El ayuno intermitente es tendencia y Jorge Fernández tiene una reflexión sobre el tema

“Al llevar nombre y apellido se convierte en un producto de marketing”

Jorge Fernández

Jorge Fernández nos habla de una dieta muy en auge. / Borja B. Hojas/Getty Images

Jorge Fernández, además de presentador de La ruleta de la suerte, es un icono de estilo de su vida gracias a las redes sociales. Se cuida a través del ejercicio y la alimentación y comparte consejos y experiencias por si pueden servir a otros.

Últimamente se habla mucho del ayuno intermitente y hay gente que se manifiesta a favor y gente que no acaba de entender sus beneficios. Jorge está en el primer grupo, pero no porque ahora haya cobrado tanta popularidad, sino porque lo practica de manera inconsciente.

“Un día cualquiera termino de cenar a las 21:00. Al día siguiente me levanto a las 7:00, atiendo a mi hijo y hago cosas en casa. Como todavía no tengo hambre real, sobre las 8:30 me voy al gimnasio, me ducho, me hago el DES-AYUNO, y empiezo a desayunar sobre las 11:30. Han pasado casi 15 horas desde mi última ingesta”, comenta sobre sus rutinas diarias.

“Si la película se contara así, creo que nadie se escandalizaría no? Si hago esto, qué bien porque tengo algo muy bueno que se llama FLEXIBILIDAD METABÓLICA. Esta semana se ha armado un gran revuelo alrededor de esto que acabo de describir en un día normal de mucha gente. Y resulta que esto el ser humano lo ha hecho desde hace miles y miles de años”, continuando sobre una práctica a la que cada vez recurre más gente con el propósito de adelgazar.

Al margen de las tendencias

“No pasa nada por no tener hambre a primera hora y retrasar unas horas tu primera ingesta. Yo lo hago de manera inconsciente. Lo que pasa que ahora, esto tiene un nombre: AYUNO INTERMITENTE. Al llevar nombre y apellido se convierte en un producto de marketing, o eso parece”, critica sobre las modas de determinadas prácticas.

Para él no es algo que esté de moda sino una parte de su día a día desde que fue mayor de edad: “Desde pequeño me obligaban a DES-AYUNAR a las 7:30 de la mañana. Y a mí no me entraba nada a esa hora. Desde que me independicé con 18 años, empecé a desayunar cuando tenía hambre de verdad (HAMBRE FISIOLÓGICA), y no era nada más levantarme, si no a las 2 ó 3 h de despertarme”.

Y no evita buscar responsables. “El problema es que la industria alimentaria se ha encargado de hacernos creer con alimentos hiperpalatables (HAMBRE PSICOLÓGICA, como cruasanes, galletas, cereales azucarados...) que hay que desayunar, porque de no ser por estos malos alimentos no hay casi nadie que a las 7:00 le apetezca comer unas sardinas con lechuga y cebolla no?”, reflexiona sobre los alimentos con los que muchos comienzan el día.

El presentador defiende la elección personal: “Ese es el momento en el que se debería de desayunar. Cuando tu cuerpo está preparado para comer comida de verdad con hambre de verdad. Que te entra a las 7 AM... perfecto! Pues come...”.

Al final, no ha dudado en compartir su opinión sobre esta práctica que cada día tiene más adeptos: “No defiendo a capa y espada el AYUNO INTERMITENTE, y menos con el único objetivo que se ha transmitido: LA PERDIDA DE PESO. Hay mil razones por las que dejar descansar el sistema digestivo en determinados contextos, puede proporcionar beneficios hormonales, metabólicos, emocionales, etc... Sin ánimo de criticar o ensalzar herramientas o protocolos como el AI, creo q se puede documentar mejor de lo q hemos visto”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad