Beyoncé habla de racismo y sexismo en el discurso más impactante e inspirador que le hemos escuchado

Dirigido a los jóvenes graduados de 2020

Beyoncé

Beyoncé pronuncia un discurso contra el racismo y el sexismo. / Kevin Winter/Getty Images for Coachella

Los jóvenes que este año se han quedado sin su graduación por la pandemia, han tenido un sustitutivo, si cabe mejor. Grandes artistas y personalidades relevantes les han ofrecido un espectáculo lleno de música y discursos motivacionales que les han convertido en los auténticos protagonistas.

Dear of class 2020, ha sido un evento de casi cinco horas de duración, organizado por youtube, que ha contado con discursos jóvenes como el de BTS, versiones de grandes canciones como la que ha puesto en marcha Finneas o discursos tan emotivos e inspiradores como el de Beyoncé.

La cantante comenzó dando las gracias al matrimonio Obama por haber contado con ella para este evento y felicitó a los graduados de 2020. “Habéis llegado aquí en medio de una crisis global, una pandemia racial y una expresión de indignación mundial por el asesinato sin sentido de otro ser humano negro, desarmado, y, aun así, lo lograsteis”, les dijo a los que este año se han quedado sin su celebración de promoción.

Centró gran parte de su discurso en las protestas raciales que se están monopolizando la actualidad, hoy en día, de Estados Unidos: “Gracias por usar tu voz colectiva para que el mundo sepa que las vidas negras importan. Los asesinatos de George Floyd, Ahmaud Arbery, Breonna Taylor y muchos otros nos han dejado a todos rotos. Ha dejado a todo el país buscando respuestas. Hemos visto que nuestros corazones colectivos, cuando se ponen en acción positiva, pueden iniciar las ruedas del cambio”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Beyoncé (@beyonce) el

Sin duda, lo que está sucediendo ahora en el país que dirige Donald Trump va a marcar un punto de inflexión: “El verdadero cambio ha comenzado con vosotros, esta nueva generación de graduados de la escuela secundaria y la universidad que celebramos hoy. No pude experimentar la universidad como algunos de vosotros, ni las fiestas en el campus que los dejaron luchando al día siguiente en clase, aunque eso podría haber sido divertido”.

No pasó por la universidad, pero se ha preocupado por su educación y ha invertido tiempo en ella de otra manera. Y eso le hace poder hablar con esa seguridad del racismo o del sexismo que aún prevalece en su mundo, el de la música.

El negocio del entretenimiento sigue siendo muy sexista. Todavía está muy dominado por los hombres y, como mujer, no vi suficientes modelos femeninos que me dieran la oportunidad de saber lo que tenía que hacer: dirigir mi sello y compañía de gestión, dirigir mis películas y producir mis giras, lo que significaba propiedad, ser dueña de mis masters, ser dueña de mi arte, ser dueña de mi futuro y escribir mi propia historia”, siguió explicando.

Está claro que a Beyoncé le faltaron referentes, pero ella se ha convertido en uno para muchas chicas jóvenes: “No había suficientes mujeres negras sentadas a la mesa. Así que tuve que ir y cortar esa madera y construir mi propia mesa. Luego tuve que invitar a los mejores para que se sentaran allí conmigo. Eso significaba contratar mujeres, hombres extraños, desvalidos, personas que eran pasadas por alto y que esperaban ser vistas”.

En su discurso ha señalado que la raza y el género ha hecho que se pasaran por alto grandes talentos: “Muchos de los mejores creativos y empresarios, aunque eran sumamente calificados y talentosos, fueron rechazados una y otra vez como ejecutivos en grandes corporaciones porque eran mujeres o por disparidades raciales. Y he estado muy orgullosa de proporcionarles un lugar en mi mesa. Uno de los principales propósitos de mi arte durante muchos años ha sido mostrar la belleza de los negros al mundo, nuestra historia, nuestra profundidad y el valor de sus vidas. He hecho todo lo posible para derribar el velo de apaciguamiento para aquellos que pueden sentirse incómodos con nuestra excelencia".

Ahora, el testigo lo toman estas nuevas generaciones a las que se les ha brindado esta graduación tan especial. “Las jóvenes, nuestras futuras líderes, saben que están a punto de hacer que el mundo gire. Os veo. Sois todo lo que el mundo necesita. Haced esos movimientos de poder. Sed excelentes. Y para los jóvenes reyes, inclinaros ante vuestra vulnerabilidad y redefinid la masculinidad. Moveros con el corazón”, pidió a hombres y mujeres.

“Hay muchas maneras diferentes de ser brillante. Creo que vosotros y cada ser humano nace con un don magistral. No dejéis que el mundo os haga sentir que tenéis que lucir de cierta manera para ser brillantes. Y no, no tenéis que hablar de cierta manera para ser brillantes. Pero tenéis que difundir vuestro regalo por todo el planeta de una manera que seáis auténticamente vosotros”, les aconsejó a todos esos jóvenes.

“A todos aquellos que os sintáis diferentes… Si sois parte de un grupo que se llama ‘otro’, un grupo que no tiene la oportunidad de ser el centro del escenario, cread vuestro propio escenario y haced que os vean. Vuestra rareza es hermosa, vuestra negrura es hermosa. Vuestra compasión, vuestra comprensión, vuestra lucha por personas que pueden ser diferentes a vosotros, es hermosa. Espero que continuéis yendo al mundo y mostrando que nunca dejaréis de ser vosotros mismos. Que es vuestro momento ahora, haced que os vea", continuó aconsejando a los jóvenes.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?