Pau Donés muere a los 53 años después de una dura batalla contra el cáncer

El alma máter de Jarabe de Palo nos deja tras habernos dado una lección de vida. Descanse en paz.

Pau Donés muere a los 53 años después de una dura batalla contra el cáncer

Pau Donés, durante un concierto en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona en 2017. / Xavi Torrent/Redferns

El cantante y compositor aragonés Pau Donés ha fallecido este 9 de junio a los 53 años después de una dura batalla contra el cáncer.

El 1 de septiembre de 2015 a Pau Donés le diagnosticaron un cáncer de colon que marcó un punto de inflexión en su vida y en su carrera. No en su forma de ser porque la enfermedad no apagó su luz, su manera de disfrutar de la vida y del momento presente con libertad, generosidad y agradecimiento. El mismo que demostró con Eso que tú me das, el vídeo con el que anunció su regreso en plena cuarentena y que suponía un homenaje a todos sus fans y amigos de los que recibió un amor infinito que le ayudó a luchar hasta el final.

Ese final ha llegado este 9 de junio, tras una dura batalla contra la enfermedad. Eso sí, se encontró con mucha fortaleza. Pau nunca se rindió y aunque era muy consciente de que la lucha era importante, siempre mostró resistencia y se reveló ante ella, dándonos una lección de vida.

El 1 de enero de 2019 nos decía un hasta luego. Hablamos con él y nos reconoció que estaba quemado de hacer siempre lo mismo. Pero, contradictorio como era en muchas ocasiones, a la vez reconocía que no podía vivir mucho tiempo alejado de la música. Y es que sobre un escenario la vida cobraba sentido para él. Y, efectivamente, no pudo estar mucho tiempo alejado.

Nos regaló más que canciones, nos regaló himnos de positividad, porque él era así, incapaz de regodearse en la tragedia o el sufrimiento. Él era de seguir hacia delante y aprovechar las cosas buenas que te rodean. Y lo hizo hasta su último aliento.

Era de los de no callarse, de los de ir a contracorriente, de los que hablaban sin tapujos de su enfermedad y de los que celebraban la vida a lo grande. Buena muestra fue su gran fiesta cuando cumplió 50 palos y su gran concierto básico para homenajear sus 20 años en la música. Porque tardó en llegar, aunque la música estuvo presente en su vida desde la infancia antes se desvió por otros caminos relacionados con la publicidad. Eso sí, finalmente encontró el que realmente le hizo feliz y le dio un sentido a su vida. Inauguró la treintena con el éxito de su Flaca.

Durante la cuarentena nos dio la buena noticia de su vuelta. Y lo dejaba claro: “Vuelvo porque la música de nuevo a mi cabeza ha vuelto. Porque llegó la hora de compartir sentimientos mientras alguien quiera escucharme e inspiración y cuerpo aguanten. Vuelvo a ser lo que siempre he querido ser, a hacer lo que siempre he querido hacer. Vuelvo porque por fin llegó el momento, el destino nos junta de nuevo”.

Y su último regalo fue Tragas o escupes, un disco que tenía previsto presentar a mediados de septiembre, pero que finalmente se adelantó al 28 de mayo. Eso sí, seguiremos imaginándole con su sonrisa permanente, con su mirada pícara y brutalmente sincera y con esas ansias de vivir que mantuvo siempre. Ha sido ejemplo de superación para muchos y nos ha dado una lección de cómo enfrentarse a la adversidad siempre mostrando la mejor cara.

Ahora nos quedarán canciones como La flaca, Grita, Depende, Agua, El lado oscuro, Humo o Déjame vivir que seguirán acompañándonos y proporcionándonos ese buen rollo del que siempre hacía gala.

Decía Malú que no había nadie que hablara mal de él en la industria. Ni en ningún otro lado, porque Pau Donés era de los que se hacía querer, de los que te proporcionaban siempre una buena charla, una buena fiesta o una buena compañía. Podías cruzarte con él en cualquier lugar de Latinoamérica donde pasaba media vida, en Estados Unidos donde le recibieron con los brazos abiertos o en su casa en los Pirineos donde disfrutaba de la montaña. Era uno de esos ciudadanos del mundo que encontraba hogar allí donde iba.

Una vez más toca despedirse de él, pero en esta ocasión, tampoco diremos adiós, repetimos un hasta luego porque, aunque físicamente se ha ido, gracias a sus canciones, estará siempre con nosotros. Descubrió las olas tarde, pero las cogió con ganas y ahora le toca surfear en otro lugar, porque seguro que seguirá dando guerra y disfrutando allí donde esté.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?