Danny Romero sobre su colaboración con Abraham Mateo: “Parecemos los Gemeliers en el videoclip”

Hablamos con él de su nueva etapa en Universal

Danny Romero

Danny Romero comienza una nueva etapa en su carrera. / Foto cedida por Universal

Danny Romero tiene solo 26 años, pero una trayectoria extensa que comenzó allá por 2012 cuando era uno de los primeros artistas españoles que apostaban por el reguetón, un género que todavía no gozaba del estatus que tiene hoy en día. Desde entonces, su carrera ha pasado por varias etapas. Estuvo con Sony, luego siguió de manera independiente y ahora comienza una nueva etapa junto a Universal.

Ha colaborado con artistas como Maluma, Becky G y J Balvin y pese a que reconoce que no ha contado con todo el reconocimiento que esperaba de la industria, está feliz por la respuesta del público.

Su faceta de DJ le ha hecho recorrer todas las discotecas de nuestro país, pero ahora su intención es acercarse a nuevos sonidos y hacer algunos cambios que le acerquen a todo tipo de público.

Empezó el año con las colaboraciones de Nil Moliner y Dasoul y ahora se presenta junto a Abraham Mateo. De todo eso hemos hablado con este canario que está dispuesto a subir un nuevo escalón.

La última vez que hablamos fue en 2018 cuando lanzaste tu primer disco. Tenías muchas ilusiones puestas en él, ¿se cumplieron expectativas?

Fue complicado porque fue un disco experimental y al final, cuando haces experimentos, te pueden salir bien o te pueden salir mal. Para mí fue la experiencia de hacer un disco y de la manera que lo hice. Hubo gente a la que gustó y otra a la que no, pero fue como buscar mi camino.

Ahora comienzas una nueva etapa junto a Universal, ¿cómo lo afrontas?

Estoy super contento, tenemos un equipo humano bastante bueno. Un equipo profesional que lo hace todo al dedillo. Se ve que hay un apoyo fuerte, yo hago lo musical y ellos el trabajo ‘sucio’ como quien dice, el que menos me gusta a mí.

Pasas de trabajar por tu cuenta a una multinacional, ¿coarta libertad?

Como independiente tienes presión porque inviertes en lo tuyo, pero no es tan fuerte como estar en una compañía donde están creyendo en ti y tú tienes que dar el cien por cien. Es esa presión de cumplir con todo como tiene que ser.

Lanzas ahora, Aunque lloraré, con Abraham Mateo, ¿cómo surgió esa colaboración?

Abraham llevamos años de amistad y nos hemos juntado muchas veces en el estudio. Hemos creado canciones y no se daba el momento de sacar una canción juntos hasta que se dio. A él le encantaba lo que tenía hecho con la canción y dijo ‘yo quiero montarme ahí, yo quiero grabar ahí’ y ha sido como nuestra apuesta para esta época de verano con el calorcito, que necesitábamos una canción así y la tiramos.

Entre las muchas cosas que tenéis en común está la labor de producción. Tengo entendido que esta la produces tú, ¿le ha costado mucho no meter mano?

La empecé a producir yo. Era como una canción dance hace como tres años y quise darle otro toque y se la envié a David Cuello que es, en realidad, el productor final de la canción. Cuando se la enviamos a Abraham y había cambiado al estilo que es ahora, reguetón tropical. La escuchó y dijo ‘está perfecta, aquí no me meto, no quiero tocar nada porque está perfecta’. Él como que siempre quiere tocar algo, pero en esta canción me sorprendió que dijera, ‘está perfecta’.

Ya habías colaborado con Lérica (De tranquilote) en 2019, ¿con cuál de los dos hermanos es más divertido trabajar?

Tony es un loco y es, a veces, como más ‘ey, quillo, Danny’ y Abraham es como más niño y pide consejos y es como le tengo más apego porque es el primero al que conocí. Pero con Tony también me llevo genial, pero es más a su bola.

Vamos a hablar del vídeo. Con ese estilismo tan similar nada más empezar, parecéis gemelos, ¿no se ha enfadado Tony Mateo porque te parezcas más tú a Abraham que él mismo?

Parecemos los Gemeliers en el videoclip. Parezco más hermano que Tony, sí, parezco otro Mateo. El estilismo, en la carpa en la que estábamos, quedaba genial ese azul celeste y creo que la gente se ha quedado mucho con lo de la ropa.

Hay una diferencia en este estilismo. Abraham lleva la camisa abierta y tú abrochada hasta el botón del cuello. Tú eres más de mostrar piernas y él pecho, ¿no?

Abraham está más de gimnasio y yo con las piernas peludas que salgo en el videoclip (risas), esa es la diferencia.

Bueno, la tendencia es apostar por la naturalidad…

Eso es, hay que ser natural.

Por cierto, que los fans de Abraham Mateo se han fijado en ese gesto que ha recuperado del AM, ¿no le pediste que no lo hiciera para que no te quitara protagonismo?

Te prometo que no me di cuenta hasta que lo empezaron a comentar y me quedé como ‘pero, ¿qué?’, y ya cuando vi las pautas de su gesto de cuando era más pequeño fue como ‘ay, cabrón’. Lo metió en plan a ver qué decía la gente y le han pillado. En los videoclips de Farruko y otros temas que él tiene, como que ya lo había suprimido y no, me parece un gesto que hizo porque se sentía a gusto, no tenía tanta presión, creo yo.

Eso sí, con Canarias siempre en la boca, ¿cómo está la escena por allí últimamente?

Turismo me debería pagar a mí por nombrar las islas cada dos por tres. Estamos con el tema del covid y tal y tratando de sacar el turismo para adelante, pero la calidad de vida en Canarias es la que es.

¿Y en lo musical?

Yo creo que es el momento más fuerte ahora mismo dentro del género urbano latino comercial. Creo que es el momento más fuerte de las islas en artistas. Creo que hay una generación joven de artistas que lo están haciendo de locos. Ayer mismo salía PtaZeta en el Times Square, es algo impensable antes. Era muy difícil salir de las islas Canarias antes para fuera, ya para la península era complicado y, ahora, con todos los medios que tenemos, se está viendo el talento que hay.

Aunque lloraré es una de varias colaboraciones que has lanzado en lo que llevamos de 2021. Dasoul (Un clásico) o Nil Moliner (Se me va) fueron antes, ¿qué destacarías de cada una de estos temas?

Nil es un amor de persona. Tanto componer como estar de barbacoa con él es guay y, aparte que es otro genio de la música, con un sentimiento profundo al escribir letras y se muestra en todas las canciones y todas las letras tan bonitas que tiene. Teníamos que juntarnos. Era muy difícil fusionar su estilo con el de él y al final llegamos a un punto en el que buscamos una línea bastante pop y quedó genial para mi gusto personal.

Lo de Dasoul, es amigo desde años y cuando me envió la canción, lo que tenía el beat de reguetón, como los tiempos de antes fue como ‘me quiero montar ahí’. Lo hicimos y salió para adelante. Salió un videoclip también super cool.

Tú lo has dicho, un beat como los de antes, ¿sientes nostalgia de aquellos tiempos?

Yo creo que está volviendo, cada vez se están escuchando más esos punteitos como de bachata, dembow de antes, un poco más actualizado, pero están volviendo las raíces. Creo que la gente necesita aire, bailar, alegría, y por eso los artistas están viendo que el reguetón que se estaba haciendo está bien, pero se necesita hacer música como más alegre.

Sabiendo que tu padre viene más de esos orígenes de la canción de autor y el pop, supongo que, puestos a elegir, se quedaría más con la de Nil, ¿no?

Seguro porque es más cantautor, la puedes cantar con guitarra y queda precioso, con piano. Tengo canciones un poco de todos los estilos y me estoy adaptando un poco más a la línea pop y me siento a gusto, he mejorado vocalmente estos años y me siento más a gusto en esos ritmos.

Dices que ahora te acercas más a esas líneas pop justo en un momento de eclosión de lo urbano, ¿te gusta ir a contracorriente?

Es arriesgado porque al final es tocar fusionar el género urbano y llevarlo más a lo limpio y a que lo pueda escuchar tipo de público, sin perder esa esencia de baile. Quiero llegar a eso, a ser un artista que se pueda subir a un escenario y haya gente de todas las edades, no solo centrarme en hacer discotecas, que es lo que llevo haciendo muchos años. Creo que ese es el paso para subir un escalón. Hay mucho artista urbano, hay mucha competencia ahora, hay mucha gente buena haciendo urbano. Me he recorrido todas las discotecas de España como artista urbano con el electro latino y hoy en día hay mucho artista urbano y cada uno tiene su flow y se está haciendo muy bien y yo me quiero despegar en que puedo hacer una cosa y la otra y que un día pueda sacar una bachata, otro día una canción pop, R&B, reguetón, merengue y que eso lo aprecie la gente.

Estamos en la era de las colaboraciones donde ya caben todo tipo de combinaciones, pero, ¿qué crees tú que tiene que tener una para que funcione?

Es complicado porque muchas colaboraciones son forzadas y no transmiten. Hoy en día, que se puede componer a distancia sin tener que pasar por ese filtro de las compañías y tal, eso transmitirá más porque al final conoces a la persona con quien estás componiendo y llegas a un punto de entendimiento que hace que después la canción crezca, por ejemplo, con de Nil fue así. Se vino para las Canarias, hicimos barbacoa, estuvimos en una terraza. La canción no está grabada ni en un estudio de grabación, está grabada en una mesa de una terraza, con el micro ahí, él con una cerveza al lado y eso se transmite.

Y lo de Abraham es porque yo tengo una confianza tremenda con él. Lo hicimos a distancia, pero ya sabía por dónde yo iba y lo que quería y me iba mandando audios, ‘oye tío, ¿te mola esto?’. Esa comunicación es diferente a que te cierran una colaboración forzada y te lleguen las voces del artista y cuando te llegan te comiste eso porque es lo que hay y ya está y son sólo números. Al final te juntan con alguien para crecer en números, que me parece bien, para eso está el negocio de la música, pero creo más en el componer y hacer ese tratamiento personal.

¿Cuál sería tu asignatura pendiente en esto de las colaboraciones?

Lo he comentado varias veces. Obviamente, si pudiera hacer alguna cosa con Daddy Yankee algún día diría ‘ya está, hasta aquí he llegado, ya no hago nada más, me retiro y ya está’. Se va acercando el momento en el que Daddy -aunque parece Benjamin Button, que va rejuveneciendo- ya no va a estar y no me quiero quedar sin la colaboración.

Otra de las cosas que hemos visto este tiempo es la proliferación de colaboraciones entre artistas latinos y anglos, ¿cuál sería tu artista anglosajón?

Me gusta lo último que hizo Justin Bieber. Me gusta Bruno Mars… pero estamos hablando de nombres tops. Ed Sheeran, que ya ha colaborado con Balvin, creo… hoy en día se pueden hacer las cosas, pero tienes que tener unos números de locos para llegar a eso.

Con esto de la pandemia los músicos y los DJs lo han tenido muy complicado, ¿cómo has afrontado tú este tiempo?

Ha sido complicado porque no ha habido casi actuaciones, en la última que hice me llevé el covid conmigo, imagínate cómo está la situación.

¿Cuándo fue eso?

Hace unas semanas que lo pasé ya, todo bien, dentro de lo que cabe. Pero eso, está muy complicada la cosa, hay que ser responsable y, sobre todo, que el público sea lo más responsable posible para que cuanto antes se acabe esto, antes se podrá disfrutar como antes, que, si no, esto no mejora. Pero bueno, van saliendo actuaciones, con las medidas.

Esto va muy rápido y aunque acabas de sacar canción supongo que ya estás pensando en lo siguiente, ¿qué tienes en mente?

Sigo componiendo. Me vienen melodías o letras y cada semana o cada dos semanas tengo una canción nueva. Estoy creando bastante música y va a salir música guay porque me encuentro en un momento en el que estoy super contento y super ilusionado y cuando estás así, van saliendo las cosas solas, así que va a salir mucha música.

Dices que ahora te encuentras ilusionado, ¿eso es porque vienes de un momento en el que no lo has estado?

Sí, sí, sí, en la industria hay momentos en los que pierdes la ilusión y ves que pasas de estar en primer plano a que te pasan a un segundo plano. Pero es normal. Son muchos artistas y no pueden abarcar tanto. Ahí sí que pierdes un poco de ilusión porque te veías para subir el escalón y bajas tres peldaños y es esa frustración. Pero todos los artistas y personas tienes momentos así y yo los he tenido, pero no hay que perder la ilusión.

¿Y a qué te agarras en esos momentos Danny?

A mi gente, a hacer vida normal e intentar estar lo máximo positivo posible, porque en cuanto estás así empieza a salir todo, empiezan a salir las canciones que de verdad enganchan. Intentar no frustrarse, creer en tu talento y para adelante.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad