Leiva: “Todos estamos locos por encontrarnos con alguien de verdad y por cambiar la pantalla”

El cantante nos cuenta lo positivo y negativo que ha encontrado en este encierro

LEIVA nos cuenta cómo fue su cumpleaños en cuarentena en ‘LOS40 EN CASA’

El pasado 30 de abril Leiva cumplió 40 años, una fecha muy redonda que ha tenido que celebrar de una manera muy diferente a como se lo había imaginado. Pero que conste que no todo ha sido negativo porque, prescindir del fiestón que se había montado, le ha dado como fruto una canción que cada día gana más adeptos: La estación eterna.

De todo esto ha estado hablando con Jesús Taltavull en LOS40 En Casa, una charla que nos ha servido para conocer cómo vivió su cumple y qué reflexiones ha sacado de esta situación.

Cumple tristón

En la portada de su nuevo single vemos unos globos un tanto ya desinflados con el 40 de los años que cumplía Leiva. Así que algo de celebración hubo y eso que los cumpleaños no le ponen especialmente alegre.

“Tengo cierta tendencia a la nostalgia el día de mi cumpleaños por alguna razón desconocida, que alguna explicación tendrá que no encuentro, pero los días de mi cumple me suele poner bastante tristón”, confesaba.

Pero llegar a los 40 no es cualquier cosa y tenía previsto algo especial. “Llevaba mucho tiempo diciendo ‘cuando cumpla 40 voy a hacer una fiesta enorme…’. Yo tocaba en un festival este día y nos íbamos a juntar un montón de amigos, iba a ser como una fiesta importante, un cambio de ciclo. Fue un poco más raro, pero a cambio de esta circunstancia me empujó a hacer una canción que si no se hubiera dado esta circunstancia esa canción no existiría y me ha compensado”.

Cambiar cumple malo por canción que me gusta me parece un buen 'chance'

La estación eterna

La misma noche de su cumple grabó La estación eterna, su canción más personal y diario de lo que han sido para él estos días. Basta escucharle hablar de ella para darse cuenta de lo orgulloso que está del resultado.

“Escribir una canción es como si fuera sintonizar una radio que oyes ruido y de pronto escuchas una sintonía nítida, hacer una canción es un poco así y cuando la encuentras es un placer tan grande que siento que le he robado a esta situación tan extraña una canción”, explicaba.

Por lo que dice en la letra y lo que hemos visto en el videoclip casero que lo acompaña, ha estado montando en bici, leyendo noticias como el fallecimiento de Michael Robinson, bebiendo vino, comiendo en la cama, tocando instrumentos… y componiendo una canción como esta que nunca imaginó que haría.

“No ha sido un confinamiento especialmente fructífero. Estaba haciendo una banda sonora y he escrito alguna cosa, pero no pensé nunca que fura a escribir una canción al hilo de la situación porque es una situación tan triste que no me veía en condiciones de escribir sobre ella. Pero al final el cumpleaños me puso en un estado medio raro, me hizo robarle esta canción a esta situación y estoy contento”, admite.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Leiva (@leivaoficial_) el

Lo bueno y lo malo

Leiva es un hipocondríaco reconocido, pero en esta ocasión, no se ha obsesionado con el virus. “Mi condición de aprensivo me lleva a tener miedo por enfermedades, pero en este caso me daba tanto miedo que mis papás se pusieran malos que me he puesto a la cola de ese miedo y como que me he olvidado. He tenido otros tipos de miedos”, asegura.

Ha estado muy centrado en la banda sonora que está haciendo y dándole vueltas a lo que nos deja esta situación, que no todo es negativo: “No tenemos el control de nada y es un mensaje muy positivo. Estábamos haciendo del planeta un lugar muy difícil en el que vivir y por circunstancias equis, es una demostración de que así no podía seguir, esa es mi lectura cósmica. Esto es un frenazo en seco de decir, si seguimos, nos lo cargamos y nosotros vamos detrás”.

En ese parón forzado hay mucha gente que se ha dado cuenta de muchas cosas que no funcionaban en su vida o que debían cambiar. En su caso, no ha sido diferente: “Hay lecturas muy positivas como vivir el presente, que es algo importante, estar a lo que estás en el momento. Hay tanta incertidumbre que pensar en la semana que viene es perder el tiempo. Estar pensando en lo que cocinas, lo que ves, lo que haces, es algo que no suelo practicar porque mi cabeza va semanas por delante y creo que se pueden hacer buenas lecturas de la situación”.

No se olvida de lo negativo, que aparte de lo obvio, reconoce que le angustian las cifras de muertes que se comparten cada día, hay algo que no puede soportar: “Me entristece la confrontación política, los sartenazos, en guerra con los aplausos. Me genera un montón de pena y frustración pensar que no nos ponemos de acuerdo ni en una situación así”.

Jugando con la música

No nos queda otra que tirar hacia delante e intentar buscar puntos de desconexión. Él los encuentra con su hermano con el que está compartiendo este encierro.

Ver esta publicación en Instagram

Cumplidor de apuestas. Derrota en el campeonato de ping pong Open Cuarentrena. I'm a loser baby. #JuanchoEsDios.

Una publicación compartida de Leiva (@leivaoficial_) el

Si Juancho ya demostró qué tal se le daba continuar los versos de canciones de sus amigos, ahora le tocó el turno a Leiva que no estuvo muy acertado. Sabe reconocer al instante a qué canciones pertenecer los versos, pero recordar las letras… eso ya es otro asunto.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?