Belén Esteban y Kiko Jiménez se ven la cara en ‘Sálvame’ tras la polémica portada en la que se alude a Miguel

"Será lo que tú quieras, lo que tu potorro quiera"

Kiko Jiménez

Kiko Jiménez arremete contra Belén Esteban. / Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images

Sabemos muchas cosas de Belén Esteban y su marido”. Ese es el titular en la revista Lecturas que ha levantado ampollas entre Kiko Jiménez y la princesa del pueblo que han protagonizado un enfrentamiento, bastante calmado para lo que son ellos, en su programa, en Sálvame.

En una entrevista en esta publicación, Kiko Jiménez asegura que conoce muchas cosas del marido de Belén porque ha vivido cuatro años enfrente del hospital donde trabaja. No duda en insinuar hasta una deslealtad y no duda en afirmar que tiene muchísima información y que el día que se separe la pareja, arderá Troya.

En otros tiempos, Belén Esteban hubiera montado en cólera y se hubiera puesto como un basilisco, pero ahora ha encontrado la manera de controlarse y no dar demasiado protagonismo a personajes como Kiko Jiménez y lo demostró este miércoles tarde cuando ambos acudieron al programa para hablar del tema.

Parece que al novio de Sofía Suescun no le gustó el enfoque con el que se trató el tema en los cebos. “Estoy muy cabreado por cómo ha empezado el programa. Aquí hay dos caminos, que todos lleguemos a un acuerdo y nos entendamos y sigamos trabajando con cordialidad y armonía, o que alguien, hoy sin ir más lejos, abandone el plató”, empezaba diciendo.

Kiko carga contra Sálvame

“¿Tú ves normal empezar así, con ese cebo, tergiversando la situación, manipulando al espectador? ¿Obsesionado yo? ¿Intentando hundir yo? Nosotros lo que hemos hecho es un contra ataque, no un ataque”, añadía Kiko que aseguró que está harto de que intenten destruirle. Asegura que no se calla ni uno y que por muy intocable que sea Belén, no se va a achantar.

Recordó el primer día que llegó a trabajar y Belén acusó a Sofía de haberse acostado con un colaborador del programa. Ella acabó demandándola y reveló que hablaron fuera de cámaras y acabó convenciendo a su chica para quitar la demanda. Tras dar sus explicaciones a Paz Padilla, llegó el momento de hablar para Belén.

“Si a mí me viene muy bien el papel de villano, si tiene que haber siempre un buen villano para que vosotras, las víctimas, que os encanta ir de víctimas por la vida, os echéis un llantito y digáis, ‘venga, así por lo menos, brillo’, a costa del villano”, le decía Kiko a Belén cuando ésta enumeraba los compañeros con los que había tenido algún enfrentamiento.

Cruce de acusaciones

María Patiño sí perdió un poco más los nervios y le advirtió a Kiko de que con ella no, que su vida era muy limpia y que no iba a consentir ningún tipo de amenazas por su parte. Así que, Kiko se centró en Belén.

“Llevas 30 años trabajando, hablando de los demás, entre otros, yo y Sofía Suescun. Hemos estado en muchos realities, hemos tenido parejas conocidas y tú te has hartado de hablar y has tratado a Sofía de lo peor”, se defendía Kiko para avalar su derecho a hablar de su compañera.

Belén, por su parte, tiraba de sarcasmo: “Estoy de acuerdo en todo lo que dice Kiko Jiménez, todo, todo, todo, todo… es más, lo vuelvo a repetir, gracias… Paz, ¿tú te crees que yo voy a entrar?”. A lo que Kiko insistía: “Si hoy tienes brillo es gracias a mí, se agradecida por lo menos”.

“Qué pena es no tener trabajo y venir un día a la semana”, contra atacaba Kiko que se defendía. “Cuando tenías 29 años, ¿qué te gustaba? ¿ir a las plazas de toros?”, le preguntaba.

“¿Y a ti las cárceles?”, le contestaba Belén antes de irse a hablar con el director del programa para decirle que esto es lo que quería. “Hablo de eso. Yo no voy a vetar ningún tema de mi vida porque estoy muy orgulloso”, aseguraba, “será lo que tú quieras, lo que tu potorro quiera. Tu potorro aquí sentado en la silla, tarde tras tarde, con la cara hasta el embrague”.

Belén insistía, de una manera calmada, en que no quería que Kiko la interrumpiera cada vez que hablaba. “Mi marido en la vida, por no salir, no salió ni en la exclusiva de nuestra boda, ¿me entiendes? Entonces, que hable de mí lo que quiera porque yo soy personaje público”, pedía.

Kiko explicaba por qué había metido en su enfrentamiento a Miguel: “Porque yo pago con la misma moneda. O te ganas el respeto o te pisan, te atropellas y te escupen. Entonces, yo he decidido, por mi personalidad, por mi forma de ser, ganarme el respeto. ¿Cómo? Pagándole con la misma moneda. Tú hablas de mi pareja, yo hablo de la tuya. Y lo que yo he hablado es lo que ella ha dicho”.

Un enfrentamiento que tiene pinta de que seguirá dando que hablar y que se irá recrudeciendo porque no parece que vayan a llegar a un entendimiento.

Belén tenía un mensaje de su marido para Kiko: “Gracias forever porque gracias a vosotros toda España sabe que mi matrimonio no vale para nada, gracias Kiko por abrir los ojos a toda España, forever ¡Viva tu público y viva tú! Has dicho verdades como puños”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad