Mari Cielo Pajares se desespera en ‘Sálvame’ mientras discute con su madre y asegura que no tiene padre

La actriz confesó que no se encuentra bien y que está en tratamiento por depresión

Mari Cielo Pajares

Mari Cielo Pajares se desespera en 'Sálvame' hablando con su madre. / Imagen de 'Sálvame'

Mari Cielo Pajares no se encuentra nada bien. Es la conclusión que sacamos tras verla en Sálvame a donde acudió para hablar de lo mal que lo está pasando. Confesó sufrir una depresión desde hace un par de meses y es que, las cosas no le están resultando fáciles. La actriz sufrió un trombo yugular y tras recuperarse fue atropellada. Por si eso no fuera suficiente, cuando salió del hospital, tuvo que sumar a los problemas de salud, los económicos por la falta de trabajo.

Fue entonces cuando decidió publicar en internet fotos suyas desnuda para obtener ingresos que le permitieran pagar su casa y la de su madre que, por aquel entonces, sufría agorafobia. Una situación y una nueva ocupación laboral que le acabó pasando factura psicológica. No ayudó el hecho de romper con su pareja.

Y en todo este trance ha echado de menos tener el apoyo de su madre. Y de todo eso ha hablado en Sálvame con Paz Padilla y los colaboradores. Aunque a su madre, Chonchi, no le ha gustado nada que airee la situación.

Discusión en directo

Está claro que madre e hija están en puntos distintos y no logran entenderse. Mientras Mari Cielo reclamaba más amor y atención de su madre, ella dejaba claro que en más de una ocasión su hija la echaba de su lado o no la permitía entrar en las consultas médicas con ella.

Tienen una relación un tanto tóxica en la que Mari Cielo se ve obligada a llamar a su madre todos los días mañana y noche. Una rutina que termina por agobiarla y es por eso que pide espacio y la posibilidad de tener algún día de desconexión.

Cuando uno está mal, toca ser madre y yo te había dicho, mamá, que estaba bien, claro que estaba bien después del accidente, qué te voy a decir desde la UCI. Si estuviera bien no estaría en la UCI”, le echaba en cara.

“Yo he estado siempre, siempre, siempre y ella lo sabe. Siempre estoy aquí, aunque chille, aunque esté nerviosa, aunque no podamos hablar porque sea un monólogo por su parte o la mía. Si la llamo porque la agobio y la controlo y si no, me reclama amor”, se defendía una madre que se confesó incapaz de entender a su hija y saber cómo ayudarla. No entendía que la imagen que estaban dando con su discusión pública es de mala relación entre ellas.

“Mamá olvídate de lo que opine la gente, que no estoy bien. Olvídate por un minuto de lo que opina la gente, por favor. La imagen que estamos dando, a mí me importa tres mierdas la imagen que estoy dando yo hoy, y me va a perdonar la audiencia”, gritaba desesperada y entre lloros su hija.

Terapia compartida

Y la cosa no mejoraba cuando Paz Padilla le preguntaba si no contaba con la ayuda de su padre, Andrés Pajares. “No tengo padre. Como padre que me ha dado la vida le deseo todo lo mejor del mundo, de verdad lo digo de corazón, pero ya está”, admitía.

Y cuando le pidió a su madre que la acompañara a terapia para que ambas pudieran aprender a manejar su relación de una manera sana, la madre bromeaba negándose porque ya había ido bastante a terapia con su padre. Aunque al final aceptaba pidiéndole que luego no la echara de la consulta.

Finalmente, y viendo que madre e hija no llegaban a un entendimiento, Mari Cielo acabó diciéndole lo mucho que la quería.

Está claro que les queda mucho trabajo por delante.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad