Tamara Gorro confiesa el motivo por el que algunas marcas no quieren contar con ella

Y lanza un mensaje de auto estima desde sus vacaciones en Ibiza

Tamara Gorro

Tamara Gorro reflexiona en sus vacaciones. / Patricia J. Garcinuno/Getty Images

El fútbol ha terminado temporada y antes de retomar el balón, los jugadores disfrutan de sus vacaciones y eso significa que sus familias, también. De ahí que Tamara Gorro se encuentre en Ibiza con Ezequiel Garay y en compañía de buenos amigos.

Se lo está pasando bien, está disfrutando del sol y la playa, del no hacer nada y, en general, de la vida. Pero no es eso lo que quiere transmitir con sus fotos y vídeos veraniegos. No, tiene otro mensaje menos superficial.

“Estás en la playa o en la piscina y ves a una famosa en una revista: ‘Dios, qué elegante, Dios Santo, qué guapa, qué ropa, qué pelo, qué cara tan perfecta’. Y luego te ves tú con estos pelánganos, con estos granazos y dices, ‘pero bueno, ¿y yo dónde quedo?’”, empezaba un discurso sobre la realidad que no todos muestran.

Y que conste que le gusta verse mona, pero no por exigencia de las redes. “Te tienes que ver guapa porque te apetece verte guapa, por eso cuando salimos, te maquillas, te vistes, te ves mona, pero eso no quiere decir que seas menos elegantes. ¿Estamos locos? La perfección no está en la ropa, ni en la cara, ni en el pelo, ni en nada. La elegancia va en lo que uno ofrece, lo que uno entrega, lo que uno transmite”, reflexionaba en unos vídeos que ha colgado en sus stories.

Y andaba lanzada y no ha dudado en desvelar una información sobre la publicidad que hace en redes. “Os voy a contar una cosa que sé que me puede perjudicar, que tampoco es algo malo, es una vivencia mía que me apetece compartirla porque ha pasado. Y no me da ninguna vergüenza porque es una realidad. Ha habido alguna marca o incluso alguna persona que ha llegado a decir, ‘no, es que Tamara no es de nuestro perfil’. Y yo preguntaba, ‘¿cuál es su perfil?’”, preguntaba.

Las marcas no la quieren

Y ella misma daba la respuesta: “La persona que no se meta en jaleos, la persona que no dice lo que piensa, la persona que siempre está perfecta y que no muestra la realidad, la persona que no empatiza. Yo no quiero trabajar con ese tipo de personas. Yo, Tamara, yo, no quiero. Pero ni ahora ni hace 20 años”.

Antes de lanzarse al agua para refrescarse un poco ha querido compartir un último mensaje: “Qué superficial es todo, y lo superficial es visión. Lo que importa es lo de dentro, lo que transmite una persona, lo que empatiza. Por favor, no os dejéis guiar por lo que veáis sino por lo que os transmite esa persona”.

Y para darle más veracidad y fuerza a sus palabras ha recurrido a los amigos que están compartiendo las vacaciones con ella para pedirles que expresaran lo que sienten sobre lo que son y cómo les ven. Personas curvy, calvas o gays que buscan el lado positivo de su imagen, que entienden la perfección a su manera y que pasan de lo que digan los demás.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

  • Frecuencia 7

    1997: Rescate en Nueva York. 40 años del mito postapocalíptico de John Carpenter

  • Cracks

    Nil Moliner: “Me aposté tatuarme en la mítica remontada del Barça al PSG en 2017”

  • Mi Primera Vez

    La “primera vez” de Ana Mena

  • Ver más podcast

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad