Anabel Pantoja estalla en lágrimas ante las palabras de un ecologista sobre su boda

Después de una semana con mucha tensión, se desahoga en ‘Sálvame’

Anabel Pantoja

Anabel Pantoja llora una vez más en 'Sálvame'. / Imagen de 'Sálvame'

“No te enfades”. Esas fueron las primeras palabras que le dijo Pedro a Anabel Pantoja en Sálvame. Un ecologista que ha intentado explicarle lo que ha ayudado el tema de su boda en La Graciosa para que se hable de un problema real.

“Vengo a agradecerle que la problemática de La Graciosa y la problemática de los destinos hiper turistizados, se conozca. Eres una gota de alegría en medio de un desierto”, le decía para sorpresa de Anabel que se esperaba una reprimenda. No podía aguantar las lágrimas de la emoción y se echó a llorar consiguiendo aliviar un poco de tensión.

Desde que anunció que en breve se iba a casar en esa isla canaria, son muchos los que han criticado su decisión por el impacto medioambiental que puede suponer una celebración de ese tipo en un espacio protegido.

Anabel confiesa su sufrimiento

“Llevo tres días de los ecologistas, de que ponía en peligro la biosfera, los parques naturales. Llevo tres días pasándolo muy mal. Si este señor viene a agradecérmelo, ¿por qué se hacen tres cebos en contra de mí, de la biosfera, de los animales, de los países, de las playas y de todo? ¿Creéis que me lo merezco? Pues no, no me lo merezco”, les decía Anabel a los directores del programa.

“Yo soy la primera que cuando conocí La Graciosa hace cuatro años, me enamoré de ese paisaje, de ese paraje natural que tenemos en España, que no lo sabe mucha gente. Que intentamos no decirlo para que no vaya mucha gente y se pierda el paraíso. Pero siempre fomento el turismo en las islas en general, no solo en La Graciosa. Cuando decido no poder celebrar mi boda por la pandemia en Sevilla, digo, ‘si estoy con un canario y La Graciosa para mí, es un paraíso mental, decidí ir allí para hacer un acto simbólico en la playa. Pero, no hacer una celebración, no beber en la playa, no hacer nada en la boda. La celebración es en otro sitio”, explicaba sobre sus intenciones.

Ha vivido con mucha angustia todas estas manifestaciones que ponían en cuestión su boda. “Me sentía impotente el que no me entendieran ni los ecologistas, ni los naturistas, ni la gente de Canarias. Me sentí impotente porque en mi propio programa se me ponía en contra y no me dejaban ni explicarme. Ha habido 500 bodas en La Graciosa, yo solo quiero pisar esa arena que me ha dado tantos momentos bonitos y, después, celebrarlo en una casa”, confesaba.

La influencia mediática de Anabel

El ecologista insistía en la necesidad de concienciar sobre el impacto del turismo en numerosos lugares, no solo en Canarias. Un claro ejemplo es lo que está ocurriendo en Venecia. “El turismo es necesario para muchos lugares, pero hay que cuidar los territorios que justificaron que vaya mucha afluencia turística. Tu boda es muy mediática y aflora los problemas que estaban silenciados en un lugar que está declarado por la comunidad autónoma de Canarias como parque natural. Hacía falta tu boda, tu presencia, eres una persona con mucha influencia, para que se hable de esto”, le decía a Anabel.

Ya queda menos para que llegue su boda con Omar Sánchez y cuando todo acabe no se lo va a creer.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Elige una emisora

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad