Rubén estalla contra los solteros tras los cotilleos sobre su acercamiento a Lola

La casa se ha convertido en un continuo corrillo de cuchicheos

Rubén

Rubén estalla en 'La isla de las tentaciones 3'. / Imagen de 'La isla de las tentaciones 3'

Lola se ha convertido en la chica más controvertida de Villa Montaña, y mira que Marina apuntaba para convertirse en la reina del escándalo en La isla de las tentaciones tras su flechazo inicial con Isaac. El tiempo es relativo en el Caribe y las cosas cambian de la noche a la mañana.

Bien lo sabe Lola que es una de las chicas más confundidas de esta tercera edición del programa. Primero vimos su acercamiento con Simone. Su relación se llenó de una intensidad que logró asfixiarla y acabó tomando distancia con el italiano que no se lo tomó muy bien.

Se había arrepentido de todo y declaraba su amor por Diego y su intención de recuperarlo. Claro que volvió a perderse por el camino cuando, tras una fiesta, se metió en la cama con Carlos y jugó con él bajo las sábanas. Y todo eso con Lucía al lado.

Presión de grupo

Como era de esperar, al día siguiente los corrillos para comentar lo sucedido se convirtieron en la tónica general de la villa. Y Lola empezó a percibir el rechazo de sus compañeros. Acabó confesando que había habido mamoneo ante la presión que sufrió.

"No paro de tomar malas decisiones aquí. Siento que me he perdido, que no sé qué narices estoy haciendo con mi vida. No sé porque me no controlo y hago lo primero que se me pasa por la cabeza. Hice cosas con Carlos de las que no estoy orgullosa, quiero que me trague la tierra, me voy a morir de vergüenza", confesaba Lola ante todo lo que estaba viviendo. Reconoció que había mentido por la vergüenza que sentía y, finalmente, consiguió el perdón de sus compañeras.

Rubén, el empático

En ese momento no se sintió a gusto con sus compañeros, salvo con Rubén que fue el único que se acercó a ella para darle ánimos. Eso provocó nuevos comentarios que le dejaban como un interesado. Finalmente, estalló: "Aquí no somos tontos. Yo tengo que estar pasando por aquí y he notado silencio. A veces que me he sentido súper incómodo. Que me juzguéis me da igual porque no tenéis ni p*** idea de cómo soy". Y Lobo se lanzaba para asegurar que “estoy viendo cositas que no me están gustando un pelo”.

Marina es otra que también se ha puesto del lado de Lola: "Aquí todos no somos santos, todos nos podemos equivocar. Ella se ha podido equivocar, pero no se merece que nos agrupemos, ni que cada uno se vaya a un lado. Siente que no se puede meter en ninguna conversación porque estamos hablando de ella. Yo soy la primera que ayer hablé porque estaba la cosa caliente. Pero, por favor, ya está".

Ahora nos queda saber si Lola acaba abandonando sola el programa, con Diego o continua y veremos si confundiéndose otra vez.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?