Katy Perry ha madurado gracias a una persona muy especial

La cantante se ha sincerado en la televisión

Katy Perry ha madurado gracias a una persona muy especial

Todo Hollywood conocía a Katy Perry por ser una de las artistas más fiesteras de Los Ángeles. La californiana era una mujer a la que le encantaba salir a bailar hasta caer rendida. Por supuesto, a la mañana siguiente no se levantaba de la cama hasta las once de la mañana. ¡Eso como mínimo!

Pero los tiempos han cambiado y aquella Katy desenfrenada ha pasado a mejor vida. ¿La razón? Flynn, la hija de ocho años de Orlando Bloom ha hecho que su vida tenga otra rutina.

La artista de 34 años lleva prometida con el actor de Piratas del Caribe desde hace meses. Como es de esperar, la cantante está compartiendo un montonazo de tiempo con la hija de su pareja y, claro, la niña tiene su propia rutina. ¡Tiene que ir al colegio y madrugar por las mañanas!

De este modo, en el programa de Ellen DeGeneres, Perry ha hablado sobre cómo ha cambiado su vida cotidiana desde entonces: “Tenemos que salir por la puerta a las siete y media de la mañana para estar allí a las ocho y cuarto. No podemos llegar tarde”.

“Antes me despertaba a las once de la mañana y ahora estoy en la cama como una persona normal a las diez de la noche”, ha asegurado la intérprete de Never Really Over.

“Supongo que definitivamente he madurado. Esto debe ser crecer. Es por lo que todavía visto como una niña”, ha continuado diciendo.

Pero no solo sus horarios han cambiado. Orlando es todo un fan del deporte y ha arrastrado a Perry a sus sesiones matinales. “No me importa hacer ejercicio y él me anima a hacerlo, es como ‘¡hagamos deporte, vamos a hacer yoga!’ Así es como nos entendemos, con un lenguaje espiritual y deportivo”.

Sin lugar a dudas, la vida de Katy Perry ha dado un giro de 180 grados. Eso sí, está contenta.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?