Efectivamente, la nueva cámara de Sony, FX3, es una A7s3 disfrazada.

Sony lanza una cámara ‘de cine’ que ya había sacado como cámara ‘de consumo’.

Efectivamente, la nueva cámara de Sony, FX3, es una A7s3 disfrazada.

FX3: una A7s3 "de cine" / Sony

Hablamos hace algunos días del inminente lanzamiento de una nueva cámara en la “Cinema Line” de Sony; la más pequeña de una serie de cámaras con enfoque exclusivo en el entorno profesional del video, donde ya reinan trastos como la FX6 y la FX9.

Efectivamente, la nueva cámara de Sony, FX3, es una A7s3 disfrazada.

Los rumores no se equivocaban y FX3, esa nueva cámara, es una A7s3 (la última cámara de video de la serie Alpha) disfrazada de cámara “profesional”.

Esto no quiere decir que una FX3 (o una A7s3, que para el caso es lo mismo) no puedan mantener el tipo como cámaras “profesionales”; simplemente seguirán echándose en falta (en ambas cámaras) prestaciones propias de una cámara de cine que Sony no ha incorporado en esta nueva adición a la linea.

También con dos ranuras para doble tarjeta: SD y CFEXpress A. / Sony

Por ejemplo; los filtros ND incorporados, que se utilizan para que llegue menos luz al sensor y que son un estándar en las cámaras de cine. La posibilidad de grabar a 24 frames por segundo (y no a 25), otro estándar en las grandes producciones o de ajustar el ángulo de obturación a voluntad y no en fracciones predeterminadas. Son tres cosas que deben encontrarse de forma “impepinable” en toda cámara “de cine” y con las que el traslado de la A7s3 no cumple en esta nueva linea.

Sí podemos decir que esa nueva FX3 está llena de puntos de anclaje para montar accesorios (propio también en el gremio, pero nada que no podamos arreglar con una “jaula” para la a7s3 original), ha visto reubicados o reinterpretados gran parte de los botones originales y ahora tiene luces que avisan de la grabación (que tendréis que apagar en muchas grabaciones profesionales por riesgo de reflejos indeseados). Pero no parecen adiciones que puedan justificar un nuevo eslabón en esta cadena de Sony.

Nueva distribución de botones. Misma cámara. / Sony

No obstante, sea como sea y nos parezca lo que nos parezca, esta FX3 ha llegado para quedarse y se instaura como la cámara de entrada en la línea de cine de Sony con un precio de 3870 dólares (que se traducirá en torno a unos 4500 euros en nuestro país).

Para más información acerca de las prestaciones de esta nueva cámara, no te pierdas las palabras dedicadas a la A7s3, ya que ambas cámaras tienen exactamente el mismo hardware en su interior.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?