La ropa interior británica que te dará una excusa para no cambiarte todos los días

BeClothed asegura que su línea elimina las bacterias

Ropa interior

Modelos de ropa interior masculina y femenina / SanneBerg / iStock / Getty Image Plus

La renovación diaria de la ropa interior tanto masculina como femenina es fundamental para mantener unos hábitos de higiene saludables pero en muchos foros y revistas hemos podido leer la repercusión que eso supone para el medio ambiente. Una empresa británica podría haber encontrado la solución perfecta con una línea de ropa que permite su uso durante varios días.

La excusa perfecta para no cambiarte todos los días, lo cual no significa que puedas darle la vuelta y usar lo de atrás delante a vida o muerte o que tengas que quitártelas como si fuera el papel de una magdalena (¡qué asco!).

Según recoge el diario La Razón, una startup británica llamada BeClothed ha presentado una línea de ropa interior que no huele mal ni se ensucia aunque se use durante varios días seguidos. Un compuesto de plata que recubre la tela de sus bragas y calzoncillos extermina todo tipo de bacterias garantizando la higiene y permitiendo que se utilice "durante varias semanas".

"Nuestra misión es reinventar la relación que tenemos a diario con la ropa. Queríamos que fuese buena para ti, pero también para el mundo. Las prendas están diseñadas para eliminar el olor, lo que se traduce en menos lavados y, por lo tanto, en menos agua y energía" explicaban en la página donde abrieron el crowdfunding que inmediatamente cumplió sus objetivos.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de BeClothed (@beclothed)

"El algodón está entrelazado con hilos de fibras de este metal, que se entrelazan para asegurar una cobertura total. Cuando cualquier parte de la prenda toca una célula bacteriana, rompe su pared celular y la deja inactiva e incapaz de producir el olor que se produce cuando se alimenta de sudor" aseguran desde BeClothed.

A simple vista puede parecer algo no demasiado higiénico pero el pequeño gesto que supondría, por ejemplo, que millones de personas no tuvieran que cambiar su ropa todos los días se traduciría en millones de litros de agua no contaminada con detergentes y en millones de kilowatios de energía ahorrados en lavadoras.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?