Marc Ros (Sidonie): “El porno no me sienta bien, me da sensación de vacío absoluto”

Conocemos mejor al cantante gracias a su primera novela

Marc Ros

Marc Ros publica su debut literario. / @marcrossidonie

Marc Ros, el cantante y compositor de Sidonie, tiene personalidad múltiple. Ahora ya no es uno, sino cuatro, él y los tres personajes principales que ha creado para su debut literario. Este 28 de mayo llega a las librerías El regreso de Abba, una historia de nostalgia, añoranza y deseos frustrados que tendrá su propia banda sonora.

Abba, Hugo y Doménec pasan el verano en Cadaqués con el objetivo de grabar un disco y un documental. Para conseguirlo tendrán que encontrar puntos en común que les ayude a encontrar la inspiración que necesitan para poder hacer algo sincero y auténtico. Y conocer su historia y comprobar su evolución en ese verano mágico, es un regalo para los que hemos podido leer la novela.

Está cargada de reflexiones y frases de esas que es imposible no subrayar mientras vas leyendo. He querido destacar algunas para saber si lo que expresan coincide con la opinión de Ros o es sólo parte de la ficción de unos personajes con los que él convive desde que los creó.

#1. “No os sintáis culpables por disfrutar del dolor de los otros”.

¿Es inherente a la condición humana?

Estoy de acuerdo con lo que dice Hugo. Los contenidos de según qué programas de televisión o de las nuevas plataformas para ver series, todo se alimenta de ese morbo. No sé hasta qué punto puede ser sano. Ahora estamos acostumbrados a ver cosas que hace años nos hubieran helado el corazón y eso también se dice en la novela. El morbo puede estar incluso en la atención que ponemos cuando escuchamos a un amigo cuando nos cuenta su desastre de relación con su pareja, estás ahí pegado, ¿por qué somos así?

¿Te consideras morboso?

Yo soy de los que cuando hay un accidente, intenta no mirar y darle al freno, sigo adelante. O cuando un informativo te avisa de que las siguientes imágenes pueden herir tu sensibilidad, yo jamás las miro porque me van a doler, pero me afectan. Por eso también miramos porno, yo lo he dejado por eso.

¿Por qué?

Porque detecto que no se trata bien a las actrices, si es que se las puede llamar actrices. Es mucho mejor tirar de la imaginación en esos momentos de intimidad contigo mismo porque había mucho morbo en eso también, en mis exploraciones por el mundo de la pornografía. No me sienta bien, me da sensación de vacío absoluto.

#2. “El peor miedo es no tener ningún sitio al que huir”.

¿Tú lo tienes?

Yo he sufrido algún ataque de ansiedad. El decir ‘madre mía que me parece que me voy a morir’. Lo sentí así cuando he sufrido esas crisis. No tener ni tu propia casa, ni la respiración porque piensas que te vas a morir. Es un miedo atroz.

Hablas en pasado…

Sí, porque hago meditación y me va muy bien.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Marc Ros (@marcrossidonie) el

Cada vez hay más voces que hablan de este padecimiento, parece más habitual de lo que pudiéramos pensar…

A lo mejor ha estado siempre, pero los artistas no acostumbrábamos a confesarlo. Pero no creo que sea una cosa de artistas, creo que toda la sociedad y justo ahora que estamos en esta situación, con el confinamiento y todo esto, he escuchado a amigos que han sufrido insomnio, por ejemplo, o ansiedad y gente que no había tenido problemas de este tipo, y yo digo, bienvenidos al club, yo estoy igual de mal que siempre, intentando mejorar. También tiene que ver con lo rapidísimo que va todo, el tema de las pantallas que es muy complicado. Te pasas el día mirando contenidos que van muy rápido, que no puedes asimilar y te dejan vacío y te animo a que leas otras historias.

#3. “Había un parentesco entre personalidad artística y locura”.

La excentricidad del genio loco, ¿no es una idea demasiado romántica de la creación?

Esto es muy del XIX, ¿verdad? Qué casualidad, estoy mirando mi discografía y pienso que todos son unos locos de atar. Todos mis héroes musicales están para encerrarles en un manicomio y si no es así, pienso en el caso del Bowie que no estaba loco, o los Beatles, pero su época de mayor creatividad era cuando estaban sometidos a un cuadro de estrés insoportable y luego su creatividad empezó a bajar, qué curioso.

¿Estás loco?

No, tengo un problema de trastorno obsesivo compulsivo que ya he tratado, me han detectado y mi psicóloga me ha dicho que no hace falta que me medique, lo que es una buena noticia. Es un problema mental muy leve que yo no sabía ni que existía eso de tener tantas manías. Empecé buscando equivocadamente por internet y me asusté mucho hasta que al final me dijeron.

¿Cuáles son esas manías?

El problema es que estoy muy solo, le doy mucho al coco. La meditación sirve para alejarse de eso.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Marc Ros (@marcrossidonie) el

#4. “Un buen artista era aquel que sabía escuchar la voz del niño que llevaba dentro”.

¿Síndrome de Peter Pan?

No, es el síndrome de Picasso. No sé si has visto esos dibujos que hizo de un toro que empezó haciendo con mucha perspectiva y al final lo acaba haciendo con cuatro líneas y entiendes perfectamente que es un toro. Y decía, ‘este es el dibujo que haría un niño’. Los niños también están locos, volvemos al tema de la locura, parece que para salir del corsé tienes que volver a conectar con el niño que eras o el loco que eras, que casi son las mismas cosas. He borrado muchas cosas de la novela para ser más simple, para ir de la A a la Z en línea recta, como haría un niño.

#5. “Personas creativas asesinadas por el sistema educativo”.

A ti los estudios mal, ¿no?

Yo y mis compañeros somos fruto del sistema educativo y somos protagonistas del fracaso escolar. Muchos de los músicos, de mis colegas, no tienen estudios porque andaban tan perdidos que sus padres les decían, ‘vale, da igual, ponte a trabajar y déjalo’, te dejaban un poco por inútil. Yo tuve la suerte que mis padres, ante el fracaso escolar, me mandaron a un psicólogo que les dijo que el niño tenía capacidades creativas y eso me ayudó mucho, cuando formé mi primer grupo y dejé mi primer trabajo, que mis padres me apoyaron.

Tus padres fueron pioneros, que en esos tiempos no era tan normal llevar a un niño al psicólogo como ahora.

Alucino con el gesto de mis padres porque eran gente normal y el gesto de llevarme a un psicólogo en los años 80, flipo y se lo agradezco un montón. Mis padres estuvieron a mi lado todo el rato, qué suerte que tuve.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Marc Ros (@marcrossidonie) el

#6. “Todos los cambios del rock han venido anunciados por un tipo de peinado”.

En esta cuarenta ha triunfado el rapado de cabeza, ¿se avecina algo nuevo?

¿No me digas? Eso es buenísimo porque fliparemos con los cambios cuando volvamos a encontrarnos, en gran parte estéticos. Yo en cambio, lo que he visto es que mis colegas tienen el pelo más largo. Yo los veo más guapos. No hay nadie de mi entorno que se haya rapado la cabeza, ni nadie de mi entorno que haya hecho pan, ni haya acumulado papel higiénico…no es que vaya de alternativo, pero es que no conozco a nadie que lo haya hecho. Una vez salí a correr y vi tanta gente en la calle que claramente no era del barrio que me dio palo, ya no me apetece, me quedo en casa.

No te has rapado, no has hecho pan, no corres… ¿qué has hecho en esta cuarentena?

Trabajar en el disco, atender a los medios, haciendo IG Live que es un mundo muy complicado para mí porque soy muy negado para las cosas tecnológicas, me he puesto más nervioso haciendo un Live que en un concierto de Sidonie. Muy complicado para mí. Ahora he aprendido un poco pero no es lo mío. SI el futuro tiene que ser así a lo mejor me planteo buscar otro.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?