Naomí González, la hija de Francisco, cuenta en ‘Sálvame’ qué espera de su supuesto padre

"Cuando yo era pequeña soñaba con tener un padre"

Naomi González

Naomi González habla de Francisco en 'Sálvame'. / Imagen de 'Sálvame'

La historia de la hija no reconocida de Francisco es algo que ha estado en los programas de televisión desde hace años. Ahora, ella, Naomí González, ha acudido a Sálvame para hablar de lo que espera de su padre y para dejar claro que quiere ser cantante.

“Busco es justicia, busco la verdad, tengo 20 años y en 20 años que tengo, aún no sé quién es mi padre. Eso me duele muchísimo. Me ha afectado bastante, mucho, como persona en mi crecimiento, mentalmente, me ha faltado muchísimo cariño y creo que lo mínimo que me merezco es saber si es mi padre o no”, le confesaba a Jorge Javier Vázquez.

Asegura que no tiene dudas sobre quién es su padre, aunque echa de menos no tener una prueba que diga que ella es su hija. “Yo creo a mi madre, no creo que haya llegado tan lejos con una mentira, no es que dude, pero tampoco estoy segura, no hay ningún papel que diga… yo sé que es mi padre porque me lo ha dicho mi madre y he crecido escuchando todo esto, pero no hay ningún papel que diga que es mi padre”, relataba.

Con quien sí tuvo relación cuando era niña fue con su abuela, la madre del cantante. “Según mi madre, mi abuela nunca estuvo de acuerdo con el comportamiento de Francisco, no le gustaba”, admitía.

Posible reconciliación

A estas alturas de la historia, no espera mucho de su supuesto padre. “Si reaccionan bien, que lo dudo mucho, quiero que se haga la prueba de ADN y si él quiere intentar tener una relación conmigo, yo no soy nadie para decirle ‘no’, creo que todos merecemos una segunda oportunidad, es lo que me diferencia. Si quiere hablar conmigo, yo estoy aquí. Si no quiere saber nada de mí, no pasa nada, me va a doler en el alma, pero hay que seguir adelante. Tengo que enfocarme en mi futuro”, aseguraba dejando una puerta abierta al perdón si lo pide de manera sincera.

De todas formas, el paso del tiempo ha hecho que cambie los sueños que tiene con su padre. “Cuando yo era pequeña soñaba con tener un padre. A medida que fui creciendo, fui asumiendo que eso nunca iba a pasar. Veía las cosas que decía de mí y de mi madre en televisión y nunca imaginé un reencuentro bonito de mi padre conmigo. Imaginé que alguna vez podríamos tener contacto, él buscarme… pero no, pasaban los años, no veía ninguna esperanza. Nunca me llamó, nunca me buscó, nunca intentó tener una relación conmigo y nunca imaginé un reencuentro bonito”, confesaba.

Una madre coraje

Aunque Noemí entendería que Francisco no quisiera ver a su madre, no tiene más que palabras bonitas para ella. Afirma que ella hubiera hecho las cosas quizás de una manera menos belicosa, pero tiene claro que hizo todo lo mejor que pudo. Hablando de ella no puede evitar emocionarse.

“He visto llorar muchas veces a mi madre, para mí es una luchadora porque ha luchado mucho por mí, y no tengo nada más que decir de ella”, decía, dejando claro que es una mujer fuerte que ha sufrido mucho, pero que está bien.

El tiempo marcará el final de esta historia.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?