Rosalía y Normani ya pueden presumir de tener su propia muñeca de las Bratz

El cameo de ambas artistas en WAP, el videoclip de Cardi B y Megan Thee Stallion, ha causado sensación

Rosalía y Normani

Rosalía y Normani puede presumir de tener una Bratz con su imagen. / Kevin Mazur/Getty Images for The Recording Academy // John Shearer/Getty Images

Además de Kylie Jenner, Rosalía y Normani han sido las dos cantantes que han revolucionado las redes sociales y los denominados reaction videos de YouTube tras hacer un cameo en WAP, uno de los videoclips más sexis que recordamos hasta la fecha.

Cardi B y Megan Thee Stallion han sido las responsables de reunir en un mismo vídeo a estas dos estrellas de la música, donde ni sus movimientos ni sus looks han pasado desapercibidos. Su repercusión ha sido tal que @martincantos, una artista creativa de Instagram, ha querido inmortalizarlas en forma de Bratz, las muñecas más populares de los 2000. ¡No les falta detalle!

El traje de latex rojo y el tocado en forma de montera que han convertido a Rosalía en una torera flamenca para este clip están plasmados a la perfección en el maniquí. Su breve aparición no ha dejado indiferente a nadie y ha provocado diferentes reacciones tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Lo mismo pasa con la boina y el conjunto de dos piezas con estampado de cuadros que luce Normani. Y es que la ex Fifth Harmony ha hecho toda una demostración de sus dotes para la danza no solo en WAP o Motivation, sino también al ritmo deTrendy, la canción de Lola Índigo y Rvfv.

Las Bratz han vuelto a nuestras vidas una década después para marcar las futuras tendencias de la moda. Solo hay que ver la colección que lanzó Bershka hace un mes.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad