Samira Jalil se derrumba en ‘La casa fuerte’ y muestra su lado más vulnerable hablando de su familia

Se enfrenta al espejo del alma

Samira Jalil

Samira Jalil se derrumba en el espejo del alma en 'La casa fuerte'. / Imagen de 'La casa fuerte 2'

Cada semana, uno de los concursantes de La casa fuerte se enfrenta al espejo del alma. Ese espejo en el que se refleja y le pide que comente las sensaciones que le producen ciertas palabras especialmente seleccionadas. En esta ocasión le ha tocado a Samira Jalil que ha mostrado su lado más vulnerable relacionado con su familia y la necesidad de amor que siente.

Tuvo la oportunidad de hablar de los suyos y de conectar telefónicamente con su hermano Joel al que ya nos hemos acostumbrado a ver en plató. Antes de comenzar, pidió que las parejas formadas por Isa y Asraf y Tom y Sandra salieran del jardín secreto.

Soledad

La primera palabra a la que tuvo que enfrentarse fue la de soledad. “Sinceramente, he sido y soy una mujer que se ha aferrado a lo primero que ha pasado buscando cariño por miedo a la soledad, quizás al fracaso y buscando el hogar y el amor que a veces me ha faltado”, confesaba.

“Quizás por mi personalidad sí que me he sentido sola, pero sé que por parte de la herencia que me ha dejado mi madre, que son mis hermanos, no he estado nunca sola”, reconocía.

Perdón

Esa necesidad de sentir amor le ha llevado a cometer errores, pero reconoce que ha aprendido “a perdonarme sobre todo porque estamos hechos para cometer errores, no somos máquinas para ser perfectos y la persona que me ha traído al cielo merece el perdón más grande del mundo. Aprendí a perdonar y a perdonarme y dejar de fustigarme tanto por las cosas que hago”.

Muerte

Cuando tenía 22 años murió su madre y desde entonces tiene problemas con afrontar esa realidad que forma parte de la vida. “Con esta palabra hasta me dan ataques de ansiedad. Desde que murió mi madre tengo un miedo terrible a perder lo que más quiero en el mundo que son mis hermanos. Tengo miedo de dejar de sentir. Estuve tratándomelo poco tiempo, necesito tratarlo más, el tener que aceptar las cosas como son y la vida, que a veces es muy injusta y se lleva a personas que realmente no se tenían que haber ido…”, decía entre lágrimas.

Reconoce que antes no pensaba en ella pero que ahora siente un miedo irracional por la muerte. “Me da mucha ansiedad cuando lo pienso y tengo que abrazar a alguien y sentir que estoy viva”, admitía.

En ese momento de su espejo recibió la llamada de su hermano Joel que empezó visiblemente emocionado. “Lo voy a intentar hacer lo más breve posible. Eres nuestra ganadora, estás haciendo un concurso increíble. Eres lo más grande que tenemos en la familia, con tus más y tus menos. Estate tranquila que lo estás haciendo fenomenal y a pesar de que has tenido muchas cosas en contra estás llegando, lejos no, lo siguiente. La gente está pudiendo ver cómo eres que es lo más importante y solo importas tú. Sigue así, sigue con tu esencia… Todo está genial mientras tú estés bien y sigas luchando con esa garra y no te dejes pisotear por nadie, te vas a comer el mundo. Sigue así que lo estás haciendo fenomenal”, le dijo a su hermana.

Y también tuvo unas palabras para la pareja de concurso de su hermana: “Gracias a Dios que te puso a Pavón en el camino porque estáis haciendo los dos un concurso fenomenal”.

Familia

El tema de la familia siguió haciéndola llorar. “En ocasiones he sido muy soberbia, muy egocéntrica, a veces narcisista, pero he mejorado un montón mis perspectivas, el estilo de vida que quiero tener, la familia que quiero crear. Mis hermanos son lo más importante. He cometido muchos errores de dejarles de lado por estar con el macho de turno que me ha aportado algo de cariño. He dejado de conocerles y estar con ellos porque me he aferrado a lo primero que ha pasado, y ha sido un error, y me siento muy mal por eso porque he perdido momentos espectaculares con mis hermanos que es lo único que tengo y los que más me protegen y me cuidan. Cometí muchos errores de no estar con ellos cuando me necesitaban por estar con persona que conocí en la calle”, reconocía consciente de esa necesidad que sentía por ser amada.

Chabola

El espejo terminaba hablando del drama familiar de una de sus hermanas que ella tiene intención de solucionar si gana el concurso. “Esto mis hermanos no lo saben, pero uno de los deseos que tengo es poder ganar el concurso para poder construirle una casa a mi hermana en Argentina porque vive en la villa con mis cinco sobrinos y vive en condiciones que no se merecen vivir. Una de mis hermanas, la del medio justo, tiene cinco hijos y mis sobrinos viven muy mal y quiero ganar dinero para poderles construir una casa pequeñita en Argentina”, relataba entre lloros antes de terminar y deshacerse en un abrazo con sus compañeros.

Parece que Samira no es tan fuerte como suele aparentar.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad