5 Seconds of Summer cierra una etapa para comenzar una totalmente nueva en ‘CALM’

Analizamos el último lanzamiento de la banda australiana

5 Seconds of Summer

Imagen promocional de 'C A L M'. / Andy de Luca (Universal Music)

5 Seconds of Summer ha estrenado nuevo trabajo. CALM supone el cuarto álbum de estudio de la banda australiana y no es casualidad que sus cuatro miembros, Calum, Ashton, Luke y Michael hayan elegido el acrónimo de sus nombres para titular este elepé.

Han pasado ya dos años desde que 5SOS publicara Youngblood, el disco con el comenzaría su personal revolución y evolución musical. En este tercer álbum encontrábamos atisbos de un nuevo estilo para el grupo que, además de distanciarse considerablemente de aquel pop/rock de Sounds Good Feels Good y su homónimo 5 Seconds of Summer, finalmente ha culminado en CALM.

Dicen por ahí que las modas siempre vuelven y, ¿qué podemos decir? Que en este caso, no se equivocan. En este nuevo disco, los sonidos ochenteros del synth/pop y rock electrónico propios de la New Wave vuelven a ganar vigencia, y si no, que se lo digan a Dua Lipa, cantante que recientemente también ha presentado novedades musicales con influencias de la misma época.

Una nueva era

5 Seconds of Summer, con este nuevo LP, cierra una etapa para empezar una totalmente nueva. Canciones como Old Me o No Shame narran a la perfección el lado más oscuro de la fama y el éxito, dos factores con los que el grupo ha tenido que lidiar desde la adolescencia y los cuales les han llevado a cometer más de un error. Ahora, gracias a una mayor madurez y retrospección, se atreven a mirar hacia delante con optimismo, como en Wildflower, y a prometernos que lo mejor está por llegar, como en Best Years ("I'll give you the best years").

Parte de este crecimiento y madurez se aprecia también en unas letras más profundas y honestas, como escuchamos en Thin White Lies, Not In The Same Way o en High. CALM es, en definitiva, una segunda oportunidad para empezar de cero, con la ventaja que brinda haber sentado la cabeza y haber experimentado las dos realidades de la popularidad.

Un sonido más experimental

Cuando has tocado techo como parecen haber hecho estos jóvenes australianos, la única alternativa que queda es reinventarse. En el caso de 5SOS, todo comenzó con la presentación de Easier como primer single. Los cuatro integrantes del grupo han asegurado que la composición de esta canción se produjo antes que la idea conjunta de su cuarto LP. Este tema, que cuenta con el sello inconfundible de Charlie Puth -uno de los productores del hit-, supuso el punto de partida y marcó la tónica que seguiría el resto del álbum.

Precisamente, lo que más llama la atención de este nuevo sonido es el uso de armonías nunca visto (ni oído) hasta el momento. Los que llevan años siguiendo a 5SOS saben que sus cuatro integrantes saben cantar, y es algo que han demostrado en alguna que otra canción en la que podemos escuchar sus voces por separado. Sin embargo, en este nuevo disco, Calum, Ashton, Luke y Michael unen sus voces para enseñar al mundo de lo que son capaces de hacer vocalmente, algo que ya probaron en su cover de Killer Queen, de Queen. La satisfacción que produjo tal resultado se puede constatar en Red Desert.

Aparte de Queen, la música de Jeff Buckley, Depeche Mode o The Cure, procedente de los años 80, ha sido la que ha servido de inspiración a este cuarteto de Sídney, palpable en tracks como Teeth -cuyo principio recuerda a la sintonía de Stranger Things- o Lonely Heart.

Estrellato precoz

Ni siquiera rozaban la mayoría de edad cuando la oportunidad de embarcarse en un proyecto discográfico llamó a sus puertas. Eran unos chavales de 16 años que lo dejaron todo en su Australia natal (sus familias, sus amigos y sus estudios) para mudarse a la otra punta del mundo. A Londres, ni más ni menos.

Después, la posibilidad de ser los teloneros de One Direction en su gira internacional por estadios de todo el mundo precipitó su estrellato. En apenas dos años, pasaron de tocar en un recinto pequeño como el Oxford Art Factory de Sídney a tocar para millones de personas en sitios como el Wembley Arena.

Han sido reconocidos por su música, han colgado sold outs en cada ciudad que han visitado, han conseguido premios a una edad prematura… Todo ello, antes de cumplir los 25. Por lo tanto, y a pesar de su juventud, podríamos decir que lo han conseguido prácticamente todo en la industria musical, ¿o no? Solo el límite que ellos quieran ponerse a partir de ahora lo decidirá. Y el tiempo dictará sentencia.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?