Ares Teixidó se enfada en ‘Sálvame’ por la insistencia en las preguntas sobre David Bustamante

Pasar por ‘Gran Hermano Vip’, una enfermedad y su relación con el cantante le pasaron factura

Ares Teixidó

Ares Teixidó regresa para dar explicaciones. / Miquel Benitez/Getty Images

Hubo un tiempo en el que Ares Teixidó estaba día sí y día también en la televisión. Pero de la noche a la mañana desapareció de pantalla. Hubo varios factores que colaboraron para que se produjera esta huida y ahora ha vuelto al medio para explicarse y reconciliarse con él. Y no ha sido fácil para ella porque el medio elegido para volver ha sido Sálvame, que no se caracteriza por poner las cosas fáciles.

Nada más empezar, reconocía que estaba nerviosa y que no le gustaría llevar al drama todo su relato. Su idea era poner de relieve la necesidad de buscar ayuda ante los problemas mentales. Ella cayó en una depresión.

El primer detonante llegó tras su paso por Gran Hermano Vip en una edición complicada, la que compartió con Belén Esteban con la que protagonizó varios encontronazos. Reconoce que no se arrepiente de haber pasado por el programa, pero reconoce que “no supe gestionar lo que vino luego, después del paso por la casa”, confesaba, “a mí me superó”.

Reconoce que nunca se había visto en una igual, “era un momento en el que no me quería nada y das mucho poder a la gente que opina, era una cuestión de amor propio. Me olvidé de la gente que hablaba bien”.

Llegó la enfermedad

Después de aquello le diagnosticaron diabetes, una enfermedad crónica a la que ha tenido que adaptarse. Fue esta situación la que la motivó para poner en marcha Sweet Warrior, una comunidad para reunir a todos los que padecen esta dolencia.

Y como no hay dos sin tres, hubo otro suceso que se unió a todos estos inconvenientes que la animaron a abandonar los medios y no fue otro que el anuncio público de su relación con David Bustamante en 2017. El cantante acababa de separarse de Paula Echevarría y las comparaciones entre una y otra se sucedieron para su pesar.

La manera en la que la prensa afrontó esta relación acabó por hundirla en una depresión. “Te culpas. Fue un proceso que me costó bastante, pero ahora estoy bien. Ir a terapia es de las mejores cosas que se pueden hacer, hay que asumir que te pasa algo y hay que ponerse en manos de profesionales”, admitía.

Su historia con Bustamante

En aquel momento, fueron muchos los que la tacharon de oportunista y aprovechada y tuvo que escuchar de todo sobre por qué estaba con Bustamante. “No sabéis lo que pasé. Si lo pasara ahora no sé si lo haría mejor, pero lo haría diferente”, explicaba, “me tendría que haber plantado y decir: '¿Qué mierda es esta? ¿Por qué ese machismo? ¿Soy menos?'. Fue un despropósito todo”.

Y ya sabemos cómo son en Sálvame, que les gusta cebarse con las desgracias ajenas. Los colaboradores han insistido en el tema Bustamante y ella no se lo ha tomado demasiado bien: “Esto sí que me parece oportunista, me parece un tema trasnochado. He venido aquí porque me parecía una forma de reconciliarme con el medio, era una forma de decir: 'he estado mal, pero se puede estar bien'. Que yo entiendo que no tiene ningún interés esto en Sálvame, pero me habéis llamado. Ya me parecía raro juntar los conceptos amabilidad y 'Sálvame', pero me parece una encerrona".

Admitió que ella, de estar en el otro lado, preguntaría lo mismo, pero ahora que es personaje, no acaba de llevar bien el tema de recordar un tema que ya quedó en el pasado. Reconoce que hizo cosas mal, pero ahora hay que mirar al futuro.

¿Volverá a convertirse en una asidua de Mediaset?


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?