Amy Macdonald alcanza la madurez con ‘The Human Demands’, su nuevo disco

La escocesa regresa con un álbum muy personal en el que se deja conocer a fondo fabricado en medio de la pandemia

Amy Macdonald alcanza la madurez con ‘The Human Demands’, su nuevo disco

Amy MacDonald, durante su concierto en el Rock in Rio de Madrid en junio de 2010. / Fotonoticias/WireImage

Ha pasado mucho tiempo desde aquel momento en el que Amy Macdoland se convirtió en una de las grandes cantantes de finales de la pasada década. Fue con This is the life, un tema totalmente classic que llegó al número 1 de LOS40 en mayo de 2009 y aún hoy suena en nuestra radio. La artista ha lanzado cuatro discos, ninguno con tanta representación como el primero, pero ahora se prepara para ofrecernos uno más, sin dejar de trabajar en la música.

The Human Demands es el título de este nuevo álbum, producido por Jim Abbiss, el hombre detrás de otros grandes grupos como Arctic Monkeys o Kasabian. Se trata de un nuevo disco más adulto, en el que vuelve a sus raíces más indies y trata temas que la preocupan en esta etapa de su vida: envejecer, lidiar con la depresión y enamorarse de alguien con quien se desea pasar el resto de la vida.

"Muchos de los temas de este álbum tratan sobre hacerse viejo, lo que parece ridículo dado que solo tengo poco más de 30 años", explica Amy en el comunicado de prensa. "Pero firmé mi primer contrato discográfico a los 18, algo que parece que pasó hace toda una vida, y a nivel personal estoy en esa etapa en la que los padres se van haciendo mayores, tus amigos han enfrentado depresiones hasta el punto de no querer estar aquí más, y todo el mundo ha tenido altibajos independientemente de su origen. Está bien sentirse un poco mal y también está bien poder hablar de ello".

Con su primer sencillo, The Hudson, que recogimos aquí, escuchamos una introducción con toques rock en la que se inspiró en las historias que su padre le contaba sobre esa Nueva York de los años setenta. En el segundo adelanto, Crazy Shade Of Blue, Amy explota otra experiencia humana universal, la de la oscura corriente que provoca el amor recién descubierto.

Todas las ganancias de la presentación en streaming de su disco han ido destinadas a la campaña #WeMakeEvents, un movimiento destinado a apoyar el sector de los eventos en vivo, tan tocado por la crisis del coronavirus.

"La gente no entiende cuánto trabajo se necesita para montar un show en vivo. Mi equipo de gira es relativamente modesto e incluso entonces tenemos más de 20 personas trabajando todos los días para asegurarnos de que los shows sigan adelante, estos chicos no dejan piedra sin remover y regularmente son algunas de las personas más trabajadoras que he conocido. ¡No quieren limosnas, solo quieren trabajar!", dice Amy sobre este tema.

Amy Macdonald alcanza la madurez con ‘The Human Demands’, su nuevo disco

Cuando Macdonald debutó en 2007 con su álbum This is the life, supuso un soplo de aire fresco: una cantante escocesa sensata, sin miedo a decir lo que piensa, cuyo amor por los Libertines, los Arctic Monkeys y Travis, su habilidad para escribir canciones de pop rock pegadizas e identificables extraídas de la experiencia, y su negativa a venderse a sí misma por la imagen o la sexualidad la convirtió en un poderoso modelo adolescente.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?