente en cuanto a que es fácil de escuchar, entender y digerir. Su música no es innovadora y, a pesar de que el disco está bien construido y acabado, en esa búsqueda de la aceptación popular sacrifica el formarse una personalidad más definida. Sin embargo, parece que ella es totalmente consciente de las luces y las sombras de su proyecto y opta por adentrarse en el panorama cumpliendo los cánones preestablecidos.

    Mientras observamos su futura (o no) evolución, High Expectation es perfecto para llevar en los cascos este verano: tanto para hacer que los viajes sean más cortos como para relajarse en la playa o bailar hasta las tantas en la discoteca.


    icono_desplegar_comentarios_2

    Comentarios

    icono_desplegar_comentarios_2
    LOS40

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?