Crítica de ‘Sour’: Olivia Rodrigo nos conduce a un desamor universal a través de las cinco fases del duelo

El álbum debut de la intérprete de 'Drivers License' es una explosión de emociones

Crítica de ‘Sour’: Olivia Rodrigo nos conduce a un desamor universal a través de las cinco fases del duelo

Olivia Rodrigo en la portada de 'Sour' / Foto cedida por Universal Music

Una nueva princesa pop viene pisando fuerte el acelerador. Lo hace con su carné de conducir recién sacado y alejándose de ese halo de chica Disney que le persigue. Y es que Olivia Rodrigo (California, 2003) ha conseguido en menos de cinco meses coger la delantera y posicionarse como una de las grandes promesas de la industria.

Con tan solo tres singles, una historia de desamor que ha enganchado a miles de personas y el amadrinamiento de Taylor Swift, Olivia no ha parado de sumar seguidores y seguidoras en lo que va de 2021. El pasado mes de enero, cuando todavía no había cumplido los 18, su tema Drivers License se convirtió en el primer gran hit del año. Aquella letra sobre el primer desamor llegó al corazoncito de miles de personas. Porque sí, todo el mundo tiene un Joshua que le ha hecho mil pedazos en su juventud. Si no lo tienes, lo siento, pero es muy posible que lo seas tú.

Tras lanzar dos singles más, Deja Vu y Good 4 u Olivia ha sacado su primer disco: Sour. Un álbum que se ha convertido en uno de los más esperados del año. Lo ha hecho con un mérito añadido: conseguirlo en tan solo unos meses. Porque, ¿quién había escuchado hablar de Olivia antes?

Sour, un viaje intenso por las primeras relaciones

Pero quédate con su nombre: Olivia Rodrigo, Olivia Rodrigo, Olivia Rodrigo… y es que su primer disco, Sour, ya ha hecho historia incluso antes de salir, sumando dos números uno en Billboard.

Olivia Rodrigo no se anda con pequeñeces y tiene claro que quiere que la industria la respete como compositora. Y está haciendo méritos para conseguirlo, siguiendo los mismos pasos que Tayor Swift. Sour es la prueba de ello. El álbum es un auténtico viaje a las emociones de una adolescente que se está descubriendo a sí misma. El amor, los celos, las inseguridades y las decepciones de los que habla Olivia nos llevan a revivir nuestras propias historias. Y es que, aunque no haya nada como el primer amor, ¿quién deja de sentir todas esas emociones a lo largo de su vida?

Sour empieza por todo lo alto con Brutal, un tema pop rock donde deja claro que ella no es solo esa chica dulce que quieres como ejemplo para los más pequeños de la casa. ¡Ni mucho menos! Acompañada de guitarras eléctricas, bajos y una fuerte percusión, Olivia bebe de las influencias de aquellos grupos de los noventa que sonaban en los pubs y llenaban conciertos. Un sonido que ella misma ha rescatado de una época en la que ni si quiera había nacido: los noventa.

El desamor: el hilo conductor de Sour

Sour es un viaje de madurez a través de lo que supone enfrentarse al primer desamor. No tenemos pruebas, pero tampoco dudas. De este modo, Olivia nos describe las diferentes fases de duelo por las que pasa una persona cuando vive una decepción amorosa: Negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Lo hace a través de sus canciones.

Tras Brutal, llegamos a Traitor, donde a través de una balada, Olivia nos expone las razones por las que se siente traicionada. Lo hace desde una posición triste donde la joven, aunque no niega que ya no está con esa persona a la que amó, sigue sintiendo dolor al recordar lo que vivió. Esa misma sensación es la que siente en Drivers License, donde continúa explicando que, a pesar de todo lo ocurrido, sigue estando enamorada.

Eso sí, este sentimiento queda mejor reflejado en 1 steps, 3 steps back, donde acompañada sola por un piano, explica que no es capaz de avanzar sin esta persona. De este modo, la joven se autoengaña diciendo que se encuentra mejor aunque no es real. ¡Ay, cómo nos gusta un buen drama adolescente!

La ira en modo de pop rock

Llegamos a la ira y lo hacemos a golpe de hit. Hablamos de Deja Vu, donde el sonido de balada se convierte en un medio tiempo más acorde con el sentimiento. Los propios instrumentos evoluciona de negación a ira a través del sonido. Es la guitarra eléctrica quien se va metiendo poco a poco en la canción hasta convertirse en la verdadera protagonista, cogiendo carácter y representando toda esa rabia que uno lleva dentro. En la letra, ella le echa en cara a aquella persona que amó que tenga una novia con la que hace todo lo que hizo antes con ella.

Después viene Good 4 U, donde Olivia Rodrigo se pone su mejor ropa rock y vuelve a tirar de aquel sonido de grupo rock de los noventa para decirle a su ex pareja de forma irónica que se alegra por él. Estamos seguros de que la canción, con el tiempo, se va a convertir en un himno de las rupturas. Un “ojalá que te vaya bonito” en todas condiciones.

La Negociación y duelo con piano y tres acordes de guitarra

Unos acordes simples de guitarra y la voz de Olivia bajan el ritmo de Sour en Enough for you, donde la artista entra en la fase de Negociación. Con el piano y apostando otra vez por una balada, llega happier, donde la cantante saca todo el potencial de su voz. En cuanto a la letra, la joven recuerda aquellos momentos felices que vivió junto a su pareja. Lo hace desde un punto depresivo, recreándose en su propia desgracia.

Eso sí, como en la vida misma, no es extraño que estas etapas se entremezclen. Por eso de repente, antes de llegar a la Aceptación Y llegamos a Jealousy, donde la artista vuelve a demostrar que la ira no se va de la noche a la mañana.

La aceptación

Olivia vuelve a sacar su cara más dulce al final del álbum. Lo hace de una forma minimalista y apostando por la guitarra en los temas Favorite Crime y Hope ur ok. Es en este último, la cantante reflexiona sobre todo lo que ha aprendido de esta relación y que, aunque vaya a echarlo de menos, espera que le vaya bien en la vida.

Conclusión

Sour es un precioso disco que nos lleva directos a revivir el primer amor y lo que es más complicado, el desamor que le sigue. Olivia ha plasmado a la perfección esos sentimientos que ha vivido a través de un álbum pop perfectamente cuidado que demuestran que la Generación Z siguen sintiendo tan intensamente el amor como cualquiera de las anteriores. Y es que, por mucho que cambie el mundo, siempre habrá alguien a quien le acaban de romper el corazón.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad