Angelina Jolie explica por qué lleva tan bien el tema de envejecer

Y explica lo que ha tenido que ver Brad Pitt en la elección de su nueva casa

Angelina Jolie

Angelina Jolie abre las puertas de su casa y de su estado actual. / Mike Marsland/WireImage

Angelina Jolie y Brad Pitt llevan cinco años de litigios en los tribunales luchando por la custodia de sus hijos. De momento viven con ella que quiere que siga siendo así. Algo con lo que no está de acuerdo su ex. Pese a su diferencia de opiniones, lo cierto es que ella ha elegido su casa en Los Ángeles, “a tan solo cinco minutos de su padre”.

La actriz ha abierto las puertas de su mansión a la edición británica de Vogue, también de su estado actual. Cuando le preguntan si ahora mismo es feliz, duda, “no lo sé”. Reconoce que todavía está recuperándose de todo lo que ha sucedido en los últimos tiempos.

“Los últimos años han sido bastante duros. Me he estado concentrando en curar a nuestra familia. Está recuperándose poco a poco, como el hielo derritiéndose y la sangre regresando a mi cuerpo”, explica en la publicación.

También ha hablado de la pandemia a la que se enfrentó con un estado muy especial. “Entramos en la pandemia después de salir del hospital con Zahara, y estábamos tan felices de que ella estuviera bien que comenzamos el encierro en un estado mental diferente”, asegura.

El paso del tiempo

Lo cierto es que está volcada en sus hijos. El tiempo pasa, pero lejos de preocuparla, le alegra. “Me gusta hacerme mayor. Me siento mucho más cómoda a los cuarenta que cuando era más joven. Tal vez porque mi madre no vivió mucho, así que, en mi caso, el hecho de envejecer lo siento como una victoria en lugar de como una tristeza. Me gusta. Estoy deseando que lleguen los cincuenta”, reflexiona sobre un tema que a más de una le trae de cabeza. Está claro que ella, lo de envejecer, lo lleva a las mil maravillas.

Aunque todavía es una mujer joven por mucho que sus hijos la traten como si no lo fuera. “Hubo un día en que yo era una estrella de acción y ahora mis hijos me dicen que me baje del columpio porque me puedo lastimar”, confiesa.

Y eso que la veremos en breve convertida en superheroína de Marvel en la película Eternals. “Correr con un mono dorado no era como imaginaba mis cuarenta. Pero creo que es una buena locura”, admite.

Y mientras, sigue centrada en sus labores como embajadora de la ONU. La espiritualidad sigue teniendo una fuerte presencia en su vida, y en la de sus hijos. “A su corta edad, saben que lo que de verdad importa es sentirse seguros, amados y con estabilidad. No ver heridos a sus seres queridos. Conocer la verdad, conocerse sus propias mentes y no vivir una mentira”, explica.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?